Facebook Twitter Google +1     Admin

UN VAGÓN DE MÁS DE 100 AÑOS

20130925232301-anh.jpg

El Coche Mambí tiene el estilo de las fabricaciones con número limitado de principios del siglo XX. Posee un diseño especial y sirvió a muchos presidentes de Cuba.

Texto y foto:
ANH NGUYEN HAI,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.     

El coche Mambí que tiene más de 100 años es uno de los tres únicos de su tipo fabricados en el mundo y se conoció como Presidencial en el siglo XX porque daba servicios principalmente a los mandatarios de la Isla. Ahora se encuentra ubicado en la calle de los Oficios y Churruca, al lado de la antigua Cámara de Representantes.

Entre los años 1900 y 1901, la construcción de los coches se concluyó por encargo del Presidente de la Pennsylvania Railroad Company, en Estados Unidos, y los números de identificación provisional fueron: 97, 98 y 99.

Los coches se asignaron a los presidentes de las compañías ferroviarias norteamericanas de la manera siguiente:  el 97 quedó en usufructo del ferrocarril de Pennsylvania, se le otorgó el nombre de Pennsylvania y actualmente en exhibición en un Museo Ferroviario de esa ciudad. El 98, para el representante de la compañía en México, nombrado Dorado, en recordación de un hecho de armas de la guerra de independencia de ese país. Y el 99 fue destinado a la Cuba Railroad Company, en la República de Cuba.

El de la Isla se llama Mambí en recordación a los abnegados patriotas cubanos que lucharon por la independencia de Cuba. Durante las guerras independentistas, en la segunda mitad del siglo XIX, ese nombre lo usaron las fuerzas colonialistas españolas para llamar a los patriotas cubanos con un sentido peyorativo. 

En 1912, el presidente de la Compañía Ferrocarriles Consolidados de Cuba, Horatio Rubens, trajo el coche al país para el uso de los Presidentes de la República.

Según los documentos de la Oficina de Historiador, el Coche Mambí fue usado por presidentes de la República como José Miguel Gómez, Mario García Menocal, Alfredo Zayas y hasta Fulgencio Batista, incluso en los primeros años después del triunfo de la Revolución de 1959, también el Comandante en Jefe Fidel Castro lo utilizó.

Blanca Garayalde Núñez, especialista de la Cámara de los Representantes, informó que el Mambí tiene 80 toneladas de tara, se construyó con hierro y maderas preciosas, y posee una compleja técnica de rodamiento y seguridad.      

Fangio Sánchez Díaz, guía del Mambí, dijo que en ese coche hay dos cuartos especiales para el Presidente y la primera dama, entre ambas habitaciones se ubica un baño intercalado con bañera de mármol blanco y una instalación de plomería bronceada. Especialmente, las almohadas se hicieron con pluma de cisne.   

Después de los dormitorios privados hay un comedor para ocho personas que tiene estilo del siglo XVIII; vajilla de porcelana de China, cubiertos de plata francesa y grabados con la palabra Mambí. Todas las herramientas eran las más modernas de ese siglo. A continuación, existe un cuarto para el cocinero y un espacio para preparar los alimentos. A todos los lados se encuentran las ventanas del tipo guillotina con cremallera de cristal y otras exteriores con tupida malla metálica que impiden la entrada de insectos y polvo de camino.

Hasta 1987 se mantuvo el Coche Mambí al servicio de Ferrocarriles de Cuba, en el andén 10 conocido como La Cochera, en la Estación Central. Después fue entregado por el Ministerio del Transporte a la Oficina del Historiador de la Ciudad, al principio de los años 90, para exhibirlo en el Centro Histórico. El vagón fue restaurado en el noviembre de 2011.

Pie de foto: El Coche Mambí está al lado de la antigua Cámara de los Representantes.    

Ficha técnica:

Tipo de Título: Genérico.
Tipo de Lead: Sumario de Qué.
Tipo de Cuerpo: Lead + Pirámide Invertida.
Tipo de Fuente: Documental, directa.
Valor noticia: Curiosidad.
Tipo de noticia: Ligera, simple.   

25/09/2013 16:23 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris