Facebook Twitter Google +1     Admin

UN PROYECTO DE FUTURO

20140718145804-nina.jpg

Propuestas del Acuario Nacional de Cuba para un cierre de año que satisfaga a todos sus públicos.

Texto y fotos:
NGATRANTHU,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

En Cuba todas las instalaciones docentes y recreativas organizan un programa de festividades por el cierre del año y el inicio del próximo. El Acuario Nacional, no es una excepción, para esta ocasión (2013) se prevén diversos proyectos, más interesantes y especiales que los del año anterior.

El programa está a cargo Francisco L. Franquiz Domínguez, vicedirector de Comunicaciones del centro, quien constituye uno de los integrantes más activos del grupo de educación y recreación. Un encuentro con el ejecutivo permitió conocer cómo se piensa desarrollar este proyecto y su opinión sobre cuáles son las ventajas y desventajas del mismo.

-¿Cómo se desarrolla el proyecto?

El programa siempre se inicia a partir del 22 de diciembre hasta el 6 de enero. En él se planifica toda una programación de actividades con un horario establecido que incluye, además, determinados servicios culturales, gastronómicos, educativos, en función del público que concurre a nuestra instalación en este período del año.

-¿Qué objetivos se persiguen?

Fundamentalmente el objetivo de la programación es lograr que por estas fechas tan significativas el público disfrute de una oferta divertida y diferente para festejar y contribuir con las actividades festivas que se hacen en todo el país.

El proyecto está destinado a quienes nos visitan y coincide con el período vacacional de los estudiantes. A pesar de que este año estamos inmersos en un importante e impostergable proceso de mantenimiento e inversión de algunas partes del Acuario, no dejaremos de ofrecer opciones novedosas.

La programación se adecuará con una animación tematizada con el fin de año y la navidad. Y en el caso de nuestro país, se dedica también a un aniversario más del triunfo de la Revolución Cubana, y al advenimiento de un próspero y feliz año nuevo para todos nuestros habituales.

La programación depende también de la situación climatológica y del estado de salud y anímico de nuestros animales, porque no trabajamos con artistas, con seres humanos, sino con animales, eso hay que tenerlo en cuenta. Son muchos los factores que inciden en las actividades.

Las principales acciones serán los espectáculos con delfines, lobos marinos, alimentación de otros animales, las propuestas artísticas-recreativas, el ballet acuático, el show de magos y payasos, las exhibiciones en estanques y las visitas dirigidas.

A pesar de que es un período de frío y en el que se producen algunas penetraciones del mar, es interesante ver cómo la gente acude y participa de nuestras actividades. En este período conocemos quiénes son nuestros clientes más fieles.

El Acuario Nacional es un centro de ciencia, educación y recreación, de sano esparcimiento y cultura ambiental y, desde luego, las personas que en este período deciden elegirnos encontrarán aquí un alto nivel de satisfacción y disfrute, porque para eso trabajamos.

Nuestra institución no es sólo para los niños, sino también para jóvenes y adultos, tanto nacionales como extranjeros. O sea, tenemos una gama de servicios para todos los grupos. Sería un error pensar que existimos y trabajamos solamente para los niños, cuando en realidad no es así.

-¿Qué logros ha alcanzado con su trabajo?

Después de 54 años de existencia, que cumpliremos próximamente el 23 de enero, el Acuario se mantiene trabajando en aras de reforzar la educación ambiental marina y costera, la imagen de Cuba desde el punto de vista marino, tal y como lo dice nuestro slogan: “Ofrece el mundo del mar al alcance de todos”. Ello permite que el visitante conozca qué cosa es una isla, un paisaje marino, una gruta, cuáles son los invertebrados cubanos, etc.

Por eso tratamos de que con nuestra programación multidisciplinaria el público se divierta, con educación, recreación y cultura, y que como resultado de eso puedan proteger el ecosistema y cambiar sus modos de actuar, en relación con el uso, cuidado y conservación del medio ambiente marino.

-¿Qué es lo más importante de este proyecto?

Considero que lo más importante es saber cómo animarlo para los diferentes públicos, con música, actividades de participación, etc. Ahí es donde está la animación. Este proyecto está pensado para la familia cubana en general. Es un error de comunicación interpretativa pensar que nuestro fin son solo los niños.

El mejor logro que hemos conseguido en todos estos años de trabajo es saber que se brinda satisfacción a quienes nos visitan, bajo cualquier condición, de que los clientes se vayan lo mejor atendidos posible.

Aún así sería pertinente que para próximas temporadas se planifique un programa de actividades un poco más amplio, no solo pensado para los niños, sino también para los adultos que prefieran disfrutar de actividades relacionadas con la educación medioambiental, como charlas, conferencias, exposiciones fotográficas, entre otras. De esta forma se diversificará en gran medida el excelente trabajo que realizan los trabajadores de esta institución cubana.

A partir del próximo domingo 22 de diciembre, el pueblo podrá disfrutar en sus horarios habituales de la programación que el Acuario Nacional de Cuba destina especialmente para esperar con júbilo y recreación el advenimiento del año 2014.

Pie de fotos: El intercambio con los delfines es una de las actividades más gustadas en este centro recreativo.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris