Facebook Twitter Google +1     Admin

ESCLAVOS DEL LIKE

20141024143949-pinzon.jpg

ANYELLY JOHANNA PINZÓN ACOSTA,
estudiante de cuarto semestre de Comunicación Social,
Universidad Cooperativa de Colombia, Sede Bogotá.

Facebook  es  la red social más usada al contener variedad de  servicios de entretenimiento que ofrecen al usuario un espacio incondicional y eficaz, sin embargo, posee una gran capacidad para alterar las emociones, pensamientos y actitudes, específicamente en los  jóvenes que asumen  una posición “extremista” frente a la realidad en la que se ven sumergidos, es decir, publicar estados o fotos se ha vuelto una tarea que hay que cumplir para estar a la moda.

Entre los múltiples servicios que ofrece Facebook hay que destacar uno en especial: los grupos o páginas donde los usuarios se unen con intereses comunes como son la música, ideologías políticas, modas, etc. Independientemente del tema que se propague en la red social con fines específicos, algunos de estos grupos están siendo partícipes de una intolerancia frente la diversidad de la cultura, puesto que, en realidad hay ciertas actitudes muy discriminatorias por parte de los usuarios ya que éstos están utilizando Facebook para imponer la suya.

Con las nuevas innovaciones que implementa esta red social, ha traído consigo un nuevo servicio de entretenimiento: los giffs animados. Las imágenes ahora cobran vida en los perfiles de Facebook y causa gran conmoción a los usuarios, cuyo propósito es empezar  a apropiarse de sus conductas y sus pensamientos.

Cabe destacar que la nueva tendencia es compartir en el perfil giffs pornográficos, al parecer es fácil para accederlo y los jóvenes disfrutan de ello. Se ha caído en una red de sensacionalismo e insolencia  puesto que está eliminando las pocas posturas culturales que posee  la sociedad.

Indudablemente, en el mundo contemporáneo cada vez se vuelve invisible lo que es esencial para los ojos. En este momento quizá las personas no han entendido aún que hay una gran diferencia entre “tener sexo” y hacer el amor. Facebook nos acerca a “tener sexo”, al punto de cohibir la vida sexual con responsabilidad, como consecuencia de asumir decisiones apresuradas en el momento inequívoco.

Los contenidos o servicios consiguen llegar a un solo fin: entretener a los usuarios de diferentes formas no moderadas. El problema de las nuevas tendencias tecnológicas están al servicio del entretenimiento, todas las personas tienen derecho en su vida a tener un poco de espacio para salir de la rutina, pero en realidad prevalece que las sociedades se formen a partir de  una conciencia crítica para fomentar cambios en nuestro país.

Facebook no contribuye a constituir la  participación entre los jóvenes a un sistema crítico-constructivo, ésta simplemente ofrece un mundo superficial en el ciberespacio para cegar su realidad y reprimir la posibilidad de estar informado sobre las problemáticas del país. ¿Cómo es posible que se le dé más importancia a la publicación de fotos en Facebook, que la situación que atraviesa Colombia con la poca calidad que asienta la salud y la educación?

Somos esclavos del like, estamos sumergidos en una burbuja porque ni siquiera nos atrevemos a cuestionar nuestra realidad. Creería que el mejor perfil ya lo tenemos, solo que se está concibiendo el falso discurso de usar máscaras para llevar a cabo una vida social más fresca y completa. Soy libre de publicar lo que mi conciencia me dicta en hojas de papel, puedo conversar con amigos sin necesidad de una pantalla, e incluso puedo sentir su corazón latir cuando los abrazo.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris