Facebook Twitter Google +1     Admin

DIANA ABAD: “MARTÍ LE 'INYECTA' VIDA NUEVA A LA GENTE”

20131104143931-randy.jpg

RANDY SABORIT MORA,
Periodista de Prensa Latina,
Cortesía para Isla al Sur.*

Guatemala, (PL) Para la investigadora cubana Diana Abad, José Martí tenía la capacidad de “inyectarle” vida nueva la gente, algo utópico para muchos políticos de este mundo, quienes conducen su discurso por la vía contraria a los hechos.

“Martí le ’inyecta’ vida nueva a la gente”, afirmó la académica, al comentar sobre los valores del memorable discurso pronunciado por el Apóstol el 26 de noviembre de 1891, conocido como Con todos, y para el bien de todos.

“Para fundar un pueblo democrático hay que contar con el concurso de todos. Hay que evitar el ajuste de cuentas entre cubanos y españoles, por eso considero que esa pieza oratoria es de un valor extraordinario”, opinó. 

En esa alocución de alta política, acotó, Martí define los diversos tipos de cubanos y maneja conceptos con un tratamiento novedoso. “Hay una apertura que suponía un cambio en varios patrones: todos caben, excepto los que estén en contra de la independencia”.

Abad, estudiosa de la labor del Partido Revolucionario Cubano (PRC) y su vínculo con el periódico Patria respondió a varias preguntas relacionadas con ese tema.

-¿Por qué considera que trascurrió menos

de un mes entre la fundación del semanario

Patria y la proclamación del PRC?

“Desde el 14 de marzo de 1892 hasta el 10 de abril de aquel año todas son fórmulas de transición. Semana tras semana se fueron publicando la Bases del Partido Revolucionario Cubano en el periódico. Todo lector del rotativo las fue conociendo.

“Estas, junto a los Estatutos del PRC, pautan la disciplina indispensable que se necesitaba para que esa agrupación funcionara como elemento de unidad.

 
-¿Fue Patria el órgano del

Partido Revolucionario Cubano?

“A veces estamos aferrados a lo que dice el papel, también hay que apreciar lo que no dice. No hacía falta darle a Patria el calificativo de “órgano oficial del Partido Revolucionario Cubano”. Martí en su artículo “A nuestra prensa”, define a Patria como un soldado, y un soldado cumple órdenes.

“Todo hay que analizarlo en su contexto, por ejemplo, considero que Tomás Estrada Palma no hizo mal en calificarlo como órgano de la Delegación del PRC después de la muerte de Martí. Eran tareas distintas, y diferentes las circunstancias. El Partido no dirigía, auxiliaba, y en 1895 ya había iniciado la contienda en Cuba”.

 
-¿Hubo algún elemento significativo en el

primer número de Patria que le sirviera de

argumento al cubano Enrique Trujillo

para que saludara a ese periódico

como órgano del PRC?

“Trujillo podía estar en desacuerdo, pero las Bases del PRC eran aprobadas por las emigraciones de Tampa y Cayo Hueso (ciudades pertenecientes al sureño estado norteamericano de Florida). La línea editorial era cotidiana y ante cada suceso había que dar una respuesta oportuna y convincente. Por eso Martí responde con la nota Patria: “no órgano”, a la insinuación de Trujillo”.
 

-¿Qué valor le atribuye al empleo

de anuncios en el periódico?  

“Los hombres que aparecían anunciados en la última página no estaban seleccionados al azar, es muy difícil que ellos no ayudaran de forma a costear  los gastos de Patria.

“Había que pagar el papel, el local de redacción, mandarlo a España para que llegara a Cuba. Los hombres que hacían Patria no cobran por eso. Aquel trabajo pensante y actuante era completamente gratuito, no estaban a tiempo completo en esa tarea porque se dedicaban a otras labores para poder vivir”.
 

-¿Cinco centavos de dólar por cada ejemplar

de Patria era un precio razonable

para el emigrado de entonces?          

“El precio de cinco centavos de dólar por cuatro planas era realmente caro, de acuerdo con el precio de la prensa en la época. Muchos compraban Patria para contribuir con la recaudación de fondos para la guerra que se preparaba.

“Claro, con el tiempo lo compraban además por el contenido que ofrecía, por ser un material de lectura. Se leía en las tabaquerías de distintas localidades de la emigración. Martí con Patria demostró una virtud, que no hacía falta tantas páginas para decir lo necesario”.

 
-¿Fue decisiva la labor propagandística

de Patria para la organización de la guerra?

“Contribuyó eficazmente a la organización de la guerra, demuestra un espíritu de concordia y de unidad. Lo publicado en Patria no es nada concreto; lo demás era canto a los valores propios del pasado. La organización de la conflagración fue eficaz, todo se mantuvo en absoluta discreción.

“Del periódico no dependió el fracaso del plan de la Fernandina (tres expediciones con armas y pertrechos militares que saldrían de Estados Unidos hacia Cuba para apoyar el inicio de la guerra del 95), de ese medio nunca salió una frase delatora”.

 
-¿Qué opinión le merece el Manifiesto

de Montecristi, el programa de lucha

firmado por José Martí y el

generalísimo Máximo Gómez?

“El Manifiesto de Montecristi no está dirigido a los cubanos, sino a los españoles. Los cubanos lo leían de paso, pero su objetivo principal eran los españoles. Martí sabe que tenía que evitar una guerra fraticida entre cubanos y españoles.

“Había que tomar experiencia de la Guerra de los Diez Años (1868-1878). La cantidad de españoles que había en la Isla para aquel entonces era considerable. El padre de Martí -don Mariano-,  ya había muerto, pero su madre -doña Leonor-, vivía. Ambos de origen español,  muchas familias cubanas estaban compuestas de esa manera”.


 
-En síntesis, ¿qué significa el

periódico Patria para usted?

“Patria es el concepto más alto. Patria es un soldado: un soldado que piensa y cumple órdenes. Es un mandato del PRC”.
 
*Versión hecha por el corresponsal de Prensa Latina en Guatemala a una entrevista realizada a Diana Abad, el 11 de abril de 2006, para su tesis de licenciatura “Patria: a tiempo y en tiempo. Acercamiento a la orientación editorial de un periódico fundador (1892-1895).”

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris