Facebook Twitter Google +1     Admin

DICIEMBRE DE CHARANGAS

20140408050223-laydis.jpg

“Este año las carrozas van a tener como tema el aniversario 300 de la fundación de Bejucal”, dijo Lázaro Ovidio Díaz.

Texto y foto:
LAYDIS SOLER MILANÉS,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Durante el mes de diciembre acontecen las Charangas de Bejucal, una de las tres fiestas tradicionales más populares de Cuba, junto con las Parrandas de Remedio y los Carnavales de Santiago. El lunes nueve ocurrirá el abanderamiento de los dos bandos que la componen: el azul, de la Ceiba de Plata, y el rojo, de la Espina de Oro.

Lázaro Ovidio Díaz Estévez, comunicador social de la Casa de Cultura Félix Pita Rodríguez, en el municipio mayabequense, presentador y miembro del cabildo que conforma la charanga, además de licenciado en Estudios Socioculturales y director del grupo teatral amateur Blanca Becerra, accede a la entrevista.

-¿En qué consiste el

abanderamiento de los bandos? 

El abanderamiento se realiza desde el triunfo de la Revolución. Consiste en un encuentro que trata de revivir esa rivalidad que existe entre los bandos de las charangas. Este año pretendemos avivar la pugna charanguera, queremos hacerla más popular, en un enfrentamiento callejero, donde se va a distinguir la sorpresa que tendrá preparada cada bando.

-¿Quisiera adelantar algunos aspectos? 

Pueden ser referencias al propio cabildo y a sus personajes. Va a haber pinceladas sobre la fundación de Bejucal. Inclusive, se piensa poner a cantar a personas mayores y jóvenes, cada quien representando al bando que prefiera. Tocarán los Tambores de Bejucal.

-Personajes que integraban el cabildo,

como la Macorina, persona que se disfrazaba

con una careta, un pañuelo en la cabeza y

una sombrilla abierta, forman parte

de esta tradición. ¿Existen todavía?

Sí, tienes delante a la Macorina. Hace un año que me encomendaron esa labor. Los actores aficionados del Blanca Becerra representan al chino, al yerbero, a los marqueses de Bejucal y al calesero.

-¿A qué bando  le gustaría apoyar?

El  entrevistado contesta en plural, como portavoz de su grupo de teatro: “A nosotros nos gustaría, por arraigo, ser de la Ceiba de Plata. Su carroza siempre ha logrado una unidad estética muy importante. Posee una línea de elementos culturales unida y popular, no se ha quedado simplemente en mostrar algo aislado como la Espina. La carroza del bando rojo es un ajiaco, no solamente por las sorpresas, sino también por la temática”.

-El espectáculo de las carrozas es la parte

más esperada por la población. ¿En

qué temas están inspiradas?

Este año las carrozas van a tener como tema el aniversario 300 de la Fundación de Bejucal. Se representarán los elementos principales del pueblo como la iglesia, el ferrocarril… El reto es mostrar cosas viejas desde un tratamiento actualizado y renovador; desde una mirada que trate de enganchar al público.

-¿Cree que el pueblo desea el

comienzo de las charangas?

Siempre crea expectativas el tema de las charangas, lo que pasa es que se ha ido perdiendo la tradición en cuanto a momentos colaterales, los que se realizaban antes del espectáculo como encuentros culinarios y las carrocitas domingueras que recorrían las calles. Necesitamos más congas.

-¿Qué actividades realizará el municipio

como parte de las charangas?

Ya se seleccionaron a las florecitas charangueras, son dos niñas que representan las dos carrozas, y las muchachas abanderadas de cada conjunto. Falta el espectáculo de la plaza. Allí se van a mostrar todas las manifestaciones culturales que tiene Bejucal como canto y danza. Va a estar integrado por nuestro rico movimiento de artistas aficionados, el cabildo y como elemento profesional los Tambores de Bejucal, la banda de concierto del municipio y el grupo de zanqueros, Rebelde.

-¿En qué han cambiado las festividades

charangueras actuales con

respecto a las de su niñez?

La diferencia principal radica en el júbilo que despertaba la charanga hace mucho tiempo. Cuando tú decías charanga el día 24, era partir para la iglesia, para la Misa del Gallo, y después a contemplar nuestras carrozas. Esa connotación popular se ha perdido.

-¿Después de presentar los dos bandos

pretende unirse a la conga?

No soy buen bailador, pero ya se me pegó el paso de la Macorina, así que voy para la conga.

Pie de foto: Este año pretendemos avivar la pugna charanguera, queremos hacerla más popular, en un enfrentamiento callejero, donde se va a distinguir la sorpresa que tendrá preparada cada bando, comentó Lázaro Ovidio Díaz.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris