Facebook Twitter Google +1     Admin

EL DECANO DE LOS RECREACIONISTAS

20131004230852-david.jpg

Durante 26 años el paisa Carlos Héctor Fernández ha entrenado a por lo menos 1.000 personas para animar eventos.

Texto y foto:
DAVID FERNÁNDEZ,
estudiante de cuarto semestre de Comunicación Social,
Universidad Cooperativa de Colombia, Sede Bogotá.
 

Lo que hizo Carlos Héctor Fernández cuando llego a Bogotá fue vender trucos y bromas en el centro de la cuidad. De Medellín llegó con un colchón y con la ilusión de que la capital le ofrecería mejores oportunidades.

Luego de pasar unos meses como vendedor ambulante y de salvarse de bastantes sustos con la policía, Fernández decidió independizarse y vender sus productos a las piñaterías que quedan ubicadas en San Victorino: ‘‘Allí me fue bien, la gente me hacía pedidos día tras día y poco a poco me fui organizando mejor’’.

Cuando el negocio de las bromas empezó a caer, él buscó una alternativa de vida y comenzó a vestirse de payaso y hacer publicidad en restaurantes o promocionando productos.

Fernández cuando se acuerda de su pasado y piensa que puede colaborar con la comunidad, sabiendo que cuando joven en su ciudad natal él fue seminarista y líder cívico, esa vocación de liderazgo y servicio dice nunca haberla perdido, por eso aprovecha para que los jóvenes aprendan el oficio de la recreación.

La idea es que los jóvenes entre 14 y 19 años tengan un campo formativo alterno al colegio y que puedan aprovechar otras capacidades ocultas.

Actualmente capacita a 30 muchachos cuyo único formulario de inscripción es la autorización de los padres y una copia de los boletines de calificaciones. Las clases son los sábados y los domingos desde las 9:55 am hasta las 12:00 pm, y los jóvenes que ya están capacitados, cubren una serie de eventos y fiestas, donde aplican y ponen en práctica los conocimientos adquiridos.

Con respecto al costo de la matrícula, Fernández señala que es gratuita, “y que solo deben tener dos mil quinientos bultos de ánimo para comenzar una muy buena jornada de aprendizaje”.

‘‘La experiencia hace al maestro’’ y ‘‘sin sufrimiento no hay gloria’’, con estas frases Fernández hace referencia  a la vida como le ha tocado de duro, pero que poco a poco ha podido salir adelante y aprender de los errores y con el crecimiento personal adquirido ha llegado a tener lo que en este momento consigue mostrarle a sus clientes y seguidores.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris