Facebook Twitter Google +1     Admin

¿LIBROS DE ORO?

20140419145737-yohandra.jpg

Impresiones especiales de las obras cumbres de la Condesa de Genlis y de Cervantes son guardadas con celo por el coleccionista marianense Joaquín Hernández.

Texto y fotos:
YOHANDRA MARÍA PORTELLES QUEVEDO,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de la Habana.

Los únicos ejemplares bañados en oro que se conservan en Cuba de Veladas de la Quinta, en su reproducción madrileña de 1876, y de la edición especial francesa del Quijote, de 1923, pertenecen al economista jubilado Joaquín Hernández, devenido coleccionista, aunque prácticamente desconocido en el gremio.

El valor histórico y cultural de esas obras lo confirma la licenciada en Filología, Ivette Naranjo, especialista de la Sala de Referencias de la Biblioteca Nacional José Martí, quien al consultar los registros de las instituciones del patio verificó la singularidad de los textos como piezas auténticas en el país.

“Veladas de la Quinta, recopilación de historias y reflexiones sobre la vida”, cuya autora es la Condesa de Genlis (francesa), fue publicada en Madrid en 1876, con una fastuosa encuadernación de tela brocada en oro de 18 quilates. La primera publicación de la obra, en 1804, fue muy modesta, por lo que los editores para darle la importancia merecida realizaron posteriormente esta tirada de lujo”, explicó Naranjo.

Según reseña el sitio de la editorial Saturnino Calleja S.A., para esta serie se tuvieron en cuenta las normas de una impresión de lujo, y la cantidad de ejemplares fue restringida a pocos números por lo costosa que resultaba. 

“El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” ha tenido innumerables reimpresiones, y de la última corrección, que data de 1923, se realizó una publicación exclusiva en Francia, por la Casa Editorial parisina Garnier Hermanos, cuya cubierta fue tapizada con piel de animal y el borde exterior de sus hojas recubierto también con el metal precioso”, comentó la especialista.  

Además, agregó que ambas, al ser sus autores grandes figuras del quehacer literario europeo, y por la importancia de las obras en sí, fueron merecedoras de una de las pocas impresiones de oro realizadas en el mundo y en sus respectivas editoras, y de las únicas conservadas en la Isla. 

Joaquín Hernández narró que su hermana mayor se casó en 1947 con Andrés Bellamonte Godino, un español especialista en letras, y el primer regalo de su familia para el joven cuñado en su 15 cumpleaños fueron estos títulos dorados, pues sabían de la pasión que sentía por la literatura.

En estantes cerrados y a buen resguardo de los comejenes mantiene sus cerca de 4 mil títulos, muchos de ellos con la rúbrica de los escritores, como Cien años de Soledad, de Gabriel García Márquez, publicado el 5 de junio de 1967 por la editorial Sudamericana de Buenos Aires; Letra con filo, de Carlos Rafael Rodríguez; y otros también de gran valor como La Edad de Oro, en su edición Príncipe, y un ejemplar de La casa de los espíritus, de Isabel Allende, en su primera impresión china en castellano, de 1982.

“No importa cuánto espacio puedan ocupar en mi casa, ni el cuidado que necesiten, ni cuántos años sumamos juntos; todos marcan un acontecimiento de mi vida, logran hacerme sentir joven frente a su vejez, y me han dado ya, ¡20 años de compañía!”, concluyó Joaquín.

Pie de foto: Para Joaquín Hernández estos veinte años de compañía han sido insustituibles en la vida.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de Qué.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.
Tipo de fuentes: Directa, documental y no documental.
Valor noticia: Singularidad.
Otros dos valores-noticia: Prominencia del protagonista. Proximidad.
Tipo de noticia: Blanda.

 

19/04/2014 07:57 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris