Facebook Twitter Google +1     Admin

CARICIAS DE ACERO

20130714132722-huy.jpg

La violencia hacia la mujer en Cuba es un fenómeno latente que incide sin distinción de raza, religión, nivel cultural o económico.

HUY VU QUANG,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

La negación de palabras, discusiones constantes y los celos excesivos constituyen evidencias del maltrato físico y psicológico que sufre la mujer en Cuba, según los resultados de una consulta a 150 parejas para un análisis de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en año 2012.

“En el mundo el maltrato hacia la mujer  por su condición es un problema aún por resolver y nuestro país no escapa al desafío, este es también un fenómeno latente en la sociedad cubana”, expresó Susana González, vicepresidenta de la FMC y colaboradora de la Convención para Erradicar la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) perteneciente a la ONU.

“Consultamos varias soluciones para eliminar la violencia contra la mujer a nivel internacional para poderlas aplicar en el contexto propio cubano y logramos algunos cambios positivos”, argumentó.

Según la vicepresidenta, en Cuba existen tipos de agresión física, psicológica o sexual, sin distinción de raza, religión, nivel cultural o situación económica. Especialmente, la violencia psicológica.

Adrián Martínez, especialista de la Oficina del Trabajo Nacional para la Atención y la Prevención de la Violencia Familiar, perteneciente al Ministerio de Justicia, agregó: “Los maltratos físicos se notan frecuentemente en las familias de bajo nivel de educación y economía; ocupan más de 80 por ciento. En paralela, los casos de abusos psicológicos son difíciles de intervenir y ejercidos por las clases de mayor estatus”.

Martínez explicó que las mujeres con golpes físicos se notan en la vida cotidiana y con esos testimonios, se llega a juzgar al delincuente. Sin embargo, el daño mental es imposible de detectar, mientras que tortura más a la mujer, ya que muchas no quieren contarlo a los demás o son tratadas como dependientes de su esposo económicamente.

Un estudio realizado por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE)  en el año 2012, muestra que actualmente en Cuba la violación contra la mujer ha disminuido con una tasa de incidencias de 114 lesiones por cada mil habitantes, con respecto a 122 por mil en año 2011.

Se señalan que el 71 por ciento de las familias han pasado una situación violenta y, en tal aspecto, el 67 por ciento de los niños han visto golpear a su madre y discutir fuertemente a sus padres.

Celeste Rodríguez García, abogada especializada en Derecho de la Familia del Bufete Colectivo de 23 y J, en el Vedado, planteó: “El gobierno cubano se ha esforzado mucho en la eliminación de la discriminación de la mujer que, en nuestra sociedad, tiene los mismos derechos que los hombres”.

Citó  del artículo V de la Convención sobre los derechos de la mujer, establecida el 20 de diciembre de 1952, que dicta cualquier discriminación hacia la mujer en la sociedad.

Mariana López, profesora de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, afirmó que la mayoría de las mujeres no declaran estas situaciones porque sienten vergüenza y miedo de contar y reeditar la situación de su vida ante la policía o un profesional. Otra parte, aguanta el dolor para salvar su propio hogar y no querer afectar a sus hijos.

“La vida me jugó una mala pasada. Tenía la felicidad antes del matrimonio, pensaba que podría construir un hogar bonito con mi esposo. Pero todo cambió luego de la boda, él siempre llegaba a la casa muy tarde, con tremenda borrachera, y me daba golpes donde pudiera. Así pasaba los días, con pena y miedo”, confesó María Elena*, quien fue víctima de maltrato físico y abuso sexual por parte de su pareja.

Hoy, la FMC ayuda a María Elena a incorporarse a la Casa de Atención a la Mujer y la Familia. Además, se matriculó en el curso de peluquería y sigue en el plan de rehabilitación moral en la misma organización.

“El problema existe desde la prehistoria  y se encuentra en todos los países, por eso no se elimina en un corto plazo. Espero que con una educación integral que tenemos en Cuba, nuestra misión se ejercerá más favorablemente”, comentó Susana González, vicepresidenta de la FMC.

*El nombre fue cambiado a petición de la fuente.

Ficha técnica:

Tema: La violencia contra la mujer en Cuba.

Propósito: Analizar los casos del maltrato hacia la mujer y mostrar las opiniones de los especialistas.

Objetivos colaterales: Las maneras de la eliminación de la violencia contra la mujer y los casos actuales de la sociedad cubana.

Hecho: El estudio realizado de la ONE.

Contexto: La violencia contra la mujer aumenta cada día a nivel internacional. En Cuba han intentado eliminar esa situación.

Antecedente: Los maltratos hacia la mujer siempre han sido un problema no solo en Cuba sino del mundo entero.

Estrategias de fuente:

No documentales:

Susana González, vicepresidenta de la Federación de Mujeres cubana (FMC) y colaboradora de la Convención para Erradicar la Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

Adrián Martínez, especialista de la Oficina del Trabajo Nacional para la Atención y la Prevención de la Violencia Familiar, pertenece del Ministerio de Justicia.

Celeste Rodríguez García, la abogada especializada de Derecho de la familia del Bufete Colectivo 23 y J, en el Vedado.

Mariana López, profesora de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana.

María Elena, víctima de maltrato físico y abuso sexual.

Documentales:

Sistema Estadístico Nacional (ONEI): http://onei.cu

Artículo V de la Convención sobre los Derechos de la mujer, establecida el 20 de diciembre de 1952.

Tipos de juicios:

De valor: Valoraciones sobre la situación actual de la mujer cubana.

Disyuntivo: La víctima del maltrato.

Analítico: Los análisis de los especialistas.

Tipo de título: Llamativo.

Tipo de Lead: Especial de Resumen.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris