Facebook Twitter Google +1     Admin

ALARMA POR CONTAMINACIÓN EN EL LAGO DE TOTA

20131005153900-clara.jpg

En total descuido se encuentra la laguna más grande de Colombia.

CLARA CARDOZO VARGAS,
estudiante de cuarto semestre de Comunicación Social,
Universidad Cooperativa de Colombia, Sede Bogotá.

El Lago de Tota podría perder su mayor cualidad como reserva hídrica para el ser humano por culpa de la contaminación tan avanzada que se vive a diario, afirmó Felipe Velazco, director del Movimiento Ciudadano Fundación Montecito.

El Lago de Tota es un cuerpo de agua natural con una superficie cercana a los 55 kilómetros cuadrados y es el más grande del país. Situado en el departamento colombiano de Boyacá, se ubica en jurisdicción de los municipios de Cuítiva, Tota y Aquitania, a una altura de 3.015 metros sobre el nivel del mar, lo que lo convierte en el segundo lago navegable más alto de América del Sur.

Por esta razón los vecinos de la región y sus alrededores se encuentran preocupados porque grandes empresas de Boyacá se benefician de su agua, sin saber el perjuicio que causan a los habitantes, como lo indicó el director de la Fundación Montecito.

Argumentó sobre la labor a favor del medio ambiente y manifestó su preocupación por las condiciones actuales del Lago de Tota, reconociendo así que es un gran proveedor de recursos lamentablemente sobreexplotados por el hombre.

“En los últimos 26 años el lago ha perdido por lo menos 100 hectáreas de su banco de agua. La transparencia también decreció, pues en el pasado podían verse con claridad las plantas acuáticas de la profundidad. Además, ha aumentado la deforestación en la cuenca y el nivel de erosión”,  afirmó Velazco.

Durante el 2011 al lago le extrajeron unos 69.936 metros cúbicos de agua por día. Es la base industrial de empresas ubicadas en el municipio de Sogamoso y también Acerías Paz del Rio y es fuente de la agricultura en 10 municipio vecinos.

El alcalde del municipio, Yuri Neil Díaz, manifestó que los pequeños  agricultores que viven de los sembrados necesitan del agua para el cultivo y también para el consumo diario, es algo vital para los habitantes.

“La única manera de prevenir y ayudar  a disminuir  la contaminación es buscar métodos amigables con la gente; por ejemplo, decirles cómo se debe usar el agua sin necesidad de echarle cuerpos extraños. A veces los agricultores no saben que con el simpe hecho tirar una basura al lago ya están causando una gran problemática”, expresó.

Con la petición ciudadana en curso no sólo está en juego de nuevo la eficiencia de las autoridades ambientales, sino la capacidad del Estado para garantizar el derecho constitucional al ambiente sano. La diferencia de fondo aquí es que en los lagos de aguas claras las acciones tienen sólo un momento de oportunidad, antes de que cambien hacia un estado de deterioro de difícil retorno.

Pie de foto: Laguna de Tota, o también conocida como Playa Blanca, es la más grande de Colombia.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris