Facebook Twitter Google +1     Admin

UN PALACIO VIRTUAL PARA CIEGOS Y SORDOS

20140503140455-zulema.jpg

Los cursos informáticos destinados a personas con discapacidad visual y auditiva reabrieron su matrícula en el recinto central de Computación.

Texto y foto:
ZULEMA SAMUEL DEL SOL,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

De las bondades de las nuevas tecnologías se benefician actualmente 33 sordos y 10 ciegos en los cursos de informática que se imparten desde el pasado octubre (2013), como continuación de un proyecto educativo del Palacio Central de Computación de La Habana.

La licenciada en Informática y única profesora de discapacitados de la institución, Laidy García González, aseguró que, entre la gama de beneficios que ofrecen figuran los cursos de operador de micro y HTML para ciegos y sordos. Estos últimos pueden instruirse, además, en el funcionamiento del Adobe Photoshop, el  Macromedia Dream Weaver y el Corel Draw.

Como resultado de estos proyectos se han capacitado miles de discapacitados, entre los que sobresale, Karel Medina, un joven que perdió la visión a los 21 años en un accidente automovilístico y gracias a la labor del centro logró reinsertarse en la sociedad.

Cuenta Medina que, al culminar el curso de operador de Micro, ejerció durante un año como colaborador del Palacio Central de Computación y dos en función de profesor de invidentes.

Karel actualmente incursiona en el mundo de la música con ayuda de los conocimientos informáticos que le permiten dominar los software de edición y otras utilidades a casi el 95 por ciento de su totalidad.

La idea de impartir clases de computación a personas con discapacidad surgió a partir de la década de los 90 con la introducción en Cuba del software de lector de pantalla, Jaws, para personas ciegas y débiles visuales.

Amigos de la Isla donaron este programa de pago y su homólogo, el software libre NVDA, expresó la licenciada en psicología Yesenia Smith Echevarría, directora de Informática del Centro de Recreación de la Asociación Nacional de Ciegos (ANCI).

En 1992 iniciaron los cursos para discapacitados visuales en el Palacio de Computación, como iniciativa del ciego Ariel Rodríguez Linares, Máster en informática.

“De 1995 a 1998 se instalaron las primeras aulas tiflotécnicas (inventivas dirigidas al trabajo con personas ciegas) en el Centro Cultural Recreativo de la ANCI”, explicó la especialista Smith Echevarría.

En el 2008 nació, en la denominada capital de los Joven Clubs de computación, el proyecto de instrucción informática para sordos, bajo la tutela de la pedagoga Laidy García.

En la actualidad, el centro se erige como  uno de los únicos destinos que atiende en esta esfera a ambos sectores de discapacitados.

Ficha Técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Sumario de Qué.
Tipo de cuerpo: Lead+ Pirámide Invertida + Pirámide Normal.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris