Facebook Twitter Google +1     Admin

HÓMINIS 2013: EMPEÑO Y VOLUNTAD

20150105131841-david.jpg

DAVID RODRÍGUEZ SÁNCHEZ-GALARRAGA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Con motivo de la VI Convención Intercontinental de Psicología Hóminis 2013, que sesionó en el Palacio de Convenciones de La Habana del 4 al 6 de diciembre, conversé con Jorge López Abascal, Máster en Psicología del Deporte desde el año 1992, y quien actualmente ocupa el cargo de Jefe de Departamento de Investigaciones en la Subdirección de Docencia e Investigaciones del Instituto de Medicina del Deporte (IMD) y es, además, psicólogo de la Selección Nacional de Tiro Deportivo.

-Por sexta ocasión Cuba es anfitriona de 

eventos internacionales de psicología.

¿Cuándo surgieron estas convenciones

y qué entidades las auspician?

Este tipo de evento surgió en el año 1999 convocado por la Sociedad Cubana de Psicología. En la actualidad es coauspiciado por varias entidades internacionales entre las que se destacan la Unión Latinoamericana de Entidades de Psicología (ULAPSI), la Asociación Latinoamericana para la Formación y la Enseñanza de la Psicología (ALFEPSI) y la Asociación Latinoamericana de Psicología de la Salud (ALAPSA). Indudablemente ha ido ganando en organización y masividad a lo largo de catorce años, así lo demuestra la participación de más 200 delegados extranjeros y 400 nacionales en los 26 coloquios que sesionaron en la VI Convención.

-¿Cuáles fueron los temas

fundamentales abordados?

Las temáticas en esta Convención insistieron en el tratamiento de temas interdisciplinarios, la necesidad de la búsqueda de espacios integradores para tratar la comprensión de la diversidad del ser humano dentro de la sociedad. Todos los especialistas que participaron en los debates empeñaron esfuerzos para brindar una  mayor actualización de los temas de análisis.

-Durante su intervención, el Profesor Manuel

Calviño, presidente de la ULAPSI, planteó que

los psicólogos deben marchar al frente de las

transformaciones que se llevan a cabo en nuestro

país, contribuyendo a cambiar "esa mentalidad" de

la que tanto se ha hablado en los últimos años.

¿Qué rol desempeñan hoy los psicólogos y

comunicadores en general en la sociedad cubana?

Un rol determinante, pues tienen que estar a tono con las nuevas circunstancias económicas, políticas y sociales que vive nuestra sociedad. El estado cubano se ha propuesto mantener una sociedad socialista moderna, eficiente y sostenible, lo cual conlleva necesariamente a un cambio de mentalidad, ya no solo en la dirigencia del país sino dentro de la misma sociedad. En ese contexto, los psicólogos, comunicadores y demás representantes de las ciencias sociales deben estar en la vanguardia del desafío.

-¿Y cumplen estos profesionales el papel

que ameritan las circunstancias actuales?

Puede ser que en este momento muchos  profesionales del sector  no hayan tomado aún conciencia necesaria para enfrentar los retos, pero es indudable que las transformaciones que se realizan, sobre todo en la esfera política y económica, provocan cambios en la forma de pensamiento de los seres humanos, y si estos profesionales no se adaptan a las nuevas modificaciones ejerciendo con eficiencia su trabajo, el cual está dirigido a incidir directamente sobre la mentalidad de las personas de nuestra sociedad, entonces quedarán en el rezago de la misma, y cederán su espacio y su papel.

-Formando parte de esta convención internacional,

sesionó un coloquio de Psicología del Deporte.

¿Cómo explica que Cuba, un país sin grandes

recursos económicos y bloqueado, sea un ejemplo

mundial en la calidad y masividad del deporte?

El ejemplo del deporte revolucionario cubano y sus resultados ha constituido un paradigma en el mundo, pues un pequeño país del hemisferio occidental, bloqueado por la mayor potencia de la historia llegó a obtener el quinto lugar en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, por más de 40 años ha estado al frente del área de Centroamérica y del Caribe y también desde hace décadas es el segundo lugar en toda la América.

Eso, indudablemente, ha sido determinado por la voluntad política del estado cubano, el cual dedica muchos recursos, tanto materiales como humanos, para hacer realidad y no un simple eslogan el lema de que “el deporte es  un derecho del pueblo”.

-La psicología cubana ha acompañado los lauros

de nuestro deporte durante todos estos años de

triunfo revolucionario. ¿Qué opinión

le merece este planteamiento?

No solo la psicología cubana, y en particular la Deportiva ha acompañado estos éxitos, sino muchísimas ciencias afines a la actividad física y el deporte han incursionado para garantizar los resultados.

Así han estado presentes la medicina del deporte, la traumatología, la nutrición, la biomecánica, entre otras. En años posteriores al triunfo revolucionario de 1959 se fundó primero el departamento de Medicina del Deporte, el cual en el año 1966 se conviertió en el IMD con el objetivo de brindar el apoyo y la contribución de la ciencia y la técnica a la preparación de nuestros deportistas y, sobre todo, al mantenimiento de su salud física y mental. 

En muchos resultados deportivos, e incluso científicos, ha estado presente la psicología deportiva cubana, que de conjunto con otras ciencias mantiene la multifactorialidad en el abordaje de las diferentes problemáticas de nuestros atletas. Ejemplo de ello fue el proceso de rehabilitación de nuestra gloria deportiva Ana Fidelia Quirot, quien después de haber sufrido un accidente doméstico volvió a los planos estelares demostrando la grandeza de la ciencia cubana y la nobleza de nuestro sistema social.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris