Facebook Twitter Google +1     Admin

EL PERIODISMO INTERPRETATIVO Y SU VALOR SOCIAL

20141029003500-laydis.jpg

 

Tema: Los profesores venezolanos de la Escuela de Comunicación Social de Barquisemeto, estado de Lara, María Carolina Alcalde Román y Rafael Jonquera, apuntan: “El porvenir del periodismo interpretativo en nuestros medios dependerá del periodista mismo. En la medida que sea capaz de comprender el mundo que lo rodea podrá elaborar trabajos convenientes y útiles que tengan valor para el público”.

 

LAYDIS SOLER MILANÉS, 
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Para Abraham Santibáñez, profesor, periodista y teórico chileno, el periodismo interpretativo “consiste en buscar el sentido a los hechos noticiosos que llegan en forma aislada. Situarlos en un contexto, darles un sentido y entregárselo al lector (o auditor) no especializado” (2014: Web).

Alejandro Rost, profesor e investigador de la Universidad Nacional del Comahue, Argentina, explica que como señalaba el famoso periodista estadounidense Walter Lippman, en 1956: "La antigua distinción entre hecho y opinión no se adapta a la realidad de las cosas por ser el mundo moderno tan complicado y difícil de entender, se ha vuelto necesario no sólo informar acerca de las noticias, sino también explicarlas e interpretarlas" (2014: Web).

Con el surgimiento de la televisión, la radio y el Internet, la prensa impresa ha perdido la inmediatez de la noticia, entonces debe acudir a la interpretación para ganar más lectores; pero muchas veces en los medios, es sustituida por los géneros de opinión e información y ha decaído su uso.

Los profesores venezolanos de la Escuela de Comunicación Social de Barquisemeto, estado de Lara, María Carolina Alcalde Román y Rafael Jonquera, apuntan: “El porvenir del periodismo interpretativo en nuestros medios dependerá del periodista mismo. En la medida que sea capaz de comprender el mundo que lo rodea podrá elaborar trabajos convenientes y útiles que tengan valor para el público” (2014: Web).

José Luis Martínez  Albertos, profesor español, afirma que el periodismo que hace culto a la rapidez en la transmisión de la noticia “es insuficiente porque no explica los procesos sociales, los intereses subyacentes en los hechos. Es necesario que se den a conocer los acontecimientos de la manera más rápida posible, pero luego es necesario que se brinden todas las explicaciones necesarias, con antecedentes, y las consecuencias que pueda tener en un futuro más o menos próximo, para que el lector sepa atenerse y cómo actuar en esa circunstancia o en otras similares que se pudieran producir” (2014: Web).

La interpretación debe mantenerse dentro de la prensa actual, sobre todo en la impresa, donde es menos abundante la primicia noticiosa, para enriquecer la información que de otra forma estaría demasiado abstracta o difícil de comprender para la población.

Julio Batista Rodríguez, periodista del semanario Trabajadores, manifestó que en Cuba los problemas fundamentales que afectan el empleo del género interpretativo son la poca accesibilidad a las fuentes, falta de espacio en la hoja del periódico, puesto que un trabajo de este tipo necesita un mayor número de líneas por la cantidad de fuentes consultadas e investigación realizada, y carencia de competencia profesional en el gremio.

“El facilismo es otro de los factores que afecta a la interpretación como estilo, muchos prefieren buscar una o dos fuentes que hacer una investigación más detallada”, subrayó (EP, 2014).

La subdirectora de Juventud Rebelde y profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, Yailín Orta Rivera, opina que todos los géneros deben abundar por igual en los medios de comunicación masiva. Sin embargo, “el interpretativo ha quedado a la saga, se apela más a lo informativo, la crónica y el comentario; depende de los periodistas y de los medios retomarlo”, añadió (EP, 2014).

También afirmó que: “La interpretación propicia un mejor acercamiento del lector hacia un tema. Permite buscar información para indagar con mayor profundidad un hecho. Respondiendo, entre otros, al cómo, el por qué y el para qué del acontecimiento. Ayuda a establecer consecuencias y pronósticos de un suceso, de ahí su utilidad social a la hora de presentar un problema a las masas, no ocurre lo mismo con la información y la opinión. Investiga los antecedentes, humaniza el fenómeno. Pone a las personas frente a una realidad en la cual son ellas mismas quienes arriban a la interpretación; no quiere decir que no haya una conducción del periodista, pero se hace menos explícita que en los géneros opináticos”.

José Luis López, periodista cubano del diario Juventud Rebelde, explicó que en el caso de los deportes, la radio y la televisión transmiten en vivo las competencias. “Si yo al otro día escribo lo mismo que sucedió, seguro nadie lo lee. Hay que buscar la forma de interpretar lo ocurrido, y darle muchos más datos al lector que los brindados por otros medios. El receptor agradece cuando lo haces razonar sobre un hecho ofreciendo causas de, por ejemplo, por qué tal equipo de pelota perdió una competencia, y no le escribes solamente la información” (EP: 2014).

Pero el futuro del género interpretativo no solo depende de retomarlo en los diversos medios de comunicación, sino también de realizarlo con calidad para lograr el interés y credibilidad del público, de ahí la importancia de buscar las fuentes adecuadas para abordar una problemática social con la que el receptor se sienta identificado.

“La materia prima de la prensa, más que las noticias y la información a secas, es el intercambio libre de puntos de vista diversos que (…) buscan entre sí la armonía de pareceres contrapuestos y complementarios, en lo que se refiere a los problemas que forman parte del bien común de la sociedad”, expresó el periodista y teórico colombiano José María Baldoví Giraldo (2014: Web).

Juan Francisco Beltrán, periodista independiente e investigador ecuatoriano, manifiesta que “desde las aulas universitarias escuchamos que el rumor no es noticia, que no debemos especular, que estamos obligados a confirmar informaciones” (2014: Web). Estas afirmaciones se aplican en cualquier género y estilo, pero principalmente son de vital importancia en la interpretación, donde la contrastación de fuentes es esencial. Si el periodista no tiene la suficiente ética para cumplirlas, entonces su trabajo pierde veracidad y la redacción carecerá de valor para el público, sin importar el tema que trate.

Beltrán pone el siguiente ejemplo de una mala forma de redactar una información: “Se sabe que el quinto voto es de Henry Cuji”. Y a continuación le añade preguntas que le hubiera hecho al autor del texto si él fuera su editor: ¿Se sabe?, ¿quién sabe, el autor, los asambleístas, todo el mundo?, ¿qué documento o declaración respalda esta afirmación? “Nada es obvio, si tu mamá te dice que te quiere, compruébalo”, señala en una manera coloquial, pero cierta.

La interpretación prevalecerá si los periodistas son capaces de abordar los temas sociales que sean de utilidad para el público de la mejor manera posible. Alejandro Rost enuncia: “Es importante la credibilidad ganada por la investigación del hecho, los buenos argumentos, las fuentes fidedignas y reconocidas, las formas que el profesional use para redactar la información empleando los recursos para lograr que los lectores conozcan el hecho como si hubiesen sido parte de él” (2014: Web).

María Carolina Alcalde Román y Rafael Jonquera manifiestan que “el periodismo interpretativo es la nueva tendencia que marca pauta en el mundo de la información, debido a la necesidad que tienen tanto las masas como los periodistas por adentrarse en la profundidad del conocimiento y de esta manera lograr llegar a la verdad” (En Vu Quang, 2014: Web). Por lo tanto, la interpretación todavía tiene mucho camino por recorrer en este planeta cada vez más vertiginoso.

Bibliografía:

Badoví Giraldo, José María: Periodismo Interpretativo. En: baldovi555.blogspot.com. Consultado: 10.2.2014.

Francisco Beltrán, Juan: El periodismo interpretativo un género mal interpretado. En: http://lacolumnaquinta.wordpress.com/
2012/01/21-el-periodismo-interpretativo-un-genero-mal-interpretado/ Consultado: 10.2.2014.

Martínez Alberto, José Luis: Periodismo de explicación. En: http://www.canalsocial.net/
GER/ficha_GER.asp?id=9950&cat=medioinformacion. Consultado: 10.2.2014.

Rost,  Alejandro: Periodismo de Explicación. En: http://red-accion.uncoma.edu.ar/

asignaturas/periodismoexplicacion.htm  Consultado: 10.2.2014.

Santibáñez, Abraham: Periodismo interpretativo. A la sombra de Henry Luce. En: http://www.icei.uchile.cl. Consultado: 6.4.2014.

Vu Quang, Huy: El líder del periodismo del siglo XXI. En: http:// islalsur.blogia.com030202-el-lider-del-periodismo-del-siglo-xxi.php Consultado: 28.4.2014.

Periodistas consultados:

José Luis López, periodista del diario Juventud Rebelde.

Julio Batista Rodríguez, periodista del semanario Trabajadores.

Profesores consultados:

Yailín Orta Rivera, subdirectora del diario Juventud Rebelde y profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris