Facebook Twitter Google +1     Admin

EL TESTIMONIO CONMOVEDOR DE ANA FRANK

20150401184445-leanny.jpg

LEANNY VISTEL PÉREZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Un diario es una  invaluable fuente documental para conocer detalles íntimos de la vida de las personas o sucesos desconocidos y circunstancias de su existencia.

Muchos diarios de grandes personalidades se han vuelto famosos testimonios a lo largo de los años, entre ellos, El diario del Che en Bolivia, El diario de campaña de José Martí, Corazón, de Edmundo de Amicis, y el diario de Ana Frank, el cual cumple 70 años desde que su autora lo escribiera por última vez.

Ana fue una jovencita judía alemana que emigró con su familia a Holanda siendo muy pequeña, huyendo de las persecuciones nazis. Con trece años comenzó a escribir un diario llamado Kitty,  entre el 12 de junio de 1942 y el 1 de agosto de 1944.

Fallece a la edad de 15 años, al contraer tifus en un campo de concentración alemán, a solo un mes  de la liberación de dicho lugar. Pero no es hasta 1947, cuando su padre, único sobreviviente de la familia, regresa a Holanda y queda fascinado con el cuaderno, entonces decide  publicarlo.

Es un triste testimonio sobre los crímenes del fascismo. Muchos historiadores  han catalogado la obra como la mejor y más completa evidencia de las atrocidades nazis contra los judíos.  

Deja entrever a sus lectores la brutalidad humana, el odio y el desprecio entre los hombres, descritos desde la más fresca sinceridad juvenil. Es un llamado a la justicia y un clamor al amor.

Se perciben valores como el amor a la familia, la amistad, la comprensión, el desinterés y el respeto a las personas mayores, además el valor de las creencias tanto religiosas como políticas, una muestra de cómo se deben respetar los principios aún en las peores circunstancias.

Trata una historia bastante reflexiva sobre el ser humano y sus sentimientos, sobre la guerra, la familia, el amor, la amistad y la fraternidad, todo ellos visto desde los ojos de una adolescente. 

Los personajes  que giran en torno a su  relato son Otto Frank, su padre, hombre comprensible; madre de Ana: señora tolerante y amable; Margot, hermana de Ana; señor van Daan, un hombre gruñón con el que no se puede mantener una conversación; señora van Daan, dama presumida y avara; Meter, chico tímido y el primer amor de Ana. Kleiman, Kuger y Bep son los que suministran alimentos y todo lo que  les hace falta a Ana y a las otras personas que viven escondidas.

A los ojos del lector, posee una inmensa dimensión dramática frente a todo lo que acontece en el refugio y en las vidas de los ocultos y, sobre todo, en la mente de la muchacha, quien desde la inocencia procura enseñarnos grandes lecciones de vida.

Un relato  fácil de leer, pero en ocasiones monótono y aburrido, sobre todo los días que cuenta lo que comen, el dinero que gastan y lo que les cuesta cada cosa, pero es comprensible, ya  que son las memorias  de una adolescente encerrada y sin contacto con el exterior.

Este cuaderno íntimo es una cantata al amor y a la vida, un clásico imprescindible que puede disfrutarse a cualquier edad. Posee la cualidad de absorber, con la riqueza de su mundo, desde algún pasaje abierto por casualidad.

Sábado, 20 de junio de 1942 

“Para alguien como yo es una sensación muy extraña escribir un diario. No sólo porque nunca he escrito, sino porque me da la impresión de que más tarde ni a mí ni a ninguna otra persona le interesarán las confidencias de una colegiala de trece años.”

Ella nunca llegaría a sospechar que “las confidencias de una colegiala de trece años” se materializarían en una obra universal con tanto valor   histórico y humano.

01/04/2015 11:44 islalsur #. Libros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris