Facebook Twitter Google +1     Admin

LAS EXTENSIONES DE LA NOTICIA

20141204153229-wendy.jpg

Tema: Para el profesor norteamericano Mitchell Charnley: “La noticia debe tener no solo extensión, anchura y altura, sino también profundidad y orientación (…) es orientación de causa y efecto basada en la objetividad”.

WENDY GARCÍA MARQUETTI,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

En la actualidad, los medios de comunicación utilizan cada vez más la información brindada por los organismos oficiales, dejando a un lado todo el aporte que pueda brindar otro tipo de fuentes. Este fenómeno podría definirse como el control de las fuentes de información y, por tanto, el control de la información en sí misma.

Cuba no es la excepción, y mientras ofrecemos gran cantidad de noticias, se pierde el uso de diversos tipos de fuentes y, por consiguiente, disminuye la realización del periodismo interpretativo, el cual requiere de múltiples miradas desde diferentes criterios. Este periodismo combina la función de informar con la de interpretar, o sea, se dice lo que ocurre y lo que significan los acontecimientos.

Surge como una necesidad de explicar los hechos. Predomina el por qué y para qué en el hacer periodístico. No solo cuenta la actualidad, sino también intenta explicar e interpretar los hechos y acontecimientos periodísticos. Pretende que el lector conozca de un modo más profundo esa actualidad que le rodea. Lo sitúa en una nueva perspectiva mediante la cual encuentra los juicios de valor situados justo al lado de la narración objetiva de los hechos.

Al respecto, en 1933, la Sociedad Americana de Periodistas y Editores, resolvió: “Visto que, el desarrollo de los acontecimientos nacionales e internacionales que son significativos, complejos y animados se produce más rápido que en ningún otro período de la historia reciente del mundo; y visto que, hay nueva evidencia de que el hombre y la mujer en todos los aspectos de la vida están adquiriendo un profundo interés por los asuntos públicos, resolvemos, que hay consenso en esta Sociedad en que los editores deben dedicar una gran atención y espacio a la explicación e interpretación de las noticias y a presentar los antecedentes del mecanismo y significación de los hechos”.

Para el profesor norteamericano Mitchell Charnley: “La noticia debe tener no solo extensión, anchura y altura, sino también profundidad y orientación (…) es orientación de causa y efecto basada en la objetividad”.

Siguiendo esta línea de pensamiento, Roger Ricardo Luis, periodista y profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, plantea: “La práctica del periodismo interpretativo tiene como una de sus “reglas de oro” el uso múltiple y variado de las fuentes. En tal sentido, se hace imprescindible que el periodista emplee con habilidad las fuentes oficiales, así como también las de carácter oficiosas y no oficiales. Es preciso destacar que el periodismo que más se practica en nuestros medios queda en la orilla de las fuentes oficiales y muy pocas veces nada hacia las profundidades de otras voces autorizadas como pueden ser las fuentes de la base”.

Para analizar esta situación debemos partir de la conceptualización teórica. Según los textos del profesor peruano Juan Gargurevich Regal (2006), Arturo Martín Vega (1995), y Margarita Gorz y Pedro Ulloa (1988), teóricos de la Comunicación, una fuente periodística es una persona, entidad, medio, grupo o documento que provee de información al periodista para que este tenga los elementos suficientes para elaborar una noticia o cualquier otro género periodístico.

Los teóricos coinciden en clasificar las fuentes según varios criterios, entre los que se encuentran su cercanía al hecho noticioso y la veracidad de sus declaraciones. También pueden ser oficiales o no, depende de qué nivel de autorización tengan para dar una información, criterio o valoración. Existen otras muchas clasificaciones a las cuales no haremos referencia debido al tema del trabajo.

En la actualidad, las informaciones que desean dar las fuentes oficiales son las que más se dan a conocer, al menos en nuestro país. Por eso, cada vez es más la noticia “mandada a hacer” por la fuente y menos la que el propio periodista desarrolla.

Al respecto, el teórico Mauro Wolf (2014), apunta: "Como se ha dicho antes, esta tendencia no sólo aumenta y ensancha el campo de visibilidad de lo social, sino que también, y es éste el interés desde el punto de vista del newsmaking, hace que la agenda de los centros institucionales más fuertes (grupos, asociaciones centros religiosos, culturales, científicos, etcétera) determine la agenda de los medios".

Pero, dónde queda la información que se recoge del público, esa de interés social. Las noticias que verdaderamente atraen a nuestros lectores son aquellas que representen sus intereses, o sea, donde sean tomadas en cuentas sus opiniones y, por tanto, aquellas personas autorizadas –las fuentes oficiales-, le den una respuesta consecuente a sus problemas o decidan abogar por ideas sociales.

Con respecto a este polémico tema dentro del mundo periodístico actual, Susana Alfonso Tamayo y María Caridad Guindo Gutiérrez, dos jóvenes Licenciadas de Periodismo que desempeñan labores en el periódico provincial el artemiseño, dieron sus impresiones al respecto.

Susana Alfonso reconoce que “cada vez las informaciones son más aburridas y monótonas debido a que solo son utilizadas las informaciones oficiales. Esto resta peso al trabajo que se realiza, pues la población no se siente identificada, no se llega al fondo de las situaciones y no se ofrecen todos los puntos de vista que existen acerca de la problemática en cuestión” (EP, 2014).

Por su parte, María Caridad Guindo agrega que “de esta manera se desperdicia la oportunidad de contrarrestar declaraciones y llegar a las verdaderas causas y soluciones de las situaciones tratadas. Lograrlo requiere de un trato adecuado con las fuentes para que se sientan atraídas por brindar la información” (EP, 2014).

Teniendo en cuenta lo anteriormente dicho y la valoración del profesor Ricardo Luis, podemos llegar a la conclusión de que en la actualidad prevalece en los medios una desestimación de las fuentes no oficiales. Por tanto, debemos poner en práctica algunas normas básicas en aras de mejorar nuestro periodismo y, por consiguiente, sea más fácil el desarrollo de la interpretación.

Todas las fuentes son importantes y se enriquecen del contraste y la polémica. Todos los implicados en la noticia tienen voz. No puede haber prejuicio entre las “buenas” y las “malas”. Casi siempre se consideran “buenas fuentes” a las oficiales, olvidando que los testimonios de los afectados siempre tienen peso. Hay que establecer un criterio de variedad de la fuente, para no ser reiterativos ni convertirnos en la voz de un organismo o persona.

Nuestro trabajo se nutre de la diversidad y, de esa manera, sustenta su credibilidad. Todo esto no quiere decir que de pronto haya que hacer nuestros trabajos solo con información obtenida de fuentes populares, sino que es necesario un balance apropiado entre las oficiales y las no oficiales, con vistas a realizar un periodismo interpretativo de calidad, ese en el cual se expresen verdaderamente las preocupaciones del público al que se dirige la noticia.

Bibliografía:

Calzadilla Rodríguez, Iraida: Notas de clases de Periodismo Impreso II. Primer año de Periodismo. Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Curso 2013-2014.

Charnley, Mitchell. Estados Unidos. Tomado de las clases de interpretación de Periodismo Impreso II de la  Dra. Iraida Calzadilla Rodríguez, Profesora de la Facultad de Comunicación, Universidad de La Habana.

Gargurevich Regal, Juan: Géneros periodísticos. Editorial Félix Varela. Ciudad de La Habana, Cuba. 2006.

Gorz, Margarita y Ulloa, Pedro: ABC del periodismo, Concepto, México. 1988. En: Banrepcultural. URL: www.benrepcultural.org/

ayuda de tareas/periodismo/conceptos básicos de la disciplina/fuente. Consultado: 6-05-2014.

Martín Vega, Arturo: Fuentes de información general. Trea, Gijón. 1995. En: Banrepcultural. URL: www.benrepcultural.org/ayuda de tareas/

periodismo/conceptos básicos de la disciplina/fuente. Consultado: 6-05-2014.

Sociedad Americana de Periodistas y Editores. Estados Unidos. 1933. Tomado de las clases de interpretación de Periodismo Impreso II de la  Dra. Iraida Calzadilla Rodríguez, Profesora de la Facultad de Comunicación, Universidad de La Habana.

Wolf, Mauro: Los emisores de noticia en la investigación sobre comunicación. Citado por Iraida Calzadilla Rodríguez en Alánimo, la fuente se rompió. 2014, Web.

Periodistas consultadas:

Susana Alfonso Tamayo, periodista de El artemiseño.

María Caridad Guindo Gutiérrez, periodista de El artemiseño.

Profesor consultado:

Roger Ricardo Luis, periodista y profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris