Facebook Twitter Google +1     Admin

LA HUELLA DE TOMÁS DE AQUINO EN LA HABANA

20140413170537-dario-alejandro.jpg

La Biblioteca Nacional José Martí atesora en sus colecciones el manuscrito más antiguo que se conserva en Cuba.

DARÍO ALEJANDRO ALEMÁN,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

De la autoría del teólogo italiano Tomás de Aquino es el manuscrito más antiguo que se conserva en Cuba. El libro se titula Códice, y data de 1433. Actualmente se encuentra en los archivos de la Biblioteca Nacional José Martí y pertenece a una colección de obras extranjeras de los siglos XV al XVIII del Fondo de libros Raros y Valiosos.

Debe su nombre a la manera en que está expuesto su contenido, ya que recoge un compendio de leyes destinadas a las monarquías de la península itálica con respecto al alto clero y otras cuestiones eclesiásticas, afirmó Olga Vega, bibliotecaria de la institución.

El manuscrito tiene un considerable valor patrimonial no solo por la época en la que fue escrito sino también la prominencia de su autor, aunque en verdad sea una trascripción hecha años después de la muerte del mismo. Casi nada se sabe sobre quién la hizo, aunque se intuye que haya sido algún miembro de una universidad medieval de corte escolástico.

Tomás de Aquino fue canonizado en 1323 y es considerado uno de los padres de la filosofía eclesiástica y creador de los fundamentos teológicos de la iglesia católica por los filósofos y líderes religiosos contemporáneos más importantes, según el Diccionario filosófico de Boris Lominov.

“El Códice está dedicado por el mismo Aquino a un personaje del que se sabe muy poco a pesar de las numerosas investigaciones que se han realizado desde que la obra llegó a nuestras manos. Solo sabemos que se apedillaba Lope y pertenecía a la diócesis de Sigüenza”, declaró Lidia Bartra, especialista en libros antiguos de la Biblioteca Nacional.

Este manuscrito es de los que conservamos con más empeño, pues resulta muy valioso un texto de tantas páginas que haya salido a la luz poco antes de inventarse la imprenta de Gutenberg, abundó.

Al ser la obra tan antigua, un equipo de la Oficina del Historiador de la Ciudad ofreció los servicios de cuidado y restauración, lo cual ha permitido que el libro pueda ser consultado físicamente por los especialistas y estudiosos del tema avalados, no siendo así con el resto de los visitantes, dijo Cristina Roselló, jefa de Relaciones Públicas de la Biblioteca.

Carlos Valenciaga, historiador encargado de fichar las piezas más valiosas de la Biblioteca Nacional, refiere que el Fondo de libros Raros y Valiosos cuenta con cerca de 2 000 ejemplares. La mayoría de estos, incluyendo el Códice, pertenecieron a millonarios cubanos que acaparaban obras de arte antes del triunfo de la Revolución. Aún así, se desconoce cómo fue que llegó a Cuba este libro. También se han obtenido textos por donaciones y compras a particulares.

Otras libros curiosos acompañan al Códice de Tomás de Aquino como los de la colección especial “Raventós”, que son de temática musical, y la de “Julio Lobo”, de manuscritos originales de Napoleón Bonaparte.

Pie de Foto: Poco se ha podido averiguar de los orígenes y el recorrido del Códice de Aquino hasta La Habana.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Sumario de Cómo.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide Invertida + Dato Adicional.
Tipo de fuentes: Directas y documentales.
Primer valor noticia: Curiosidad.
Otros: Prominencia y Proximidad.
Tipo de noticia: Ligera.

13/04/2014 10:05 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris