Facebook Twitter Google +1     Admin

MATÍAS PÉREZ NO FUE EL PRIMERO EN VOLAR

20130829160022-roberto.jpg

El francés Eugenio Roberston inició las ascensiones en globo en Cuba el 19 de marzo de 1928.

ROBERTO MÁRQUEZ LÓPEZ DE VIVIGO,
estudiante de primer años de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

El galo Eugenio Roberston, el 19 de marzo de 1828, desde la Plaza de Armas de la capital y durante la celebración por la inauguración de El Templete,  fue  el primero en volar sobre un dirigible; en tanto, el portugués Matías Pérez lo hizo mucho después, en el año 1856.

«La partida de la nave tripulada por Roberston, quien provenía de Nueva Orleans, fue la principal atracción de los festejos por la creación del monumento fundacional de la Villa de San Cristóbal de La Habana, ante la presencia del Gobernador Don Francisco Dionisio Vives y miles de espectadores», aseveró Yusdel Ibáñez, especialista del Departamento de Museología del Palacio de los Capitanes Generales.

El globo aerostático, favorecido con un viento primaveral, cayó horas después en un potrero cerca del poblado de Nazareno, próximo a Managua. Con la hazaña, el francés logró recaudar 15  mil pesos, que en la época era una cifra nada despreciable. Roberston repitió la proeza en 1835, en México.

José Domingo Blinó fue el primer cubano en volar un  aeróstato el  30 de mayo de 1831. El  hojalatero construyó su propio dirigible y ascendió desde la Plaza de Toros del Campo Marte (hoy el Capitolio) a las 6:15 pm. Durante la travesía lanzó flores, palomas, y dos animales (chivos, cuenta Álvaro de la Iglesia en su libro Tradiciones Completas).

Los testigos del vuelo aseguraban la llegada de Blinó a la Florida, pero pronto el Diario de La Habana, mandado a publicar específicamente por el Capitán General de la Isla Don Francisco Dionisio Vives, afirmó que el globo cayó en Quiebra Hacha, al suroeste del Mariel.

El Templete, motivación  de la hazaña de Roberston, posee en su interior tres pinturas del francés Jean Baptiste Vermay. Las de los extremos representan el momento de la fundación de la Villa de San Cristóbal de La Habana, ambas con una ceiba presente. Una con el gobernador Diego Velázquez, el indio Habaguanex, y el fray Bartolomé de las Casas en primeros planos. El otro lienzo refleja a Pánfilo de Narváez, Velázquez y la Iglesia Católica con la población india.

«El cuadro del centro y más grande muestra el acto del 19 de marzo de 1828, con la Capitanía General, el Obispo Don Juan José Díaz de Espada y la población tras las rejas del lugar. También son parte de la construcción neoclásica, la réplica de la mascarilla del pintor, y sus cenizas con las de su esposa, la ceiba, la columna Cajigal (por Cajigal de La Vega, su promotor) y la estatua de Cristóbal Colón», afirmó Mercedes Curbelo guía veladora del museo.     

Foto: Globo aerostático del siglo XIX.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.

Tipo de lead: Contaste.

Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide Invertida + Dato adicional + Pirámide Invertida.

Primer valor noticia: Curiosidad.

Otros dos valores noticia: Proximidad o cercanía. Interés colectivo.

Tipo de fuentes declaradas: Directas y no documentales.
 
Tipo de noticia: Simple y blanda.

29/08/2013 09:00 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris