Facebook Twitter Google +1     Admin

¿UNA BICICLETA CON LLANTAS DE MADERA?

20150209035028-milene.jpg

El Museo Farmacéutico de Matanzas conserva esta pieza que ha traído como resultado el aumento del número de visitantes al exclusivo espacio.

MILENE MEDINA MARTÍNEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.
Foto: Cortesía de Marcia Brito.

La única bicicleta con llantas de madera existente en Cuba se expone en el Museo Farmacéutico de la ciudad de Matanzas desde el presente año, rareza que capta la atención de los que visitan el espacio catalogado como Patrimonio Nacional.

Construida a fines del siglo XIX por el alemán Karl Von Drais, el vehículo fue utilizado por los mensajeros de la Botica francesa de Ernesto Triolet y Juan Figueroa a partir del año 1885. Estaba destinado para llevar los medicamentos hasta el domicilio de los clientes de la farmacia.

"No hay referencias de que en otros países del mundo, exceptuando México, exista otra bicicleta con tales características, al menos en centros públicos", puntualizó Marcia Brito Hernández, directora de la institución.

En la década de los 90 del siglo XIX, el medio fue adquirido por la familia de René Castellanos, importante coleccionista matancero, que la recibió como regalo de su abuelo. Este,  primero la mantuvo bajo su cuidado por muchos años en su propia casa, lugar en el cual se conservó como una reliquia por sus características peculiares.

Tras la muerte de Castellanos, su hijo Alejandro la donó al museo a raíz del aniversario 50 de la entidad, quien declaró: "Me impulsó a donarla la vinculación de la bicicleta con la época en la cual vivió Ernesto Triolet y por la certeza de que se mantendrá en buen estado, al igual que la Botica francesa."

“Bicicletas con estas características no se fabrican en la actualidad a nivel industrial, debido a que la madera es un material muy costoso y frágil para vehículos de tales propiedades. Además, su proceso es complejo y puede demorar mucho tiempo en comparación con las de metal”, explicó Teresa Delgado, guía del museo.

Luego de un arduo y difícil proceso de restauración de dos meses, el ciclo se conserva casi en estado original, aunque sus ruedas han sido sustituidas por una especie de manguera con el propósito de asemejar las gomas de caucho que poseía en un principio.

El restaurador, José Manuel Concepción, realizó una cala de colores -perforación que se le hace a un objeto hasta arribar a su estructura -para llegar a la tonalidad original del vehículo, con la cual obtuvo resultados muy satisfactorios que posibilitó la exhibición de esta maravilla de la Botica matancera, única con sus características en el mundo.

Según Marcia Brito, “desde que el curioso ciclo se expone, el número de visitantes del museo aumentó considerablemente, y aunque hoy no se le da el mismo uso que en el siglo XIX, es una dicha poder contar con esta pieza que distingue la historia del Museo Farmacéutico y, por tanto, la de Cuba.”

Pie de foto: La única bicicleta con llantas de madera existente en Cuba.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de Qué.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida.
Tipo de noticia: Blanda, ligera.
Tipo de fuentes: Documentales, Directas.
Primer valor noticia: Singularidad.
Otros dos valores-noticia: Interés colectivo, Proximidad o cercanía.
 

08/02/2015 20:50 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris