Facebook Twitter Google +1     Admin

EL ÚLTIMO HEREDERO DEL BOOM

20150326215640-mario.jpg

MARIO LUIS REYES BETANCOURT,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Las letras latinoamericanas han tenido a lo largo de su historia grandes exponentes como José Martí, Sor Juana Inés de la Cruz, Rubén Darío y José María Heredia, entre otros, pero nunca, hasta la década del sesenta, nuestras grandes figuras estuvieron nucleadas. Tras el éxito en las ventas, sobre todo en los Estados Unidos, surgió el fenómeno editorial llamado “Boom de la literatura latinoamericana”, entre cuyas figuras sobresalientes se encontraron Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Juan Carlos Onetti y Julio Cortázar.

En los siguientes veinte o treinta años seguía pesando mucho la sombra del Boom sobre nuestro continente y ningún otro autor lograba ubicarse a la altura, hasta que en España apareció el chileno Roberto Bolaño. Tras algunos destellos de maestría en novelas como La literatura nazi en América y Estrella distante, aparece su obra más importante, Los detectives salvajes, que llevándose el “Premio Herralde” en Europa y el  “Rómulo Gallego” en Latinoamérica, irrumpe abruptamente en el panorama literario internacional.

Si puso fin  o continuó con el fenómeno del Boom es controvertido. Desde el punto de vista editorial y de mercado lo prolongó, pero no del campo estilístico, en el cual a pesar de ser admirador de aquellos escritores, muestra en sus textos una nueva voluntad política y generacional, abriendo espacios inéditos a las letras de nuestro continente.

Vida e influencias

Bolaño, nacido en Chile en el año 1953, fue con sus padres de niño a vivir a México, país donde dio sus primeros pasos en el mundo literario y aprendió lo básico del oficio de escritor, sus experiencias en los circuitos intelectuales mexicanos marcaron el resto de su escritura. En el año 1973 regresa a su patria seducido por el gobierno de Allende, pero con el golpe de estado, poco tiempo después de su llegada, va a parar a la cárcel, donde permanece unos días hasta que logra salir y se marcha rápidamente a París, y luego, definitivamente, a España, donde muere a los cincuenta años aquejado por una enfermedad hepática.

Esta vida nómada marca en gran medida sus textos, en los cuales una de las características más sobresalientes es la polifonía. Encontramos en Bolaño una perfecta adecuación del habla de sus personajes. Él trasciende en su escritura las identidades de un país a otro. Su obra es completamente latinoamericana, por no decir universal.

Fue un escritor de ideas izquierdistas, que creyó en la libertad y la revolución. Siempre fiel al pensamiento bolivariano de una Latinoamérica unida, lo que se evidencia en sus escritos, en los que narra de forma dolorosa la historia que afectó trágicamente a su país y a todo el continente sudamericano, en el que fracasó la utopía izquierdista a mano de la dictadura militar.

Este autor plasmó en sus trabajos las articulaciones sociales ya sean de ideas políticas, de clase social, de orientación sexual, que se encuentran en la realidad latinoamericana. Son tratados estos temas con tal fidelidad que es una de las razones por las cuales es leído en diversos países y por públicos de diferentes edades.

El escritor chileno Jorge Edwards, sobre su compatriota expresó: “Creo que las mejores páginas de Roberto Bolaño van a quedar como expresiones de una fantasía abierta, destacada y a la vez controlada que lo ponía todo en tela de juicio, pero que nunca daba ni pretendía dar un mensaje concreto, interpretable o traducible a otros lenguajes. La vida del escritor se pareció mucho, en definitiva, a su historia.”
Detalles de su obra

En Los detectives salvajes se narra la vida de los jóvenes escritores de nuestro continente, sus deseos, frustraciones, necesidades y aspiraciones. Por lo general, la literatura y los escritores son protagonistas en sus novelas, en las que además, se evidencian numerosos rasgos autobiográficos. También en sus textos podemos encontrar innumerables referencias a los libros que leyó y crea su propio universo poético.

Bolaño, sin oponerse completamente a los cánones de la escritura existente, presenta en sus textos una nueva forma de concebir esta ya que en sus libros se mezclan elementos de ficción con otros de su propia vida. La inclusión de detalles autobiográficos dotan a su obra de un sello distintivo, la cual está impregnada de referencias de la criminalidad en México, las atrocidades de la política chilena y la condición de los emigrantes latinoamericanos en Europa.

Bolaño polémico, valiente, atrevido…

Sus amigos lo identificaban como un escritor infatigable sobre lo cual, Rodrigo Fresán, reconocido escritor argentino expresó: “La obra de Bolaño es una de las que más y mejor obliga a una casi irrefrenable necesidad de leer y de escribir, y de entender el oficio como un combate postrero, un viaje definitivo, una aventura de la que no hay regreso, porque solo se consigue cuando se exhala el último aliento y se escribe la última palabra.”

Otra de las grandes marcas suyas  fue la gran cantidad de polémica que generaba a su paso, en parte por los desafíos que lanzaba a determinadas élites intelectuales. Sus amigos lo recuerdan como un apasionado conversador, un hombre que tenía siempre reservas, que discrepaba con todo, nunca aceptaba a la primera.

Criticó sin tapujos a todos los escritores que consideró mediocres, hablando con la impunidad de quien se ha jugado la vida por este oficio y no tiene nada que perder. Un claro ejemplo fue cuando dijo de Isabel Allende: “Me parece una mala escritora, simple y llanamente, y llamarla escritora sería darle cancha. Ni siquiera creo que Isabel Allende sea una escritora, es una escribidora.”

Opiniones acerca sus textos

El reconocido crítico literario Ignacio Echevarría al referirse a su obra declaró: “El autor de Los detectives salvajes tenía un talento extraordinario, que mostró tanto en el relato corto como en la narrativa de largo aliento. Forzó los límites de la literatura con novelas en las que desarrollaba y mezclaba con igual acierto historias paralelas, autobiografías, biografías inventadas; no desechó el género negro y amó ante todo la poesía, en sus mundos de perdedores –el mismo decía que había perdido todas las revoluciones– de seres destrozados, de destinos erráticos, no faltó nunca el humor, las bromas privadas. Su influencia se ha hecho notar a ambos lados del Atlántico”.

Hoy en día es el autor más influyente de la actual generación y posiblemente lo sea también en las próximas. Actualmente se han desatado una gran cantidad de trabajos teóricos e investigativos convirtiéndolo en un fenómeno de nuestras letras.

Su legado

Es innegable que se convirtió en el autor más importante de nuestra lengua posterior al “Boom”. Las traducciones de sus libros han tenido resultados sorprendentes en todo el mundo y en los Estados Unidos se convirtió en un fenómeno de ventas. En nuestra lengua sus influencias son inmensas, tanto en los jóvenes escritores como en sus lectores.

Bolaño fue un escritor polémico, odiado por muchos y amado por otros tantos, pero lo único que no se le pudo reprochar fue su compromiso a muerte con el arte de escribir. Su literatura abrió caminos, nuevos espacios dentro del ámbito latinoamericano.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris