Facebook Twitter Google +1     Admin

SÍFILIS EN LA ERA PRECOLOMBINA

20150217014936-daniella.jpg

Hallazgo de un esqueleto indígena, enfermo de treponematosis, en el municipio matancero de Ciénaga de Zapata.

DANIELLA PEREZ MUÑOA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

El cuerpo de un aborigen  con marcada evidencia de sífilis  fue hallado de modo casual por la División de Criminalística de la provincia de Matanzas, el pasado 3 de octubre (2014). Los restos se encontraron en la Ciénaga de Zapata.

En el momento del descubrimiento, el cadáver estaba en una poza de 1.79 metros de profundidad en Río Hondo, bajo agua y mangle. Presentaba la mayoría de los huesos y solo faltaba en sus extremidades, el fémur y cúbito derecho.

Según el artículo “Treponematosis precolombina en el sur de Matanzas”, publicado en la boletín mensual “La Atenas de Cuba”, de la Oficina del Historiador de la Ciudad, en el estudio se hizo evidente que el nativo presentaba defectos óseos y marcado desgaste de los huesos, especialmente en el cráneo y clavículas, así como sepsis oral en siete de las piezas. La investigación concluyó que se trataba de un individuo  portador de sífilis.

Ercilio Vento Canosa, presidente de la Sociedad Antropológica de Matanzas, expresó: “El develamiento, a pesar de no ser el primero de este tipo en la provincia, porque anteriormente se habían encontrado otros en el cementerio aborigen de Canímar Abajo y en la cueva Calero, representa los restos con mayor afectación por dicha dolencia visto hasta el momento en el país”.

Las piezas encontradas provenían de un hombre adulto, con edad estimada de 20 a 23 años, estatura 1.59 metros y raza mongoloide. El padecimiento ocasionó tuberculosis ósea y un proceso tumoral primario. Se cree que sus principales síntomas fueron impotencia funcional, dolores severos en las piernas y episodios febriles. La muerte se produjo por el agravamiento de los mismos, afirmó Joel Monzón, jefe de la División de Criminalística.

Vento Canosa, quien es también forense y presidente de la Comisión Provincial de Monumentos, reveló que la sífilis antigua presenta algunas diferencias con respecto a la actual. Su presencia era endémica, en el periodo secundario era adquirida por el  contacto piel con piel. Atacaba a las partes óseas en edades tempranas y daba lugar a afecciones secundarias como anemia y osteomielitis.

La treponematosis precolombina es una enfermedad de partes blandas. El ataque al hueso se produce cuando la afectación ha permanecido demasiado tiempo vulnerando el organismo. El primer hallazgo de la infección en la Isla se encontró en la cueva Los Cristales, en la región norte de Matanzas, pero existen antecedentes de que estuvo presente desde fecha muy remota en los indígenas cubanos.

Pie de foto: El cráneo del aborigen enfermo de sífilis presenta  un marcado defecto óseo en la parte frontal.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de Qué.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.
Tipo de información: Ligera, blanda, simple.
Tipo de fuentes: Documentales, tradicionales y no tradicionales, transitorias.      
Primer valor-noticia: Singularidad.
Otros dos valores-noticia: Proximidad o cercanía. Actualidad.

16/02/2015 18:49 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris