Facebook Twitter Google +1     Admin

TELEVISIÓN EN COLOMBIA

20141129111211-michel.jpg

MICHAEL STEVEN RÍOS,
estudiante de cuarto semestre de Comunicación Social,
Universidad Cooperativa de Colombia, Sede Bogotá.

La televisión colombiana es reconocida como una de las más vistas en Latinoamérica por el amarillismo que maneja en sus programas o producciones.

Este medio de comunicación con el transcurso de los años ha desarrollado lo que se le conoce a nivel mundial como consumismo y uno de los aspectos más importantes que lo caracteriza es transmitir producciones con significados y mensajes obscenos, ya que para un colombiano es mucho mejor llegar a su casa y ver un programa lleno de violencia o en algunos casos como las “narco novelas”, donde a través de mensajes “camuflados” hace que los televidentes de menor edad crean que para conseguir dinero o vivir bien los hombres tienen que ser narcotraficantes o dedicarse al vandalismo y a la violencia, y dejando como moraleja a las niñas que tienen que ser prostitutas o vivir siendo mujeres de compañía como le llaman algunas, para no crear malos aspectos, si quieren vivir como lo que la gente comúnmente conoce “como reinas”.

El amarillismo que maneja esta televisión se ve reflejado en uno de los programas con mayor rating en el canal RCN, entre los mas importante del país. Este programa es llamado o conocido como “pirry” y en èl se dan a conocer historias llenas de amarillismo dejando a un lado el pudor para presentar los casos, sin importar el poder que maneja cada uno de los protagonistas, pero esto es lo que le gusta ver a un sector de televidentes, es lo que vende, es lo que entretiene, porque en Colombia se transmite lo que la gente quiere ver, no lo que tiene en realidad calidad de televisión.

Otro de los principales aspectos de la televisión colombiana es que los noticieros o programas informativos son influenciados por el poder, se han visto casos en donde no dan prioridad a noticias que en realidad son importantes, sino que las hacen ver como algo pasajero, algo sin valor.

Desde mi punto de vista, no entiendo la necesidad de que un sábado o un domingo al medio día transmitan un programa que dura casi dos horas al aire, con el único objetivo de hacer pública la vida de varias personas importantes en los medios de comunicación, sin saber las consecuencias que pueden traer los comentarios o la información que aquí se divulga.

Con el tiempo, la sociedad se ha visto tan influenciada por la televisión, que hay casos en donde las personas darían lo que fuera por participar en uno de esos espacios en los cuales regalan dinero por el hecho de participar en las grabaciones, o a veces en los mismos realitys que presentan los canales más significativos del país.

¿Por qué en Colombia no existe la admiración a algún súper héroe colombiano, mientras en Estados Unidos hay más de tres, Batman, Súperman, Spiderman? Claro, porque en Colombia para la sociedad es mucho más agradable sentarse horas a ver diez personas luchando por 800 millones de pesos en programas que lo único que reflejan es violencia y la notable falta de valores, a sentarse a ver 20-30 minutos de un documental donde traten temas con el fin de abrir mentes y crear personas con la capacidad de criticar y autocriticarse.

En conclusión, vivimos en un país donde el arte de ver televisión se ha perdido con el tiempo, donde no hay programas familiares sino al contrario, cada persona tiene un horario estipulado para tener acceso a los programas trasmitidos. Porque las familias enteras ya no se reúnen con el objetivo de crecer moralmente al sentarse a disfrutar un espacio.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris