Facebook Twitter Google +1     Admin

SIMPLEMENTE…. KITES

20141006143118-lily.jpg

LEANNY VISTEL PÉREZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Cometa, se le llama a un juguete que vuela gracias a la fuerza del viento y a varios hilos que lo mantienen desde la  tierra, en una  postura correcta de vuelo.

Pero Cometas (Kites, en inglés) también es el nombre de una  película india del 2010, del género comedia romántica, protagonizada por los actores Hrithik Roshan, Bárbara Mori, Kangana Ranaut, Kabir Bedi y Luce Rains. Es la primera producción de Bollywood con un personaje mexicano como protagonista. Una historia con romance, acción y adrenalina.

Jay es un muchacho que ambiciona tener dinero y lo consigue de cualquier manera, así conoce el amor en una joven inmigrante de México, llegada a EEUU ilegalmente y se casan  solo para arreglar sus papeles en el país. La sorpresa llega cuando  vuelven a verse, pero en circunstancias totalmente distintas, y ahí comienza la acción con persecuciones, muerte y dinero por medio. El amor siempre tan complicado, nos deja entrever la frase tantas veces dicha: “El dinero no compra ni el amor ni la felicidad”.

El director de Bollywood, Anurag Basu, presenta un filme que fácilmente atrapa a diferentes públicos, no sólo del mercado indio o hispano, sino del mercado global, porque logra salirse un tanto de la fórmula esquemática característica de la cinematografía india: dos jóvenes de distintas clases sociales, se enamoran, batallan y viven felices para siempre.

Además, combina de manera magistral tres idiomas: español, hindú e inglés, utilizando casi como único traductor al lenguaje corporal y gestual, por lo que el espectador intuye lo dicho, sin necesidad de subtitulaje.

Rostros como Hrithik Roshan y Bárbara Mori han dado vida en pantalla a personajes conmovedores y creíbles, con los cuales el espectador puede reír, llorar o identificarse. Las actuaciones son de primera, no obstante, se puede ver un tono similar al de los dramatizados seriados latinoamericano (telenovelas o teleseries). El papel de Roshan está mejor trabajado y opaca sobremanera a la Mori, sin embargo, ella, por momentos, se nota un poco sobreactuada.

Kites, no sería lo mismo sin la cinematografía cautivadora de Ayananka Bose. Desde los casinos y fuentes de Las Vegas, a los desiertos desolados de México, la cámara de Bose agarra la belleza en cada escenario. Aprovecha las tomas en primer y tercer plano, contrasta con colores claros y oscuros, cálidos con fríos, volviéndola acogedora a la vista del público. Utiliza la técnica fotográfica de figura fondo y la ley de la mirada. El elemento agua, es un protagonista de la historia, por tanto, surge en los momentos más importantes, no por casualidad, sino para transmitir una emoción o estado diferente en cada caso.

Las proezas son magníficamente ejecutadas, pues los efectos especiales tienen la etiqueta Made in USA, debido a las altas cargas de computarización que presenta la misma. Igualmente, abusan de las escenas de riesgo, restándole credibilidad a la cinta.

Si bien la película parecería capaz de ganar un Oscar, hay que constatar que la banda sonora es pésima, no solo porque todos los temas colocados por el director de música, Rajesh Roshan, son indios, sino que tampoco ambientan algunas escenas como requiere el momento. Asimismo, podía haberse combinado la música tradicional mexicana con la norteamericana y la propia hindú. Este trinomio le hubiese conferido mayor singularidad y esplendor
 
Estas dos horas y veinte minutos, constituyen un paseo en montaña rusa, lleno de espectaculares momentos románticos, persecuciones sin parar y efectos visuales de acción. No es el típico filme de la meca de la cinematografía oriental, no está saturada de bailes ni canciones que inflen la historia y la vuelvan tortuosamente larga.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris