Facebook Twitter Google +1     Admin

SUCIEDAD VS LIMPIEZA

20140216135628-beatriz.jpg

El estado crítico de contaminación del río Almendares disminuye y ya existe vida en sus aguas, como resultado de las Medidas SOS tomadas por el Parque Metropolitano de La Habana.

BEATRIZ LOBAINA VALDÉS,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.
Foto: Cortesía del Gran Parque Metropolitano de La Habana.

“El Almendares a principios de los 90 estaba muy contaminado, sus aguas eran una verdadera fosa, la situación cambió, y en la actualidad el río está apto para la vida acuática, gracias a las Medidas SOS aplicadas por el Parque Metropolitano de La Habana, sitio donde se inserta la vía fluvial”, declaró Beatriz Bianche, directora técnica del establecimiento.

Los índices de infestación vienen dados por los numerosos arroyos que desembocan en su cauce, los cuales transportan un alto contenido de vertimientos domésticos y de centros de trabajo, que inciden negativamente en la calidad del líquido desde el punto de vista biológico y físico, denunció la directiva.

Las acciones inmediatas acometidas por el parque, de conjunto con el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) y el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), incluyen el dragado de los tres últimos kilómetros del río, reforestación de sus márgenes, pero sobre todo, la labor de traslado, cierre o cambio de uso de industrias aledañas, como la Empresa Cervecera Pedro Marrero.

Como resultado de las  medidas, el nivel de concentración del enclave natural asciende a 4,5 mg por litro de dioxígeno (O2) disuelto, a partir de cuatro hay vida y en el área del Puente de 23 se ha registrado 5,5 mg, señaló Bianche.

En la actualidad, apreciamos biajacas, carpas comunes, clarias y notamos calidad en el recurso hídrico, pero está prohibido el contacto directo e indirecto  de la población con sus aguas, porque los microorganismos que en ella habitan causan enfermedades  en algunos casos fatales, dijo Dulce Almonte, especialista del Metropolitano.

“Las indisciplinas no tienen para cuando acabar, estamos conscientes que en las áreas del parque las personas pescan, realizan santerías, y en algunos casos se bañan desnudas por asuntos religiosos. Todavía faltan muchos años para lograr un Almendares totalmente limpio, y a partir de esta máxima es que trabajamos en la educación ambiental de los habaneros, agregó. 

Siembra de árboles en las orillas, talleres “Terracota” y “Voces de la Naturaleza” y la formación de círculos de interés con los niños, son algunos intentos de la entidad por el cuidado de este enclave natural.

Para el período 2013–2015  y financiado por proyectos extranjeros, vamos a crear, en las áreas del parque, cuatro sistemas de tratamiento de residuales, con el objetivo de reducir los desechos crudos  que vertían los alcantarillados de los alrededores, aseguró Almonte.

La contaminación del Almendares es un tema reiterado en los medios masivos. René Tamayo León, periodista del periódico Juventud Rebelde, es uno de los que con mayor fuerza, ha dado continuidad a catástrofes ecológicas, como la muerte masiva de peces, por descargas de sustancias tóxicas -amoniaco, fósforo y nitrito- en la red hidrográfica.

Pie de foto: El Almendares, el río más largo e importante de La Habana

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Especial de  Cita directa.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide Invertida + Dato adicional.
Primer valor noticia: Prominencia del protagonista.
Otros valores noticia: Repercusión e Interés colectivo.
Fuentes consultadas: No documentales y documentales.

16/02/2014 06:56 islalsur #. Medio Ambiente


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris