Facebook Twitter Google +1     Admin

LA MOMIA DE MATANZAS

20141228154042-daniela.jpg

En el Museo Provincial Palacio de Junco, de la Ciudad de los Puentes, se exhibe un cuerpo momificado descubierto hace medio siglo.

DANIELLA PÉREZ MUÑOA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.
Fotos: Archivo del Museo Palacio de Junco.

Este año se cumple medio siglo del hallazgo del cuerpo momificado de Josefa Ponce de León, descubierto en 1964 en una de las galerías subterráneas del cementerio de San Carlos, en Matanzas. La momia es exhibida en el Museo Provincial Palacio de Junco.

En mayo de 1981, la administración del cementerio gestionó con el Doctor Ercilio Vento Canosa, presidente de la Comisión Provincial de Monumentos, el traslado de los restos a un lugar seguro para su restauración. El cadáver era uno de los tantos embalsamados en el siglo XIX, a partir del cual se introducía por la yugular una solución de cloruro de zinc y sulfato de aluminio.

En el momento de su descubrimiento el cuerpo se mantenía intacto, solo le faltaban los ojos. Conservaba todas las vísceras, incluso los restos de la última ingesta, asegura el Doctor Vento en su libro La momia de Matanzas: un encuentro con la historia.

El destacado investigador declaró: “Ninguna razón explica suficientemente cómo se conservó durante más de un siglo en tan inadecuadas condiciones, pues el pasadizo donde se encontraron los restos era húmedo y no tenía la oxigenación necesaria, aunque la preservación de la sangre y el cerebro prueba que se empleó bicloruro de mercurio, sustancia con características conservativas.”

La investigación antropológica y cronológica concluyó que se trataba de una mujer de 56 años, de raza europoide, muerta en 1872 y sin descendencia. En el proceso de momificación, redujo 14 veces el volumen y 16 el peso.

Los datos propiciaron el descubrimiento de la identidad, era Josefa Ponce de León, fallecida a causa de una infección respiratoria severa. En la actualidad, todavía se desconoce el motivo del embalsamamiento.

En el país no existían antecedentes de estas inhumaciones. Fueron creadas técnicas propias para  determinar el sexo y la raza a partir del estudio histológico del hueso. Se diseñaron técnicas para la reconstrucción del rostro y  su posterior conservación patrimonial, expresó Vento Canosa.

“La mayoría de las personas que visitan el lugar, ya sean nacionales o extranjeros, vienen por la curiosidad que les despierta conocer a la momia”, afirmó Lourdes Núñez Alfonso, directora del Palacio de Junco, lugar donde está expuesto el cadáver.

Olga Marie Pancorbo Leyva, estudiante de 18 años y visitante del museo, manifestó que “al amparo de la cultura y la ciencia, Josefa Ponce de León se ha convertido en identidad e hija adoptiva de la provincia.”

Pie de fotos: 1-Vista de la momia en la actualidad. El cuerpo se redujo 14 veces en volumen y 16 en peso. 2-Gracias a las técnicas empleadas para la reconstrucción del rostro, conocemos hoy la imagen en vida de Josefa Ponce de León.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de Cuándo.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide normal o desarrollo cronológico.
Tipo de información: Ligera, blanda.
Tipo de fuentes: Directa y no documental. Complementaria y documental.
Primer valor noticia: Curiosidad.
Otros dos valores noticias: Interés colectivo, Proximidad o cercanía.


 

28/12/2014 08:40 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris