Facebook Twitter Google +1     Admin

GASTRONOMÍA: UN RASGO DESTACADO DE VIETNAM

20150217014143-linh.jpg

LINH NGUYEN HOAI,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

La comida y el hábito de comer son unos de los criterios para valorar la cultura de una nación, la vida y el estándar de ésta. En el concepto se incluyen la manera de elaborar, el principio de la combinación de especias y la costumbre de disfrutar. Aunque existen diferencias en la conciencia de cada persona, en general, los gustos demuestran cuáles son los platos más populares del país.

Resolver el asunto de la alimentación ha sido un problema grande y común de la sociedad humana. Es la raíz de ramas de investigación como la economía, cultura, nutrición y otros. Pero, cuando la necesidad está satisfecha, el hombre da cuenta de que la cocina es un arte. Entonces, nace la gastronomía.

Desde los primeros años del siglo XXI, muchos escritos vietnamitas y extranjeros han creado libros sobre arte culinario. En 2001, el autor Ong Tu Giay publicó una buena colección de 500 páginas titulada “El estilo vietnamita de comer”. Se considera como una enciclopedia para introducir y analizar las comidas de todas las partes del país.

¿Es abundante la gastronomía vietnamita?

Los productos culinarios vietnamitas gustan a los extranjeros por sus características. Los platos tienen menos grasa que los de China, no son tan picantes como los de Corea o Tailandia, contienen menos carne que los de Europa por lo que fácil de asimilar. Además, en la elaboración se combinan los ingredientes y especias de manera armónica.

Los componentes para cocinar son muy abundantes y naturales. Normalmente, se usan frecuentemente los tipos de vegetales, tubérculos, frutas y granos. También los ganados y mariscos tienen un papel importante en la elaboración.

Los cocineros no solo prestan atención al sabor, también a la nutrición que es el objetivo principal. Por eso, existen muchos platos que demandan la meticulosidad, pero la decoración se menciona como la parte secundaria. Además, la mezcla de salsas y especias es un arte.

Por otro parte, la “nuoc mam” (salsa de pescado) se utiliza como la especia que no debe faltar en todas las comidas. Aunque tiene un olor fuerte, hace el sabor específico. Como expresé antes, la manera de hacer la mezcla de la salsa es un reto para todos los cocineros. Hay que medir la cantidad de azúcar, vinagre, agua y “nuoc mam” correctamente, si no, fracasan.

El territorio de la nación se divide en tres partes: el norte, el medio y el sur. La condición geográfica y cultural ha formado los especiales. Cada lugar tiene rasgos y gustos propios, lo que hace las diferencias.

En el norte, a la gente no le importa mucho el sabor picante, dulce y grasiento como en el medio y el sur. Por eso, en las guerras, la verdura ha llegado a ser el ingrediente principal más que la carne o los mariscos. Muchos creen que la culinaria norteña es representante de la quintaescencia de la cocina con los ejemplos como el Pho (sopa de fideos de arroz), el Bun Cha (fideos con carne asada), el Nem (rollito de primavera), entre otros.

Bajo el efecto de China, Camboya y Tailandia, el arte culinario del sur tiene muchas diferencias como el uso de azúcar y la leche de coco. También nacieron las salsas secas. Por la salobridad de las sazones, los animales de agua salada y salobre se han convertido en los ingredientes básicos. Además, la serpiente, el murciélago y el ratón pueden hace un plato rico.

Según el libro del autor Ong Tu Giay, todos los especiales de la comida del centro se muestran en sus sabores propios, y es conocida por el picante y el salado. La gente presta más atención a la decoración y el color que a las dos partes restantes. Especialmente, la ciudad Hue era la capital más antigua, así demanda en el proceso de preparar las comidas principales. Normalmente, la cocina inclina hacia el rojo de ají y el castaño de las especias.

Aunque no tiene mucha fama como las tres mencionadas anteriormente, la gastronomía de las minorías étnicas también es conocida por los vietnamitas. No obstante, a pocas personas les gusta el aroma de ella. Solo el grupo de las Tierras Altas Centrales gana más atención por la sencillez de la elaboración de los platos, mientras el noreste es notorio por las comidas de caballo.

Además de Hue, Hanói tiene la característica de ser la capital antigua, pues es el lugar que todas las quintaescencias interfieren. El fino de la cocina se demuestra en la preparación, en la manera de disfrutar y, además, por el tipo de personas que la elaboran. A pesar de satisfacer la necesidad de alimentación, la gastronomía de Hanói se convierte en un arte, queda en la memoria de los hombres que están lejos del país y en los extranjeros que viene a Vietnam por primera vez.

En la mirada foránea

El arte culinario a nivel mundial ha seguido el paso de los vietnamitas. Los platos tradicionales como Pho y Nem se encuentran con facilidad en muchos estados. No obstante, las personas han cambiado la manera de cocinar y el sabor para ser adecuado con cada nación. Muy pocas de ellas mantienen el aroma original como en la tierra natal.

Gran cantidad de turistas creen que Vietnam es un paradigma en la gastronomía, pues los platos son ricos, únicos e inolvidables. Algunos criterios foráneos han comentado que las comidas atraen a los visitantes por sus ingredientes. Aparte de la abundancia de los componentes, la característica medicinal también gana atención. Sin embargo, podemos encontrar una de las más horribles comidas del mundo: el huevo de pato hervido que contiene una figura se está formando y el “pudín de sangre” de los ganados.

La revista Lonelyplanet declamó que Vietnam es uno de los diez países que tiene la gastronomía de calle más atractiva. Después de las guerra, los vietnamitas empezaron a disfrutar se esta nueva variedad. Los habitantes y los extranjeros pueden encontrar venta de comida a ambos del camino.

Puede decirse que el arte culinario ha contribuido en una gran parte de la cultura tradicional de este país heroico, pues presenta la singularidad y la abundancia que nos distingue. La manera de elegir ingredientes y cocinar también muestra la personalidad de los nativos. Por la gastronomía, la cultura está cuidada y desarrollada en el proceso de integrar e intercambiar.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris