Facebook Twitter Google +1     Admin

VENENO PARA EL HOMBRE

20130819004902-javierd.jpg

La aplicación de químicos para el control de plagas es tema polémico entre productores, investigadores y consumidores, pues se registra su toxicidad para la salud humana.

JAVIER DIEZ MINIET,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

NUEVA GERONA- Un estudio realizado por el Centro Nacional de Toxicología en el período 1995-1997 reveló que Isla de la Juventud es el único territorio cubano en no reportar fallecidos a causa de intoxicación por plaguicidas químicos.

Aunque el terruño pinero mantiene su condición, “la aplicación de estos productos en la agricultura tiene inconvenientes para la salud humana”, aseguró Magaly Zaldívar, directora del Instituto de Sanidad Vegetal en el territorio.

Otro estudio similar no se ha realizado, sin embargo, las medidas para evitar desastres biológicos semejantes se refuerzan, pues en ese entonces se originaron 576 muertes en el resto del país. La provincia con más incidencia fue Camagüey, donde se reportó una tasa superior de 7,2 fallecidos por cada 100 000 habitantes.

Zaldívar explicó que eliminaron del Registro municipal de plaguicidas al bromuro de metilo, extremadamente tóxico para los productores; a instancia nacional, “se hizo una reestructuración del Registro y quedó fuera del listado el endosulfán, causante, en 1999, de una intoxicación masiva en Matanzas, donde perecieron 15 pacientes”, aseguró Julia Almándoz, especialista del Instituto Nacional de Sanidad Vegetal.

Como parte de las inversiones en la agricultura pinera, se inició en marzo la fabricación de medios biológicos, al tiempo que Labiofam S.A puso en marcha tres nuevas plantas de bioproductos en Granma, La Habana y Villa Clara, según dio a conocer Alfredo Vera Estrada, gerente de Exportaciones de ese grupo empresarial.

“Sustentar la agricultura en el uso de bioproductos es nuestra tarea fundamental, máxime cuando las principales áreas agrícolas están dentro o cerca de la ciudad. La producción asciende a 370 kilogramos (en el resto del país, según datos estadísticos de Labiofam, sobrepasa los 1 700 toneladas) suficientes para enfrentar la campaña de primavera con rendimientos agrícolas superiores a un 40 por ciento y sin riesgos para nuestros cooperativistas”, aclaró Zaldívar Rodríguez.

Los plaguicidas químicos se utilizan en el mundo hace cinco décadas. Uno de los problemas derivados de su uso es la alta incidencia de intoxicaciones graves y muertes. Aunque en la ínsula cubana no han ocurrido tales fatalidades, persisten casos de enfermedades que llegan a las consultas médicas.

“Algunos productores son afectados por la antracosis, dolencia a nivel pulmonar que provoca un deterioro en la respiración, causada por el contacto con químicos”, aseguró el doctor Reinier Rodríguez, del Cuerpo de Guardia del Policlínico Juan M. Páez Inchausti.

La manipulación de plaguicidas tiene riesgo según el grado de toxicidad del producto y el nivel de exposición. “Esto es consecuencia del mecanismo de acción del ingrediente activo que actúa en el organismo, paraliza unas sustancias contenidas en la sangre y en el sistema nervioso llamadas colinesterasas, impide su funcionamiento y llega de esta forma a la intoxicación”, subrayó Rodríguez.

El diario digital Meteo, especializado en agricultura, publicó un análisis de la presencia de químicos en los agroalimentos. Este reveló que los más afectados son las verduras. “El tóxico que penetra en esos alimentos es mínimo (0,3 por ciento), pero su frecuente consumo es lo que perjudica la salud: se registran patologías como la enfermedad de Parkinson, anomalías congénitas y baja fertilidad”, enfatizó la doctora Julia Domínguez, del hospital general Héroes del Baire, en la Isla.

Algunas indisciplinas de cultivadores que maduran o desverdecen ciertas cosechas con químicos, también influye. Miguel González*, productor independiente, acepta que en ocasiones los utiliza para realizar esas  labores: “Imagínate, las personas quieren mango antes de tiempo. No se pueden quejar”.

“Todos esos químicos con los que se rocían las plantaciones y la tierra en donde estas crecen, quedan en ella, pero si no lo aplicamos, ¿qué nos controla las plagas?”, fue la acotación de Maidelis Rivas, vecina de Nueva Gerona y productora en usufructo.

La Organización Mundial de la Salud estima que el trabajo con químicos causa de unas 500 mil y a 1 millón 528 mil intoxicaciones al año. Los números han llevado a la comunidad internacional al incremento de la producción de bioplaguicidas, agentes inocuos para el medio ambiente y la salud humana; pero en Cuba tienes limitantes.

Las especialistas del Inisav, Yanetsy Montero y Yohana Gato sostienen que los bioproductos no controlan del todo las invasiones de plagas. Además, las áreas de producción requieren de condiciones necesarias para ellos, y mayor preparación de los agricultores.

“El Inisav potenciará el uso de bioplaguicidas según los recursos que disponemos y continuará con las investigaciones correspondientes, pero aún sabiendo lo perjudicial que es para la salud, mantenemos la tesis de aplicar químicos en casos de ataque a grandes extensiones de cultivos, y así evitar pérdidas millonarias”, enfatizó Montero.

“A pesar de las investigaciones sobre el tema, a diario estamos en contacto con otros productos químicos como detergentes y cosméticos, cuyos efectos desconocemos, y a la vez, son imprescindibles en nuestra cotidianeidad. Ahora nuestra premisa es mantener la vida”, destacó Magaly Zaldívar, directora de Sanidad Vegetal.

* Se ha cambiado el nombre a petición de la fuente.

Pie de foto: La aplicación de químicos representa un peligro mortal para productores y consumidores.

FICHA TÉCNICA:

Tema: Aplicación de plaguicidas.

Objetivo central: Analizar cómo influye la aplicación de plaguicidas químicos en la salud, a pesar de no representar muertes en el Municipio especial Isla de la Juventud, y su repercusión en el país.

Objetivos colaterales: Producción de bioplaguicidas para paliar los efectos negativos de los químicos en la Isla y en Cuba. Producción de químicos, comportamiento internacional. Consecuencias de la aplicación de químicos para la salud humana en productores y consumidores (principales enfermedades). Estudios científicos que apoyan los hechos. Indisciplinas en la aplicación de químicos. Limitaciones en la propagación de los bioproductos.

Estrategia de Fuentes:

No documentales

Fuente: Magaly Zaldívar, directora de la delegación territorial del Instituto de Sanidad Vegetal en Isla de la Juventud / Tipo de Fuente: / experto-testigo-implicado / Juicio: / lógicos (sintético) puesta en marcha en ese territorio de la producción de medios biológicos para el control de plagas. Valorativos: no es suficiente no tener fallecidos cuando persisten enfermedades.

Julia Almándoz, especialista del Inisav / implicada-testigo-experto / lógicos (sintéticos y analíticos) estado del registro Nacional de Plaguicidas

Reinier Rodríguez, especialista en Medicina General Integral del Policlínico Manuel Inchausti / no implicado-testigo - a favor –experto / lógicos (analíticos) principales enfermedad causada por la exposición a los químicos, consecuencias. Valorativos (desde su perspectiva).

Doctora Julia Domínguez del hospital general docente Héroes del Baire / experto-testigo / lógicos (sintéticos) químicos en los alimentos y consecuencias de consumo humano.

Miguel González*, productor independiente / implicado / valorativos: acepta la negligencia de aplicar químicos para madurar productos.

Maidelis Rivas, vecina de Nueva Gerona y productora en usufructo / implicada-testigo-neutro / valorativos: acepta que aplica químicos en el control de plagas aunque sabe que perjudica la salud

Yanetsy Montero, especialista del Instituto de Investigaciones en Sanidad Vegetal y la licenciada en Microbiología Yohana Gato del Departamento de tecnología de producción de Bioplaguicidas y Artrópodos Benéficos / especialistas-implicadas-protagonistas - neutras / lógicos (analítico) percepción de las limitantes en la aplicación de bioplaguicidas; (sintético) fomento de cultura entre los consumidores para la aplicación de bioplaguicidas; juicio valorativos por la constante opinión respecto a la situación de la aplicación de plaguicidas biológicos.

Documentales

Periódico Victoria, Isla de la Juventud, sábado 23 de marzo del 2013, pág. ocho. Inician producción de bioplaguicidas de Pedro Blanco Oliva.

Edición digital Periódico Granma.

Internet: Revista digital Cubana de Investigaciones Biomédicas, artículo Biomonitoreo de trabajadores expuestos a plaguicidas; y el artículo de la Revista digital del centro Nacional de Toxicología, Monitoreo de Intoxicación por Plaguicidas químicos.  (http://www.bvs.sld.cu/revistas/ibi/vol30_2_11/ibi04211.htm).

Insecticidas biológicos en el control de insectos plaga: agrícolas, forestales, de almacén y urbanas en México. http://www.monografias.com/trabajos69/insecticidas-biologicos-

control/insecticidas-biologicos-control.shtml

Registro de Plaguicidas.

Islalsur. Como premisa mantener la vida, de Javier Diez Miniet, (http://islalsur.blogia.com/2013/022110-como-premisa-mantener-la-vida.php)

Organización Mundial de la Salud. Plaguicidas.

Diario digital Meteo information www.digitalmeteo.com

Soporte:

Hecho: Isla de la Juventud hasta el 2012 se mantiene como el único territorio cubano en no reportar fallecidos por intoxicación a causa del uso de plaguicidas químicos.

Contexto: Puesta en marcha de la producción de bioplaguicidas, empleo de tierras por usufructuario, situación de la aplicación de químicos en el mundo y limitaciones de su uso en Cuba.

Antecedes: Estudio realizado por fallecimientos a causa de intoxicación por plaguicidas químicos.

Proyecciones: El Inisav potenciará el uso de bioplaguicidas según los recursos,  inicio del empleo de bioplaguicidas.

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de QUÉ.

18/08/2013 17:49 islalsur #. Medio Ambiente


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris