Facebook Twitter Google +1     Admin

POR UNA VIDA SOSTENIBLE

20140307140959-raymon.jpg

La Doctora Teresita Borges asegura que Cuba continua luchando contra la disminución de la vida y su diversidad.

Texto y foto:
RAYMON DARIEL RODRÍGUEZ GONZÁLEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.
 
Llegué a la hora prevista a la Agencia de Medio Ambiente, lugar donde trabaja mi entrevistada, la Doctora Teresita Borges Hernández, especialista en temas medioambientales de la institución. Presta, con una sonrisa, me preguntó: -¿Por dónde comenzamos?

-Doctora, ¿cómo podríamos caracterizar

la diversidad biológica cubana?

La biodiversidad de nuestro archipiélago se caracteriza por la gran variedad de ecosistemas y el alto grado de endemismo de sus recursos bióticos.      

-¿Cuáles usted considera que serían

las principales causas de la pérdida

de la pluralidad de especies?

Toda esta riqueza está amenazada por sobrexplotación, alteraciones, fragmentación y destrucción de hábitats, ecosistemas y paisajes. Actividades como el uso de técnicas productivas dañinas, el manejo inadecuado de especies exóticas, los incendios rurales y forestales, la caza indiscriminada y la pesca furtiva, así como el comercio de especies amenazadas provocan la degradación y contaminación del suelo, las aguas, la atmósfera y dañan la diversidad biológica.

-¿Usted cree que el hombre es

el principal factor negativo...?

Claro, los seres humanos hemos alterado durante años el hábitat natural de las especies, por ejemplo, una carretera en medio de un ecosistema interrumpe el movimiento de las especies. Al cortarse el suministro de agua que llega desde una fuente natural se impide que un hábitat determinado se desarrolle normalmente. En Cuba, el desarrollo de la industria azucarera fue la causa principal desde el siglo XVIII de la desaparición de los bosques y, por tanto, de la pérdida de diversidad biológica.

-¿Qué consecuencias trae consigo

la pérdida de diversidad biológica?

Con la disminución de la biodiversidad se pierden todos los servicios ambientales que brindan los ecosistemas que son básicos para la vida y para mantener un equilibrio general en el entorno. Se afecta la calidad de la atmósfera, la calidad de los suelos, disminuyen los recursos naturales y la vida en su totalidad.

-¿Existe alguna oportunidad

para mitigar estas amenazas?

Sí, es necesaria una mayor participación de las comunidades locales en la protección de los recursos naturales, un mayor compromiso y sentido de pertenencia. La educación ambiental es un elemento importantísimo en este aspecto, que debe incentivarse en las escuelas y los hogares.

En general se necesita tener el tema de la vida mucho más en cuenta en todas las esferas del país. El problema es entender lo que se puede hacer y lo que no. Existe una legislación y en muchos casos es incumplida por distintas causas como la falta de conocimiento y de educación ambiental. Yo considero que las leyes no se hacen para sancionar a las personas, sino para educarlas.

-¿Cuáles son las zonas de la Isla

más dañadas en este sentido?

Yo creo que la pérdida de la biodiversidad se ha manifestado de forma general en toda la Isla. En los macizos montañosos y en las zonas costeras es donde más se evidencia este fenómeno por la confluencia de diferentes ecosistemas en ellos.

-¿En Cuba se  podrán erradicar

estas dificultades?

A pesar de todos los obstáculos existentes, indiscutiblemente hay oportunidades. Por ejemplo, la Isla cuenta con el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, poseedor de 103 áreas legalmente aprobadas y que ocupan el 16,9 por ciento de la superficie marina y terrestre del territorio cubano. También contamos con una estrategia nacional sobre la diversidad biológica y su plan de acción que se actualiza periódicamente teniendo en cuenta las experiencias de lo que se ha logrado y lo que no. Es decir, hay una serie de mecanismos reales para vencer las dificultades y personas dispuestas a trabajar duro.

-¿Existe intercambio con otras

naciones en esta materia?

Durante la Conferencia de Río en 1992, Cuba, representada por el Comandante en Jefe Fidel Castro, firmó el convenio sobre la protección de especies y sostenibilidad de las especies. Así se integró internacionalmente a más de 190 estados para debatir los problemas más controvertidos y estimular el intercambio de experiencias. 

-¿Usted cree que en un futuro podamos

hablar de una biodiversidad sostenible?

Eso es lo que pretendemos y por lo que lucha nuestro país. Incluso, en la actualización del modelo económico se incluyen medidas y acciones que permitan una relación armoniosa entre el hombre y el medio ambiente y estamos tratando de hacer todo lo que se pueda en un contexto internacional bastante complicado. Cuba sigue luchando por una vida sostenible.

 

07/03/2014 07:09 islalsur #. Medio Ambiente


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris