Facebook Twitter Google +1     Admin

EL REPENTISMO BUSCA UN ESPACIO

20140529043409-rocio.jpg

El poeta Orestes Pérez Tagle pretende conservar las costumbres entre los habitantes del asentamiento rural La Lima.

MARÍA DEL ROCÍO RAMOS SUÁREZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Para conservar el repentismo y mantener viva esa tradición, el poeta Orestes Pérez Tagle creó el proyecto comunitario Fidencio Rosa, que persigue, además, enriquecer la vida de los habitantes del asentamiento rural La Lima, ubicado en el poblado de Los Palos en la provincia Mayabeque.

Según cuenta Orestes, la idea viene desde hace poco más de dos años. Su fuente de inspiración es la obra que realiza el campesino Fidencio Rosa, quien ha convertido el patio de su casa en un escenario para conservar la música campesina.

Señaló que un objetivo fundamental es crear un foco sociocultural que ayude al desarrollo de los poetas de la localidad vinculados a estas actividades; también, buscar la vía de proveer las condiciones  necesarias para que puedan desarrollar el repentismo con los instrumentos y recursos requeridos.

Pérez Tagle, quien es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), manifestó que, como poeta, tiene proyectado un curso de superación para los repentistas, músicos y aficionados donde abordará temas sobre la historia de la décima y técnicas de la controversia.

Expresó que como parte del movimiento le interesa crear en La Lima un círculo social para que sea el sitio oficial donde se reúnan  todos estos campesinos a la hora de realizar sus actividades, y que el patio de la casa de Fidencio pase a ser un espacio más reservado que se mantenga como símbolo del lugar donde un día comenzó el movimiento.

Por su parte, el Ingeniero Luis Miguel González , representante   del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) en el municipio y colaborador del proyecto, comentó que un objetivo fundamental es destacar la obra de repentistas originarios del pueblo de Los Palos y provenientes de las canturías de Fidencio,  destacados en mayores esferas y convertidos en íconos del repentismo nacional, como Francisco Pereira y el neopacino José Ascaño, a quien el Indio Naborí bautizó como ‘‘El Cantor del Pueblo’’.

Augusto Placeres, campesino de La Lima y miembro de las canturías, anunció que para el próximo 16 de diciembre (2013) se le realizará un homenaje a Fidencio Rosa, figura fundamental de este proyecto y se le homenajeará por ser un instructor de arte empírico que con un escenario de madera y setenta asientos, hace de su casa un espacio para la música campesina. 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris