Facebook Twitter Google +1     Admin

COLECCIONES DEL JARDIN BOTANICO JOSE CELESTINO MUTIS

20141202141904-karen.jpg

El jardín botánico, la joya verde de Bogotá, presenta colecciones especiales dedicadas a la conservación de plantas en peligro de extinción.

KAREN REY,
estudiante de cuarto semestre de Comunicación Social,
Universidad Cooperativa de Colombia, Sede Bogotá.

Hoy día el Jardín Botánico José Celestino Mutis es catalogado como el más grande de Colombia, ya que es un lugar de investigación, educación y ocio.

“No solo es venir a ver <<flores>> y un lago, es hacer reflexionar a los visitantes sobre las maravillas que tenemos en nuestro país, de sentir, de dejarse cautivar por la flora y fauna. Que la gente se concientice de lo mucho que hay que cuidar lo que nos da el oxígeno”, manifiesta Julio Carrizosa, ambientalista y miembro de la Academia de Ciencias Exactas. 

En el jardín se albergan más de 19.605 colecciones de plantas vivas, con unas 1.525 de plantas cultivadas que se enfocan en plantas de la región andina. Cinco de las colecciones que se dedican a la conservación incluye a las familias botánicas de Araceaes, Bromeliaceae,  Cactaceae, Lamiaceae y Ochidaceae.

En sus jardines se destacan las orquídeas, las palmas, las plantas medicinales, las rosaledas, invernaderos, coníferas, herbario, entre muchas otras más.

“Después de trabajar casi dos años en el Jardín, quedé enamorado de ver el proceso de todas las especies de plantas que están aquí. El simple hecho de <<criar una planta>>, cuidarla, entiendes que ellas también viven y respiran. Un lugar magnífico para venir a ver las hermosas joyas verdes que tiene Bogotá y, en general, Colombia”, expresa Mario A. Pozo, criador de orquídeas y bromelias en la institución.

Este jardín  desarrolla actividades de investigación con la ayuda de las universidades de Bogotá, y las visitas al público son dirigidas por estudiantes. Cuenta con programas de biotecnología, conservación de plantas, etnobotánica, exploración, programas dedicados a la mejora agrícola y a la restauración de terrenos degradados.

El jardín botánico fue creado en 1955 haciéndole homenaje al primer astrónomo y botánico en consagrarse, José Celestino Mutis, con el propósito de cuidar la flora y fauna que están en peligro de extinguirse.

Este científico, junto a Jorge Tadeo Lozano, organizaron otro jardín con semillas traídas de Europa. En 1783 se llevó una de las más importantes expediciones científicas del siglo XVlll “La real expedición Botánica del Nuevo reino de Granada”, donde se catalogaron más de 10 mil especies vegetales y 7mil de animales.

Enrique Pérez Arbeláez, fundador del jardín, se dedicó a compilar la bibliografía de la región, y alcanzó a recopilar 3 200 títulos traducidos en ocho lenguas, los cuales hacen parte del libro Hilea Amazónica colombiana. También ejerció la función de recolector de semillas de los bosques de los Andes. Después de luchar por convertir una zona de relleno en el Bosque popular, lo logró junto a su esposa doña Teresa Arango Bueno, y ambos se dedicaron  a dar vida al jardín.

Pie de foto: Orquídeas originarias de Colombia, flor emblema de la ciudad de Bogotá.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris