Facebook Twitter Google +1     Admin

REGGAETÓN VS MÚSICA

20150321135621-linh.jpg

LINH NGUYEN HOAI,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.
 

Se ha comentado en varias ocasiones que entre las generaciones de hoy el género musical del reggaetón ha conquistado diversos espacios. Existen muchos argumentos diferentes sobre el contenido, la letra, el ritmo y también la influencia  de este tipo de música.

Por el pegajoso brackground, el reggaetón satisface el gusto de una juventud entusiasta. Realmente, es fácil encontrar en cualquier lugar un grupo de muchachos que está bailando con tal “sinfonía”.

El ritmo es bailable, pues ya tiene la melodía fuerte y clara, y los artistas utilizan mayormente el arreglo de computadora como la repetición de palabra: tan tan tum tum tan tum…, lo que hace más fácil la producción musical, sobre todo con las posibilidades que brindan las nuevas tecnologías. Por otro lado, la voz de los cantantes a veces se considera incómoda para las audiencias por la altitud excesiva.

Aunque es escuchado y disfrutado por una gran cantidad de jóvenes, a su vez constituye una denigración a la figura femenina. Se tratan con vulgaridad y obscenidad los temas eróticos en la mayoría de las canciones, donde las féminas son vistas como objetos sexuales, lo cual es, a su vez, una muestra de machismo.

Además, algunas recreaciones tienen contenidos sobre la prostitución, drogas, alcoholismo, vandalismo y pandillas. Del mismo modo, tocan los problemas notables de la sociedad, pero no siempre de manera acertada, constructiva.

También, la letra del reggaetón se considera fácil de recordarse. Cada canción mantiene una cantidad pequeña de letra. Normalmente, después de una o dos veces de escuchar, los oyentes pueden corear con facilidad.

Por otro lado, el reggaetón es notorio por la creatividad de mezclar el rap con el canto y, además, con el hip hop. Aunque estos son difíciles para componer y combinar, todos traen emoción de bailar a los oyentes. Los creadores han cumplido el papel más importante de la carrera de desarrollar el género de música latina.

En otro punto, la forma observada de bailar de los jóvenes en las fiestas, las discotecas o en los videos también es específica: las muchachas y muchachos hacen movimientos sumamente sugestivos, vulgares. Esta danza es conocida por el nombre de perreo. Parece divertido para los bailarines, pero a la vista de otras personas, es falta de respeto.

En general, este género de música gusta a los jóvenes por el ritmo bailable, pero molesta a otras personas por el contenido obsceno y vulgar. La letra no transmite nada, solo son repeticiones sin sentido una y otra vez; incluso algunos, como forma de criticarlo, han creado tablas con pasos para componerlo.

Su popularidad es innegable, pero también es cierto que no es de los más escuchados en el mundo. Aún quedan personas con buen gusto musical, que les gusta deleitarse con la música, pero de una forma más respetuosa, culta y placentera tanto por la melodía como por lo que expresan.

En realidad, el reggaetón solo es ciertamente adecuado en las fiestas y las discotecas. ¿Para disfrutar? A lo mejor, no.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris