Facebook Twitter Google +1     Admin

¿PROTEGE CUBA A SUS “PECES CON ESCUDOS”?

20130726044756-dayron.jpg

La Isla cuenta con cinco de las ocho especies de tortugas marinas consideradas en peligro de extinción en el mundo. Especialistas y directivos defienden la eficacia con que se cuida a este reptil, uno de los seres vivos más primitivos del planeta.

DAIRON MIRANDA QUINTERO,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Mi Tortuguita/ returtuguea/ con el cangrejo/ de la batea/ y con la espuma/ de la marea./ Mi Tortuguita/ se va a jugar/ con un pez chico/ dentro del mar./ ¿Esta traviesa/ sabe nadar?/ Llega la noche,/ ha oscurecido,/ mas Tortuguita/ quieta en su nido,/ no se da cuenta/ ya se ha dormido.

Este fue uno de los textos presentados, en el Primer Festival de las Tortugas Marinas, celebrado en 2012, y que próximamente en el mes de mayo arribará a su segunda edición, auspiciado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés). El estudiante pinareño de ocho años, Yanquiel Borroto, vecino del poblado costero de La Coloma, quiso expresar con el poema la admiración que siente por el reptil, considerado en peligro de extinción por organizaciones medioambientales internacionales.

Si tomamos en cuenta que de las ocho especies conocidas en el mundo cinco se encuentran en la plataforma cubana, sería válido formularnos una pregunta de innegable relevancia: ¿nuestro país desarrolla indagaciones y programas efectivos para el manejo y la conservación de las tortugas marinas?

Antecedentes y nuevas perspectivas conservacionistas

Para proteger a esa valiosa especie Cuba estableció desde enero de 2008 la veda total del reptil, al suspender su pesca para asegurar el desarrollo natural, teniendo en cuenta que una tortuga tarda de 30 a 40 años en alcanzar la adultez y que su captura indiscriminada es una de las principales causas de la disminución del número de ejemplares. La resolución 009 de ese año, del Ministerio de la Industria Pesquera (MIP), derogó por tiempo indefinido el permiso de captura controlada en los dos únicos sitios tradicionales destinados a ese fin, Nuevitas e Isla de la Juventud.

Joel García, funcionario de dicho Ministerio, acota que en el 2012 se impusieron más de 170 sanciones, entre multas y advertencias, tanto a vendedores como a compradores de la carne de caguama, en específico.  La cifra a pagar se corresponde con la cantidad de libras que se comercializan de forma ilícita y puede superar los 800 pesos en moneda nacional.

Armando*, vendedor de carne de caguama, asegura que por muchas sanciones que le impongan va a seguir vendiéndola porque por muy costosa que sea la multa, jamás se comparará a la ganancia que él obtiene en un solo “negocio”.

Hugo Valdés, director del Centro de Investigaciones Marinas (CIM), de la Universidad de La Habana, comentó en una entrevista concedida en 2012 a Prensa Latina, que el Estado, en coordinación con el Fondo Mundial para la Naturaleza e instituciones de Australia y Japón, efectúa rastreo satelital mediante sensores, en aras de ubicar sus lugares de desarrollo y preservarlos de la caza indiscriminada, en particular.

El directivo agregó que en espacios naturales como la Península de Guanahacabibes, en Pinar del Río, el trabajo de educación ambiental y las acciones de monitoreo para facilitar el desove y evitar la pérdida de ese quelonio, permiten afirmar que las variedades que allí anidan, principalmente tortugas verdes y caguamas, gozan de buena salud.

Tortuga marina v/s cambio climático

“El cambio climático es un tema preocupante no solo para los seres humanos, pues este fenómeno en ascenso podría provocar la extinción de una cantidad alarmante de especies, entre las que sobresalen las migratorias, las cuales enfrentan una situación crítica hoy día, debido al calentamiento global”, expresó el Doctor en Ciencias José Rubiera, Director del Centro Nacional de Pronósticos del Instituto de Meteorología.

Respecto al fenómeno de la migración José Luis Gerhartz, representante del Fondo Mundial para la Naturaleza, declaró a Prensa Latina que “algunos de los quelonios que llegan a costas cubanas viajan después a países vecinos, mientras otros permanecen en los alrededores del archipiélago. Cada uno de ellos puede regresar en siete oportunidades a la playa donde nació, durante una misma etapa de desove, para dejar descendencia”.

Yanet Forneiro, especialista de la Empresa Nacional de Flora y Fauna, acotó que los desastres naturales desestabilizan además la temperatura de incubación (29 grados Celsius), proceso imprescindible en la determinación del género, en el que casi siempre peligra el macho.

Un estudio realizado en 2012 por el Centro de Investigaciones Pesqueras (CIP) plantea que las consecuencias para la especie cuando coincide su etapa de reproducción con intensas temporadas ciclónicas, ocurren los hechos más lamentables, como la destrucción de los nidos, huevos y neonatos (crías). Esta situación en particular fue observada en los Archipiélagos de los Canarreos y Jardines de la Reina durante el paso del huracán Paloma (2008); en la baja anidación de la tortuga carey durante el azote de Isidore y Lily (2002); y en la transformación gradual de determinados litorales costeros, “protagonizada” por Michelle (2001), Charley (2004), y Gustav e Ike (2008).

Julia Azanza, experta del Centro de Investigaciones Marinas, comenta que “el resultado de profundas indagaciones científicas en Cuba y el resto del Caribe, respaldadas por el Fondo Global de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, propiciará la adopción de medidas u orientaciones medio ambientales bien fundamentadas, y respaldadas económicamente, las cuales permitirán, en un futuro no muy lejano, preservar a ese valioso animal”.

Ecoturismo: una propuesta “razonada”

La construcción de un complejo hotelero de 400 habitaciones en Cayo Largo se encuentra en marcha, pero muchos turistas no están de acuerdo con el programa o estructura de edificación, como el mexicano Parmenio Morales, quien califica ese tipo de planes como “disparatados”. “Estuve hace un par de años en Cayo Santa María y aún se puede salvar, pero cada vez le dejan menos espacio a la fauna y creo que hay que reservar playas para las tortugas o no tendrán ningún sitio para anidar”, comentó en el sitio http://cienciadecuba.wordpress.com.

“La observación de tortugas marinas durante la etapa de anidación, sobresale entre las nuevas opciones del ecoturismo, como en el Parque Nacional Guanahacabibes, fundado hace más de una década en la península cubana homónima. En las noches desde mayo hasta septiembre, se organizan en el paraje recorridos a las playas con el fin de presenciar la llegada de los quelonios para hacer sus nidos, propuesta preferida por turistas europeos y de otros continentes”, comentó a Prensa Latina, Osmani Borrego, científico local.

El investigador afirmó que es una oferta de gran demanda en la actualidad, pues posibilita ver tanto el arribo de los reptiles como sus nidadas, pero que “durante la temporada de anidación deben reforzarse las acciones para preservar intactos a esos habitantes del océano, venerados por antiguas culturas que los denominaban “peces con escudos”.

“En la arena se montan campamentos de voluntarios para cuidar los huevos, proseguir las pesquisas y garantizar la preservación de estos ejemplares. Durante la etapa de nacimiento de las crías se fortalecen las acciones para su protección entre las que figuran recorridos nocturnos, vigilancia de las zonas de mayor presencia de las tortugas y el patrullaje por los litorales”, argumentó el Máster en Ciencias, Lázaro Márquez, director del Parque Nacional Guanahacabibes.

…Y entonces, ¿Cuba protege a las tortugas?

Pescadores de las localidades que cazaban tortugas recibieron fondos de la Agencia Internacional Canadiense de Desarrollo (CIDA, por sus siglas en inglés) para buscar otras fuentes de ingresos y modernizar sus flotas. "Las comunidades costeras se irán incorporando a las investigaciones sobre tortugas, protegerán los nidos y ya no se consumirá la carne", considera el funcionario Joel García.

Armando*, afirma que es un negocio muy efectivo para sus ingresos y para la satisfacción del comprador, pues “aunque la libra cueste 50 pesos en moneda nacional y no esté al alcance de toda la población, al ser un alimento de tan buena calidad, si a la persona le gusta y tiene el dinero para comprarla, lo hace sin pensarlo mucho”.

Estela*, cliente de Armando*, manifiesta que la mayoría de las veces que la ha comprado ha sido más por una necesidad que por un gusto: “Esa carne es muy sana, tiene un alto contenido proteico y a la gente enferma como yo, nos viene de maravilla”.

Acerca de la política conservacionista, Gonzalo Nodarse Andreu, especialista del Centro de Investigaciones del propio Ministerio, subrayó que esta y el monitoreo sistemático sobre las especies, principalmente en playas de anidación y áreas donde se alimentan, permite conocer la situación, profundizar en el estudio y trazar una adecuada estrategia para su control y empleo.

Puso como ejemplo de eficacia al centro de cría de tortugas marinas del país ubicado en el subarchipiélago de los Canarreos, en el que se investigan y devuelven al mar cuando alcanzan cierto tamaño esos grandes reptiles, pertenecientes a uno de los grupos de seres vivos actuales más primitivos del planeta.

“A diferencia del resto del mundo, donde las tortugas marinas están amenazadas o en peligro de extinción, en Cuba la población de esos animales crece como resultado de su protección, y continúan las restricciones para su captura y comercialización establecidas por organismos internacionales, de los cuales el país es miembro y uno de los pocos que ha legislado el uso sostenible de sus recursos naturales”, concluyó Nodarse.

Recuadro:

DE LA ERA MESOZOICA AL SIGLO XXI

Inició su evolución en el período Triásico de la era Mesozoica, hace más de 180 millones de años. Gracias a que ha sobrevivido a cambios climáticos muy extremos es valorada como importante sustento alimentario y económico de determinados grupos sociales, pertenecientes la mayoría a regiones costeras.

La tortuga marina vive de 150 a 200 años, según su variedad, y logra alcanzar nadando entre 27 y 35 kilómetros por hora. En lugar de dientes posee picos cortantes y un cuello conformado por ocho vértebras, que puede retraerse dentro del caparazón.

Los quelonios más comunes registrados en Cuba son la tortuga verde (Chelonia  mydas), la caguama (Caretta caretta) y el carey (Eretmochelys imbricata), y los menos comunes son el tinglado (Dermochelys coriacea) y la tortuga golfina (Lepidochelys olivacea), encontrados en raras ocasiones.

La causa de su rápida adaptación a las condiciones naturales del archipiélago radica en la existencia de vastas praderas de fanerógamas marinas (planta que constituye su principal alimento), abundantes áreas de arrecifes coralinos y playas arenosas, adecuadas para su alimentación y/o reproducción. Aunque las cinco especies se distribuyen en casi toda la plataforma, la mayor parte se concentra en los Jardines de la Reina, Cayo Largo del Sur, Parque Naciona, cayos de San Felipe, Isla de la Juventud y la Península de Guanahacabibes.

En las últimas décadas factores como la sobrepesca comercial, la captura incidental, el comercio ilícito, la destrucción de los hábitats de alimentación y anidación, y la contaminación de las aguas, han diezmado de forma considerable sus poblaciones.

Pie de foto: Especies de tortugas registradas en Cuba.

Ficha técnica:

Tema: Las tortugas marinas.

Objetivo principal: En Cuba se protegen las tortugas marinas.

Objetivos colaterales: Razones por las cuales en Cuba se deben proteger las tortugas marinas. Características e importancia de la especie. Quelonios registrados en la Isla. Causa de su rápida adaptación a las condiciones del archipiélago y principales lugares donde se distribuyen. Factores que han diezmado sus poblaciones. Medidas tomadas en el pasado y nuevas estrategias para su protección. Estado actual. Influencia negativa del cambio climático y posibles acciones para controlar sus efectos. Consecuencias del ecoturismo y formas de prevenirlas. Comercio ilícito de la carne de tortuga. Política conservacionista y resultados de esta.

Estrategia de fuentes:

Documentales:

Moncada, Félix. Principales áreas de anidación de las tortugas marinas en el archipiélago cubano. Revista electrónica de la Agencia de Medio Ambiente 20: 4-11; may-jun, 2011.

Azanza, Julia (2009). Estrategia reproductiva de la tortuga verde, Chelonia mydas, (Testudines, Cheloniidae) y su impacto en la estructura genética de áreas de anidación del occidente del archipiélago cubano. Tesis de Doctorado, 135 pp.

Prensa Latina (2012). Festival de tortugas marinas en occidente cubano. [en línea]. [Consulta: 6 de abril de 2013] CiberCuba.com.

Centro de Investigaciones Pesqueras (CIP). Centro de Información. Desastres naturales. Consecuencias para las especies marinas, 2012.

Cabrera Domínguez, Alina (2012). Hasta septiembre desove de tortugas marinas en Guanahacabibes. [en línea]. [Consulta: 6 de abril de 2013] web@radiorebelde.icrt.cu.

Portal de la ciencia cubana: cienciadecuba.wordpress.com.
 
No documentales:

Yanquiel Borroto, estudiante pinareño del poblado de La Coloma. [Fuente favorable].

Joel García, funcionario del Ministerio de la Industria Pesquera (MIP) [Fuente especialista y favorable].

Doctor en Ciencias José Rubiera, Director del Centro Nacional de Pronósticos del Instituto de Meteorología. [Fuente especialista].

Yanet Forneiro, especialista de la Empresa Nacional de Flora y Fauna. [Fuente experta].

Julia Azanza, especialista del Centro de Investigaciones Marinas. [Fuente experta y favorable].

Armando*, vendedor de carne de caguama. [Fuente implicada].

Estela*, cliente de Armando*. [Fuente implicada].

Gonzalo Nodarse Andreu, especialista del Centro de Investigaciones del Ministerio de la Industria Pesquera. [Fuente especialista y favorable].

Tipos de juicios:

Analítico: En  todo  el  texto, pues casi todas las fuentes documentales y no documentales son especialistas y directivos que van trazando la ruta del análisis sobre la problemática.

Disyuntivo: En el último criterio emitido por el funcionario Joel García y en las palabras del vendedor y de la compradora de carne de caguama.

Valorativo: En las declaraciones  ofrecidas  por el estudiante Yanquiel Borroto, por el funcionario Joel García y por los especialistas Julia Azanza y Gonzalo Nodarse Andreu.

Sintético: En las palabras de los especialistas Julia Azanza y Gonzalo Nodarse Andreu.

Soportes empleados:

Hecho: Segundo Festival de las Tortugas Marinas que se celebrará próximamente en el mes de mayo, en Pinar del Río.

Antecedentes: Caza descontrolada y destrucción de los nidos de tortugas marinas en los principales lugares donde se reproducen y  desovan.

Contexto-hechos colaterales: Comercio ilícito en lugares como la región occidental, donde existe gran demanda de la carne de tortuga. Captura incidental en zonas de pesca. Opiniones disyuntivas de un gran número de especialistas acerca de posibles medidas para fortalecer su protección. Razones por las cuales es tan solicitada por la población a pesar del elevado precio. Destrucción de los hábitats por el aumento progresivo del turismo “ecológico” y de los desastres naturales, cada vez mayores debido al cambio climático.

Proyecciones: Informar a las personas de la atención que merece el cuidado de las tortugas marinas para la preservación del equilibrio ecológico y de los valores culturales de nuestra nación, pues además de ser una especie a punto de extinguirse, es una de las grandes maravillas de nuestro entorno.

Tipo de título: De alusión al tema.
Tipo de entrada: De cita directa.
Tipo de cuerpo: De bloque temático.
Tipos de transiciones: Repetición de palabras clave, de ideas, a mediante enlaces o nexos temáticos y la utilización de subtítulos.
Tipo de cierre: De proyección o futuro.

25/07/2013 21:47 islalsur #. Medio Ambiente


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris