Facebook Twitter Google +1     Admin

ZOOLÓGICO DE 26: REFUGIO DE ANIMALES VÍCTIMAS DE ILEGALIDADES

20140224143844-roberto.jpg

Los decomisos por la Resolución 160 se envían a esos centros, que funcionan como lugares de rescate.

Texto y foto:
ROBERTO MÁRQUEZ LÓPEZ DE VIVIGO,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Tomeguines de la tierra, azulejos y palomas criollas fueron aves adquiridas recientemente por el Zoológico de 26 del capitalino municipio Plaza de la Revolución, uno de los centros receptores de los decomisos realizados con la aplicación de la Resolución 160.

La reglamentación del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) clasifica las especies de la flora y la fauna en peligro de extinción y de alto valor económico y ecológico.

«El traslado se hizo por tren desde Sancti Spíritus en condiciones muy desfavorables. Algunas se escaparon y otras murieron por la falta de alimentos y agua. El transporte es responsabilidad de la autoridad incautadora. Muchas veces esta no cuenta con los medios ni el conocimiento, por eso es frecuente que lleguen animales en sacos, simplemente amarrados, etcétera», dijo Gremilda Marrero, directora del Zoológico de 26.

Añadió que cuando llegaron, las especies fueron hidratadas rápidamente, porque el estrés les bajó las defensas y peligraban sus vidas como consecuencia de los parásitos.

Los decomisos al entrar en el zoológico se ponen en cuarentena, aislamiento para evitar la propagación de enfermedades si las portan. Las primeras 72 horas son fundamentales para salvar la mayoría de las especies. Primeramente se alimentan y luego se les toman muestras. Si es necesario se le aplican medicamentos y vitaminas.

Es un trabajo difícil porque el incautado no se avisa y en ese momento hay que buscar condiciones de alimentación y hospedaje, afirmó Marrero.

Los animales al salir de cuarentena, si están en buen estado físico, son exhibidos al público. Las especies dañadas se usan para la reproducción. Si no cumplen con los requisitos anteriores, se utilizan como alimento para los ejemplares internos. En última instancia, si el centro no dispone de las condiciones de alojamiento, si es de la fauna cubana, se libera al medio.

«Reintegrarlos a la naturaleza es un proceso que lleva dedicación, porque en ocasiones, la especie no sabe cómo interactuar con sus similares o buscar comida», dijo Jorge Fernández, biólogo principal del centro.

La Resolución 160 del 2011 tiene como antecedente la 111 de 1996, y se estableció para garantizar el cumplimiento de los compromisos internacionales de Cuba con la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de la Fauna y la Flora Silvestres, el Convenio para la Protección y Desarrollo del Medio Marino de la Región del Gran Caribe, entre otros.

El Zoológico de 26 fue el primero en la Isla y se fundó el 24 de octubre de 1939 durante el gobierno de Federico Laredo. La entrada está identificada con tres venados, una escultura de la artista cubana Rita Longa.

Pie de foto: Área de cuarentena para aves.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Sumario de Qué.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide Invertida + Dato adicional.
Primer valor noticia: Actualidad.
Otros dos valores noticia: Interés colectivo. Proximidad o cercanía.
Tipo de fuentes declaradas: Directas y no documentales.
Tipo de noticia: Simple y blanda.

24/02/2014 07:38 islalsur #. Medio Ambiente


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris