Facebook Twitter Google +1     Admin

LA NOTA INTERPRETATIVA

20140826205205-leanny.jpg

 

Tema: Erwin Canham, director del Chistian Science Monitor, plantea: “La noticia interpretada puede, de hecho, ser más reveladora que el acontecimiento mismo, nada hay más engañoso que el hecho aislado, justamente porque es un hecho que atiza la imaginación. Los detalles y pormenores de los hechos, las circunstancias complementarias, los sucesos anteriores, los motivos, todo eso forma parte de la noticia propiamente dicha”.

LEANNY VISTEL PÉREZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

El periodista Eduardo Ulibarri plantea que “el periodismo es un ejercicio de mediación en el cual los periodistas son los intermediarios en busca de trascendencia. La función básica de los mismos está dada por la necesidad de que exista un vínculo entre la realidad y el público; entre la multiplicidad de situaciones, procesos, hechos, personajes, lugares, objetos y relaciones, y el conjunto de personas que, deseosas o necesitadas de conocerlos, no pueden informarse directamente de su acontecer y desarrollo, aunque también ellas forman parte de una porción de la realidad. Por eso, en gran medida, somos representantes o agentes del público” (1994: 5).

Desde el momento en que comenzamos a formarnos como periodistas, nos convertimos en transmisores y mediadores de información, como destaca Iraida Calzadilla, profesora de la Universidad de La Habana: “De nosotros depende que las personas entiendan las noticias de manera correcta. Debemos ser explícitos y objetivos, entendiéndose esa objetividad como un ejercicio de acercamiento a la realidad desde la honestidad profesional. La objetividad pura no existe, siempre la mediación, el punto de vista, la postura que defendemos, están presentes” (2014).

La nota informativa y la nota interpretativa

Explica Mitchel Charnley en su libro Periodismo Informativo, que la información oportuna de hechos u opiniones de interés o importancia, o ambas cosas a la vez, para un número considerable de personas necesita ser además exacta, equilibrada, leal y objetiva, clara, concisa y actual (1971: 45-46).

En la nota informativa y en la nota interpretativa, el ejercicio de informar, interpretar y opinar no queda ajeno a ninguna de las dos construcciones, como no quedan fuera de ninguna otra. Solo que van en medida, de manera que en unos y otros casos, el mensaje logre un propósito en relación con el destinatario, hay en cada propuesta una voluntad de credibilidad, casi un episodio de pedagogía en su responsabilidad ciudadana. Si algo es consustancial al periodismo es su no linealidad, su no partición de fronteras a ultranza, explica la profesora Calzadilla en el artículo El análisis y la interpretación para entender el mundo.

Agrega la Doctora que al igual que la nota informativa, la interpretativa informa sobre un hecho que pueda ser considerado noticiable, pero la interpretativa va más allá de lo efectivo, busca trascender en el tiempo. Su contenido deja de aludir solo al hecho informativo, y suma elementos, antecedentes y opiniones de fuentes vinculadas al acontecimiento (Calzadilla, Web).

¿Qué es la nota interpretativa?

Ana María Domínguez, periodista de Juventud Rebelde, la define como “un trabajo que media entre la nota informativa y el género de opinión, sin llegar a ser muy profundo, un hecho y todos los elementos que se relacionan con respecto a él. Se brindan los elementos colaterales como los antecedentes, de manera que el lector pueda llegar a realizar un análisis y tomar una posición  con todos los datos y enfoques que el periodista propone. Lleva implícita –no explícita- la opinión del periodista. Hay incluidos diversos tipos de juicios y criterios, con los cuales se va a identificar el medio de prensa que lo emita” (EP, 2014).

Erwin Canham, director del Chistian Science Monitor, plantea: “La noticia interpretada puede, de hecho, ser más reveladora que el acontecimiento mismo, nada hay más engañoso que el hecho aislado, justamente porque es un hecho que atiza la imaginación. Los detalles y pormenores de los hechos, las circunstancias complementarias, los sucesos anteriores, los motivos, todo eso forma parte de la noticia propiamente dicha”.

Para el catedrático Abraham Santibáñez: “Interpretar, desde el punto de vista periodístico, consiste en buscar el sentido a los hechos noticiosos que llegan en forma aislada. Situarlos en un contexto, darles un sentido y entregárselo al lector no especializado. Esta interpretación debe tratar de prescindir de opiniones personales, debe basarse en hechos concretos y opiniones responsables que sean pertinentes y debe ser presentada en forma amena y atractiva’’ (1974).

En este sentido, el Periodismo Interpretativo tiene mucho que ver porque “la materia prima de la prensa, más que las noticias y la información a secas o fijar una orientación editorial, es el intercambio libre de puntos de vista diversos que buscan entre sí la armonía de pareceres contrapuestos y complementarios, en lo que se refiere a los problemas que forman parte del bien común de la sociedad”, expresa el periodista colombiano José María Baldoví Giraldo (2014).

Es una realidad que la prensa escrita ha perdido inmediatez, pero ante este problema, lo esencial es auxiliarse no solo de las seis preguntas clásicas (Qué, Quién, Cuándo, Dónde, Cómo y Por qué-Para qué), sino profundizar en el cómo, el por qué y para qué, ir al fondo de la noticia, detallar el suceso desde una posición analítica, que vaya más allá de las informaciones tradicionales y que destaque posibles consecuencias, aseguró Fernando Martínez Verdecia, periodista del periódico Mayabeque (EP, 2014).

Para Iraida Calzadilla Rodríguez, “la interpretación está urgida de nuevos enfoques comunicativos, renovadas formas de hacer un mensaje más integral y acabado, donde confluyan fuentes implicadas y no implicadas y donde prevalezca la argumentación del suceso” (Cuadernos desde el aula No. 5, Curso académico 2008-2009).

La interpretación en nuestra prensa

La nota interpretativa es hoy un  género prácticamente desconocido, en nuestro país. Algunos profesionales no la reconocen como género, otros la mal emplean al introducir en sus trabajos algunas de sus características, pero el desconocimiento teórico les impide desarrollar el género correctamente.

A mi juicio, la interpretación en nuestros medios periodísticos necesita una regeneración y una mayor utilización. Ya desde la Academia se enseña el género-estilo como debe ser, pensando en un mejor futuro para la prensa escrita. Tenemos que enfrentar los temores de hacer algo novedoso y original, y de una buena vez, comenzar a ver el quehacer cotidiano desde lo minucioso de una nota o un reportaje de este tipo.

“Si seguimos parados viendo cada día cómo la tecnología mejora, y nos toma la delantera y no logramos readecuar nuestros intereses, jamás explotaremos realmente las potencialidades de los géneros y mucho menos materializaremos con orgullo el ejercicio de la profesión más hermosa del mundo: el periodismo”, plantea Luis Sexto,  profesor de la Universidad de La Habana y Premio Nacional de Periodismo (Web). 

Bibliografía consultada:

Baldoví Giraldo, José María. Periodismo Interpretativo. URL: baldovi555.blogspot.com. Consultado: 3 de mayo  del 2014.

Calzadilla Rodríguez, Iraida. Cuadernos desde el aula. Notas interpretativas (Cuaderno 5). Curso académico 2008-2009. Facultad de Comunicación, Universidad de La Habana. Cuba.

Calzadilla Rodríguez, Iraida. El análisis y la interpretación para entender el mundo. En: http://mesadetrabajo.blogia.com

Calzadilla Rodríguez, Iraida. La Nota. Editorial Pablo de la Torriente. La Habana, 2005.

Charnley, Mitchell V. Periodismo Informativo. Ediciones Troquel, Buenos Aires. Argentina, 1971.

Santibáñez, Abraham, Periodismo Interpretativo, los secretos de la Fórmula Time.  Santiago de Chile. Chile. 1974.

Sexto, Luis,  profesor de Periodismo de la Universidad de La Habana. En: http://mesadetrabajo.blogia.com

Ulibarri, Eduardo. Idea y Vida del Reportaje. Editorial Trillas, México, 1994.

Periodistas consultados:

Fernando Martínez Verdecia, periodista del periódico Mayabeque.

Ana María Domínguez, periodista de Juventud Rebelde.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris