Facebook Twitter Google +1     Admin

ROZANDO EL PISO

20150222175614-rocio.jpg

MARÍA DEL ROCÍO RAMOS SUÁREZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Desde hace diez años, el tan popular programa televisivo Piso 6, transmitido actualmente los martes a las 8 y 27 minutos de la noche, pretende dar a conocer lo más actual y destacado de la música de Cuba y el mundo. Sin embargo, sus intentos, aunque muy reconocidos y en ocasiones disfrutados por el público, se están quedando algo rezagados, a pesar de los esfuerzos de sus conductores por fingir una sonrisa.

Saber cuáles son los verdaderos presentadores de este espacio televisivo es una interrogante que muchos quisieran descifrar, pues si bien la carismática Yuliet Cruz parece ser el rostro principal, los jóvenes Leo Garrido y Raúl Lora vienen también a convertirse, de vez en cuando, en locutores que procuran dar "lo noticioso del acontecer nacional", e incluso incorporan a su accionar una serie de gestos que más bien darían la impresión de estar en una presentación humorística.

Lo más pegado, es la sección con mayor demanda por parte de  los televidentes, sin embargo, es también contradictoria si se analiza que las canciones presentadas no son de algún modo las de mayor audiencia, pues la gran mayoría ha pasado su  momento y aún así continúan siendo promovidas como las más recientes en la preferencia  nacional.

Entre lo salvable de este audiovisual se destaca la presentación gráfica. Sin lugar a duda, el diseño logra su propósito: crear el ambiente de una emisión propia para jóvenes, relacionada con la música  y proyectada en un horario nocturno.

Los movimientos con los que se desplazan las luces, de forma rápida y con ritmo, son acordes a los colores empleados en cuanto a lo atractivo y contrastante, pues dan esa sensación de informalidad y al mismo tiempo consiguen cierta estética. El background, los sutiles efectos digitales y el slogan del programa que acompaña todo el diseño,  parecen tener conexión.

En cuanto al guión, se encuentra abierto a la improvisación y los locutores lo han sabido aprovechar. Esto funciona si se tiene en cuenta que es una emisión destinada a las preferencias de los más jóvenes, donde debe prevalecer la espontaneidad y se pueden incorporar algunos rasgos que permitan la utilización de un estilo informal.

En cada transmisión, el equipo de presentadores y realizadores intenta popularizar a nuevos compositores y artistas, lo cual resulta meritorio, solo sería oportuno primeramente darlos a conocer y más tarde presentarlos, porque ante cada uno crece la inmensa pregunta que no siempre consigue una respuesta: ¿y ellos quiénes son?

Un espacio encargado de comunicar los acontecimientos relacionados con este arte  dentro y fuera del país, pudiera ser más aprovechado por sus creadores. Sería tal vez la única manera de construir un producto más completo, informativo y recreativo, que no se ciña a recordar la música que en un momento fue escuchada, sino a dar a  conocer la que hoy hace y hará parte de que el mundo continúe en movimiento. 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris