Facebook Twitter Google +1     Admin

NOSOTRAS DOS

20140912234613-claudia.jpg

Las relaciones amorosas entre mujeres continúan siendo el blanco de numerosas críticas que van desde el plano emocional hasta el maltrato físico.

CLAUDIA PÉREZ VILA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.
Foto: YANDER ZAMORA.

Lesbos, la tercera isla más grande de Grecia, fue cuna de Safo,  poetisa que prodigaba culto a la diosa Afrodita. En sus poemas enaltecía a las mujeres, práctica inusual 2 000 años atrás, una etapa en el devenir histórico donde las féminas no eran consideradas parte de la sociedad.

Safo construyó un templo de adoración a su musa y comenzó a impartir clases a las damas que lo deseaban. Desde entonces se comenzó a relacionar a las estudiantes de la academia con aquellas féminas atraídas por el mismo sexo. A partir de ese momento el término lesbianas empezó a universalizarse y su uso se ha extendido hasta nuestros días.

En la modernidad persiste la atracción sexual entre mujeres. Cuba, la mayor Isla del Caribe, específicamente en la Universidad de La Habana, una estudiante de cuarto año experimenta el mismo rechazo de la sociedad, su contexto y familia, la cual insiste en la estereotipada idea de que las mujeres son para los hombres, y lo demás son prácticas irrespetuosas ante los ojos de la sociedad.
Miradas desde la Psicología

“Era muy pequeña cuando comencé a experimentar un cariño especial por una chica. Luego, en la medida que fui creciendo, tuve novios como cualquier muchacha joven, pero no me sentía satisfecha”, explica la estudiante

“Todas mis compañeras hablaban de las experiencias con sus parejas heterosexuales, pero yo no pasaba por lo mismo. Había algo impidiendo alimentar el amor, desde el punto de vista sexual, hacia los hombres. No fue hasta el día de mi cumpleaños número  dieciséis cuando besé a una amiga, el primer beso a una mujer. Sentí un placer y satisfacción emocional  incomparable, entonces supe que era lesbiana”.

El psicólogo Alberto León, profesor de la Universidad de Ciencias Médicas de la provincia Granma, se refiere a las especulaciones existentes en torno a las causas que pueden conducir a una mujer hacia el gusto de otra persona de su mismo sexo: “El miedo de crecer y asumir responsabilidades adultas, los traumas heterosexuales incluidas las violaciones, la seducción en la adolescencia por una mujer, la conducta masculina en la infancia, entre otras muchas, pueden influir en las preferencias sexuales de las mujeres.”

Explica que algunos factores como tabúes heterosexuales y grupos unisexuales, exclusivamente femeninos, pueden incidir en el gusto de una persona.

“Cuando la mayoría de las personas hablamos del término lesbiana pensamos rápidamente en discriminación y rechazo; a pesar del siglo en el que estamos hay ciertas cosas que no del todo en sociedad aceptamos como cuando hablamos de la homosexualidad de los jóvenes, abordar esos temas puede causar conflictos, y más si se trata con los padres de las personas que se inclinan por la preferencia”, expresó la periodista colombina Eva Sugey Sánchez Vázquez Orizaba, en el artículo  ¿El lesbianismo se hace o se nace?

-Profesor León, ¿cómo se trata
desde el punto psicológico
el tema del lesbianismo?

“Las personas siempre nos preguntamos quiénes somos, de dónde venimos, qué hacemos actuando de esta forma o de la otra, de igual manera la interrogante de por qué nos gusta esto y no aquello se hace presente en todos los ámbitos de la vida y claro, en el de preferencias sexuales también.

“Cuando un individuo tienen definida su inclinación sexual, y esta es hacia su propio sexo, lo apoyamos con  terapias sicológicas para hacerlo capaz de enfrentar los múltiples rechazos que experimentará por parte de la sociedad. Aunque se diga que somos una clase luchadora contra las prácticas machistas, en ocasiones no es así y muchos pueden experimentar desde el maltrato físico hasta el emocional”.

-Siempre se asocia a las mujeres
lesbianas con apariencias masculinas,
pero sabemos que no siempre es así.
¿Existe algún indicio físico para
saber si una mujer es homosexual?

“No existe, ni creo que exista un medidor para saber físicamente si una mujer es lesbiana o no. Es cierto que la sociedad tiene dentro de sus caracterizaciones físicas a estas personas con apariencias masculinas, pero no es extraño encontrar muchachas arregladas, medidas al caminar,  sentarse, conversar con los demás, y son homosexuales.

“Las características físicas no van a estar relacionadas casi nunca con lo que la persona es en realidad. Por eso creo que no exista una tendencia desde el punto de vista visual, lo único contrastante es su preferencia por las mujeres”.

Mientras escuchaba las palabras del doctor, recordaba la otra parte de la historia de la universitaria, cuando enumeraba los maltratos que había experimentado por parte de su familia.

“Los golpes eran algo cotidiano, formaban parte de mi vida. Mamá me llegó a decir que prefería verme muerta y, como siempre, que si ella supiera mis preferencias sexuales desde que estaba en su vientre, podría estar segura que no conocería el mundo que tanto me ha aportado en todos los sentidos.

Universidad, ¿zona de aprendizaje y desinhibiciones?

En la Universidad de La Habana los proyectos que se realizan en las carreras de Psicología y Sociología para la promoción al respeto de las personas que tienen esas preferencias sexuales no son suficientes, a pesar de que en algunas asignaturas se trate el tema de una manera más cercana, porque se encuentra entre sus planes de estudio. Todavía persisten los tabúes en cuanto a la impartición de programas y talleres. 

Elaine González Cordero, estudiante de segundo año de la Facultad de Psicología, comenta que el tema del lesbianismo y de la homosexualidad en general, se trata como recepción de la realidad.
“Una de las características que tiene la psiquis, que es nuestro objeto de estudio, es su carácter subjetivo. La característica está muy relacionada con que todas las personas perciben la realidad de una manera diferente”.

“La homosexualidad se trata de una manera tan trivial como  preferencias de colores y ropa, pues es una elección más. En la medida de la percepción de la realidad que tiene el individuo se trazan modos de actuar, gustos e inclinaciones, y en eso no escapa el tema de las inclinaciones sexuales”, afirmó la estudiante.

González Cordero continua explicando que con el avance de las ciencias sociales y psicológicas se ha podido constatar que no se trata de un problema si no, de un modo de percibir la realidad,  de ahí que las manifestaciones a la hora de actuar sean diversas”.

Otra de las carreras que se relacionan directamente con el tema es la de Sociología. Alegna Muro Magnela, de tercer año, comenta que en las aulas de su Facultad existe un número de lesbianas que están insertadas de una manera activa en la vida estudiantil. No se les discrimina ni recaen prejuicios sociales sobre ellas. Al igual que los heterosexuales, tiene su espacio de opinión y criterio.

-¿Existe alguna asignatura o
programa de estudio que les
brinde conocimiento del tema?

“Ninguna abarca específicamente el tema, pero distintos profesores que se dedican a género y violencia intrafamiliar, tratan en algunas de sus clases esos contenidos. No es que lleguen al aula y digan: vamos a hablar hoy sobre la comunidad homosexual. El alumno realiza preguntas entre las que se encuentran las opiniones de la comunidad acerca de los problemas de violencia entre géneros y el profesor da respuestas”, opina la estudiante.

¿Aceptamos o respetamos?

“Yo creo que el liderazgo en la mujer lesbiana estuvo, años atrás, un poco muerto. La lesbiana se aísla socialmente por temor a los comentarios y los prejuicios, prefiere pasar inadvertida. Esa es una característica que no podemos negar”, comenta Idalia Rivero Alarcón, del grupo Venus, uno de los que integra las redes que coordina el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), a  la Agencia Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe-SEMlac.

Parece que el paso de los años ha sido propicio para reformular en cuanto a nuestras formas de pensar,  la despenalización en 1979 de las prácticas homosexuales fue un avance importante,  en 1987 se aprobó las relaciones a la vista pública de la homosexualidad y no fue hasta diez años después que se eliminara del Código Penal, en la reforma de 1997.

Sin demeritar tan importantes reformas que ayudan al crecimiento cultural y humano de la sociedad hoy, y para citar un ejemplo, en la casa de Orientación a la Mujer y La Familia del municipio Plaza de la Revolución, uno de los territorios más densamente poblados, no existe ningún especialista en el tema que informe a la población cuando necesita ayuda u orientación.

La homosexualidad femenina desde los medios de comunicación

Mileida Menéndez, especialista en temas de sexualidad en el diario Juventud Rebelde, comenta que la diversidad de estos en los medios tiene restricciones: la mayoría de los periódicos tratan el tema como noticia, la radio y televisión lo hacen desde la percepción heterosexual del que escribe los guiones, o desde la perspectiva artística.

-¿Por qué el tema casi siempre es visto
desde la perspectiva masculina?

“Cuando tú revisas los periódicos de manera general te hablan más en masculino que en femenino, en cualquier asunto, por ejemplo, economía, política, artes. Si llegas al plano sexual, pasa exactamente lo mismo, las féminas están menos representadas en sus conflictos sexuales, de orientación, o de identidad de género”.

Cuando terminó nuestra conversación, la joven universitaria comentó: “No ha sido fácil asumir mi homosexualidad, los golpes, los insultos que me marcaron por siempre son cosas que no se olvidan. Es duro escuchar a las personas que te dieron la vida, y que de una manera han ayudado a que la mantengas, deseando tu muerte. Hace seis años decidí lo que quería hacer con mi orientación sexual y hoy encontré en mi pareja y amigos paz en medio de la tormenta.”

Pie de foto: La homosexualidad femenina sigue en el silencio y la oscuridad en pleno siglo XXI.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de entrada: Retrospectiva.
Tipo de cuerpo: De bloques temáticos.
Tipo de transiciones: Repetir en la oración o párrafo que sigue una palabra o frase clave utilizada antes. Repetir un concepto en cada uno de los segmentos que se desea relacionar, pero empleando términos diferentes. Destacar un contraste entre los elementos que se desea vincular.
Tipo de cierre: De conclusión del protagonista

Tema: A pesar de que estemos en el siglo XXI y que las personas digan haber superado los prejuicios sociales en cuanto al tema de la homosexualidad, en este caso en las mujeres, los conflictos familiares, sociales y el silencio en los medios de comunicación son síntomas de que persisten las ofuscaciones.

Situación problémica: La homosexualidad femenina está prácticamente invisibilizada en la sociedad moderna. La relación entre hombres se ha despojado más de tabúes, pero entre mujeres, los problemas de indiferencia siguen casi igual.

Objetivos Colaterales:

--La historia real de una muchacha de la Universidad de La Habana es uno de los ejes de este trabajo. Su vida y los maltratos familiares que ha enfrentado por causa de su preferencia sexual hacen que ella sea la protagonista del reportaje.

--Cómo estudian los alumnos de Psicología y Sociología la práctica homosexual entre las mujeres.

--Los especialistas en temas de psicología y sociología dan su opinión sobre el tema. Sobre todo, de inclusión en la sociedad de estas personas.

--Los medios de comunicación cubanos hacen muy poca referencia al tema de la homosexualidad femenina. La noticia se proyecta solo al acontecimiento político o cultural y se hacen escasos trabajos sobre la parte personal del asunto.

Estrategias de fuentes:

Documentales:

Romero, L. "Historia del lesbianismo."   Retrieved 6 de mayo, 2014, from http://lesbianas.about.com/

od/Libros/a/Historia-Del-Lesbianismo.htm

Vázquez, E. S. S. ( ). "¿EL lesbianismo se hace o se nace?"   Retrieved 6 de mayo, 2014, from http://www.slideshare.net/

RitchieCS/el-lesbianismo-se-hace-o-se-nace

Caribe-SEMlac, A. S. d. N. d. l. M. d. L. y. e. (2014). "Cuba: Mujeres lesbianas apuestan por tomar las riendas del cambio."   Retrieved 22 de abril, 2014, from http://proyectoarcoiris.cubava.cu/

2014/01/cuba-mujeres-lesbianas-cambio/  

Activas:

Estudiante universitaria lesbiana de cuarto año (nombre omitido para proteger su identidad). Tipo de Fuente: Implicada y protagonista. Explica los maltratos físicos y sicológicos que ha sufrido por ser lesbiana y cómo lo descubrió. Tipo de Juicio: Analítico y Valorativo.

Alberto León, psicólogo y profesor de la Universidad de Ciencias Médicas de la Provincia de Granma. Explica las posibles causas que hacen a una mujer sentir atracción por su propio sexo, y las caducas ideas acerca del aspecto físico de las lesbianas. Tipo de Fuente: Especialista. Tipo de Juicio: Analítico y Valorativo.

Elaine González Cordero, estudiante de segundo de Psicología. Explica lo que se hace en la Facultad de Psicología en torno al tema. Tipo de Fuente: No implicada. Tipo de Juicio: Valorativo.

Alegna Muro Magnela, estudiante de tercer año de Sociología. Da a conocer lo que se hace y no se hace en su Facultad para adquirir un mayor entendimiento sobre el tema. Tipo de Fuente: No implicada. Tipo de Juicio.  Valorativo, Proyectivo.

Mileida López, periodista del Juventud Rebelde. Da a conocer la falta de preocupación de los medios por el tema. Tipo de Fuente: Experta. Tipo de Juicio: Valorativo, Proyectivo y Analítico.

Soportes:

Hecho: Los maltratos y la discriminación que sufren las mujeres homosexuales y el poco tratamiento en los medios de comunicación al tema de las preferencias sexuales entre las mujeres.

Antecedente: El tema de la homosexualidad femenina siempre ha presentado trabas y tabúes en cuanto a la aceptación por parte de la sociedad y al tratamiento que los medios ofrecen a las mujeres con estas características.

Contexto: La homosexualidad femenina en una sociedad machista, que impide tratar este tema de una manera desinhibida.

Proyecciones: Dar a conocer que las mujeres homosexuales aún son maltratadas en sus hogares y que es más visible la homosexualidad en los hombres que en las féminas.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris