Facebook Twitter Google +1     Admin

ELEGIR POR EL CONTENIDO EL CONTINENTE

20130908054259-alejandro.jpg

Tema: Argumente la siguiente afirmación: En el periodismo, el mensaje es la forma física que el periodista da a las ideas o hechos obtenidos de las fuentes informativas.

ALEJANDRO ROJAS ESPINOSA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Sobre los géneros periodísticos se ha escrito mucho, pues mediante ellos los reporteros presentan las informaciones y, conocerlos, es elemental en la profesión. Para el periodista peruano Juan Gargurevich (2006: XVII), “son formas que busca el periodista para expresarse, debiendo hacerlo de modo diferente según la circunstancia de la noticia, su interés y, sobre todo, el objetivo de la publicación”.

Heriberto Cardoso Milanés (2008: 68), autor del libro Investigación y creación periodística, explica que los géneros se caracterizan por el contenido y la estructura, así como los métodos lingüísticos literarios y artísticos empleados en la elaboración del discurso, en correspondencia con las funciones de intencionalidad asumidas por el órgano de prensa y el redactor. 

El periodismo, que desde su surgimiento ha cambiado constantemente, ubica en la actualidad cuatro grandes grupos de géneros, que incluyen: la información, la interpretación, la opinión y las imágenes (estas últimas solo tratadas por algunos autores).

Un estudio en profundidad, sin embargo, contiene dentro de los cuatro conjuntos mencionados, a los géneros que manejan los periodistas a la hora de trabajar, para Gargurevich (2006: XXII), la lista final incluye la nota informativa, la entrevista, la crónica,  el reportaje, los gráficos, la columna, el artículo, el testimonio, la reseña, la crítica, la polémica, la campaña, la titulación y el folletón (o folletín).

Pero esta lista no es cerrada, pues las nuevas formas de hacer el periodismo y la intencionalidad que persiga el medio pueden dar al traste con la hibridación de los géneros referidos y las nuevas concepciones que se elaboran a partir de los avances tecnológicos.

La hipertextualidad que ofrece el tratamiento de las noticias en internet, por ejemplo, aumenta la posibilidad de relacionar los géneros con mayor facilidad. Por otra parte, los elementos que hasta hace un tiempo eran concebidos en la elaboración de trabajos, como los títulos, ahora comienzan a tenerse más en cuenta, ya que mediante ellos se establecen los hipervínculos que llevan hasta el texto completo, y entonces cobran más fuerzas en la elaboración de los mensajes.

De acuerdo con Ramón Salaverría (2005: 164), en su libro Redacción Periodística en Internet,  “la mayoría de los cibermedios recurren a los títulos no solo para destacar lo más relevante de la información sino también, y esto es lo novedoso frente al modelo clásico, como punto de partida para la navegación hipertextual”.  

Por todo eso, Natividad Abril (2003: 17), periodista española, señala que “la propia práctica periodística nos enseña cada día que no es posible entender los géneros periodísticos como estructuras encerradas en su misma definición o clasificación”.

La noticia es la forma física que el periodista da a las ideas o hechos obtenidos de las fuentes informativas, de ahí que para Mabel Machado, periodista de La Jiribilla y profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana, los temas a tratar son los rectores de la forma en que se debe mostrar el mensaje.

“No es lo mismo redactar un texto sobre la presentación de un libro que sobre un espectáculo de circo. Uno demanda del periodista cierto nivel de información, contextualización, consulta a fuentes (de cualquier tipo), e incluso análisis; y otro, quizás, puede recrearse mejor a través de la descripción y la narración”, agregó Machado.

Lo cierto es que, luego de acabar un período de investigación, el periodista no termina sino hasta que elige la forma final en que va a ordenar sus datos para presentar el trabajo.

Ana María Domínguez Cruz, periodista del diario Juventud Rebelde, piensa que elegir el género depende de lo que domine el lector sobre el tema abordado; de la información obtenida por el reportero para concebirlo y del objetivo a lograr con el trabajo, además de las características del medio donde se vaya a publicar.

El periodista español Pepe Rodríguez (2007: 217), en su texto Periodismo de Investigación, acuña que, el formato del medio condiciona la forma que presentará el trabajo periodístico, tanto en extensión como en técnica y estructura narrativa. Un mismo trabajo, se transformará en productos informativos tan diversos que, a menudo, hasta resultará difícil apreciar o identificar la mecánica común que lo ha originado.  

“Muchas veces una crónica puede llegar más a las personas hablando de un tema social, por ejemplo. Otros tópicos demandan un reportaje para exponer todas las aristas posibles de un fenómeno. Depende también del periodista y sus potencialidades. Y, sobre todo, en el caso de la opinión, de cuán sensible sea a la hora de entender lo que acontece en la realidad y de cuánto pueda ponerse en el  lugar del otro”, comentó Domínguez Cruz.

Agregó que “cuando se elige un género periodístico se está eligiendo la manera en la que se contará el trabajo y, aunque se tiene que tener en cuenta la información que se posee en el momento de escribir, puede ser cualquiera de los que conocemos”.

La especialización de los periodistas y la preferencia por determinados géneros, ya sea por comodidad o por habilidades adquiridas, hacen que muchos se planteen ideas fijas para tratar algunos temas, y muchas veces no cumplen con las destrezas comunicativas, pues se notan forzados los trabajos.

“No suelo pensar en los géneros cuando me siento a escribir, pero cuando lo hago, cuando me propongo hacer un comentario, por  ejemplo, suele salirme un pastiche, un híbrido que ha tomado de diferentes géneros a la vez. Pensándolo bien, creo que no tengo preferencias porque no todas las situaciones comunicativas son iguales, no todos los medios son iguales, no todos los públicos son iguales y no todos los temas son iguales. Lo importante, en todo caso es, comunicarse con el público. Si ese objetivo se cumple, las preferencias del periodista hacia un género u otro pueden llegar a ser secundarias”, ilustró la profesora Mabel Machado.

Los géneros periodísticos, sin embargo, no son muy difundidos entre la población. Los lectores de los soportes informativos, podrán reconocer fácilmente las noticias, refiriéndose a los textos noticiosos; los reportajes, cuando notan más investigación y contexto; los artículos, aludiendo a casi todos los géneros de opinión; y las entrevistas.

Por eso, la meta final de todo reportero, debe ser escoger el soporte, o género periodístico que más se ajuste a las situaciones que quiere transmitir y la información con que cuenta para llegar al público, que es el objetivo principal de la prensa.

Bibliografía:

Abril, Natividad. Información interpretativa en prensa. Madrid:   Síntesis, 2003.

Astudillo Campos, Fernando; Darío Buitrón, Rubén. Periodismo por dentro. La Habana: Pablo de la Torriente, 2005.

Cardoso Milanés, Heriberto. Investigación y creación periodística. La Habana: Pablo de la Torriente, 2008.

Rodríguez, Pepe. Periodismo de investigación. La Habana: Pablo de la Torriente, 2007.

Salaverría, Ramón. Redacción periodística en Internet. La Habana: Pablo de la Torriente, 2005.

Periodistas consultados:

Mabel Machado, profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana y colaboradora de la publicación La Jiribilla.

Ana María Domínguez Cruz,  periodista del diario cubano Juventud Rebelde.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris