Facebook Twitter Google +1     Admin

CUANDO EL TIEMPO LIMITA AL VERDADERO MAMBÍ

20150717132808-arlet.jpg

En su efímera vida como patriota, el dominicano Donato Mármol demostró  sagacidad en el combate y entrega a la Patria cubana. Sin embargo, a 145 años de su prematura muerte, parece estar olvidado en el panteón heroico del independentismo cubano.

ARLET CASTILLO GONZÁLEZ, 
estudiante de primer año Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana. 

El poco tiempo que el mayor general Donato Mármol Tamayo combatió en la gesta de 1868 bastó para demostrar su entrega a la Patria y atinada estrategia mambisa. Sin embargo, a 145 años (2015) de su prematura muerte, esta figura parece estar olvidada en el panteón heroico del independentismo cubano.

Antonio Álvarez Pitaluga, vicedecano de la Facultad de Historia de la Universidad de La Habana, definió dos factores que pueden influir en el desconocimiento de esta personalidad: su muerte en 1870 cuando apenas comenzaba la guerra y la ausencia de una obra escrita por la que se pueda conocer y comprender  cómo pensaba.

“Donato viene con aquel grupo de dominicanos que dieron un aporte militar sustancial a la guerra, pero que no logran, excepto Gómez, alcanzar grandes posiciones en la Revolución, aunque él demostró, en la  breve participación que tuvo en los campos de batalla, ser un hombre prominente en el sentido militar, incluso probablemente haya alcanzado mayores  méritos que otras personalidades más conocidas hoy”, explicó el profesor.

Además, Pitaluga afirmó que “a pesar de no ser recordado como una gran figura, queda  lo escrito por Máximo Gómez en el Convenio del Zanjón, donde concluye: ‘…gloria al gran Donato Mármol ’, esto da la medida del valor alcanzado por el patriota para esa generación”.

Desde 1967, el dominicano conspiraba por la libertad de Cuba. Su creciente espíritu independentista  lo impulsó a formar parte de  la reunión realizada en San Miguel de Rompe (Las Tunas) donde comenzó a gestarse el levantamiento armado y más tarde integró la del Mijial (Santiago de Cuba), en la que se propuso la fecha del 14 de octubre de 1868 para efectuar el alzamiento. 

La Profesora Titular Consultante del Departamento de Historia de Cuba de la Universidad de La Habana, Francisca López Civeira, declaró que se convirtió posteriormente en  uno de los primeros hombres de Carlos Manuel de Céspedes y bajo sus órdenes  pelearon, en los inicios de la guerra, futuros líderes como Máximo Gómez, Antonio Maceo, Calixto García, Flor Crombet y Guillermón Moncada.

De igual modo, aseveró que los combates de Baire, El Saladillo y Mayarí Arriba atestiguaron su destreza en el campo de batalla, así como el ataque al fuerte de La Cuaba (Holguín) y la toma de  la villa de Jiguaní (Granma), esta última contribuyó a que horas después se apoderara de Santa Rita.

Mármol fue, además, quien encabezó la División Cubay, uno de los que incendió la casa el 12 de enero de 1869 antes de caer en manos  de los españoles. Un reflejo de su entrega al principio independentista constituye  la carta donde confesó: “La justicia de nuestra causa nos alienta… yo y cuantos me rodean no desmayaremos mientras un soldado español nos esté insultando con su presencia”.

El Diccionario Enciclopédico de Historia Militar de Cuba, Primera parte, (1510-1898), señala que Carlos Manuel de Céspedes lo nombró jefe de todas las fuerzas que pudiera reunir en las jurisdicciones de Jiguaní y Santiago de Cuba con el grado de Mayor General. Asimismo, refiere que planificó la Invasión a Guantánamo, la que no realizó por su prematura muerte.

Más adelante, apunta que el dominicano proclamó la necesidad de formar una Junta Central Revolucionaria que asumiera el poder, lo que provocó discrepancias con el Padre de la Patria, sin embargo, rectificó su equívoco criterio y declaró al respecto: “Céspedes es para mí la gran figura de la revolución, su representante y jefe del gobierno provisional, reconocido dentro y fuera de la Isla”.

Con relación al desconocimiento de Donato Mármol, Pedro Pablo Rodríguez, investigador del Centro de Estudios Martianos y Premio Nacional de Ciencias Sociales, puntualizó que es necesario estudiarlo por ser uno de los primeros en alzarse, merece una buena biografía en la que hay que trabajar, y por largo tiempo, buscando datos en archivos cubanos y publicaciones periódicas del siglo XIX.

En tanto, la profesora López Civeira, destacó que no todas las figuras históricas tienen la misma relevancia y connotación. “Frente a un Carlos Manuel de Céspedes, un Ignacio Agramonte, hay muchos personajes opacados. Mas, desde el punto de vista historiográfico no se puede hablar de todo el proceso de la Guerra de los Diez Años sin esta personalidad, aunque no quede en el imaginario popular a partir de sus contemporáneos”, acotó.

Adianéz Bernazar Santisestaban, estudiante de tercer año de Historia, en la Universidad de La Habana, comentó que a este patriota se aborda en el plan de estudio de la asignatura Historia 2, pero aceptó que no es uno de los  más profundizados. Un muestreo realizado entre 50 estudiantes de la carrera, demostró que solo 15 conocían a la figura, y Leidy Domínguez, alumna de quinto año, dijo que una clase de Historia son 45 minutos, por tanto, no se pueden tratar todos los contenidos con la misma importancia.

La prematura muerte del dominicano se debió a una fiebre cerebral provocada por la enfermedad de la viruela. Existen siete versiones sobre el día exacto del fallecimiento. Según su viuda, ocurrió el 22 de junio, aunque la fecha más generalizada entre los historiadores es la del 26 del mismo mes. 

Pie de foto: Donato Mármol se convirtió durante la gesta de 1868  en  uno de los primeros hombres de Carlos Manuel de Céspedes.

Ficha técnica: 

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Especial de Contraste.
Tipo de nota interpretativa retrospectiva: Explicativa.

Tema: Donato Mármol fue uno de los iniciadores de las luchas independentistas cubanas.

Situación problémica: Su figura está olvidada dentro de los iniciadores de las gestas independentistas.  

Objetivos colaterales: Demostrar mediante la opinión de especialistas las causas de este olvido, así como resaltar sus hazañas como patriota.

Estrategia de fuentes: 

Documentales:

Diccionario Enciclopédico de Historia Militar de Cuba, Primera parte (1510-1898). Colectivo de autores. La Habana. 2001.

Directas:

Antonio Álvarez Pitaluga, profesor y vicedecano de la Facultad de Historia de la Universidad de La Habana. (Juicio de valor) (Fuente especializada).

Pedro Pablo Rodríguez, investigador del Centro de Estudios Martianos y Premio Nacional de Ciencias Sociales (Juicio de valor) (Fuente especializada).

Francisca López Civeira, Profesora Titular Consultante del Departamento de Historia de Cuba de la Universidad de La Habana. (Juicio de Valor) (Fuente especializada).

Adianez Bernazar Santisestaban, estudiante de tercer año de Historia de la Universidad de La Habana. (Juicio disyuntivo) (Fuente implicada).

Leidy Domínguez, estudiante de quinto año de Historia de la Universidad de la  Habana. (Juicio disyuntivo) (Fuente implicada).

Soportes:

Hecho: Aniversario 145 de la muerte de Donato Mármol.

Antecedentes: Donato Mármol fue uno de los iniciadores de la lucha independentista, además de uno de los primeros hombres de Carlos Manuel de Céspedes lo que demuestra su calidad como estratega militar.  

Contexto: Su figura es poco conocida, se menciona solamente en los inicios de la guerra cuando debiera ser más profundizada por su papel protagonista, aunque haya sido por poco tiempo.

Situaciones colaterales que también pudieran incidir: El poco tiempo que combatió a causa de la enfermedad que puso fin a su vida, además de las discrepancias con Céspedes sobre la manera de conducir la guerra. 

Tipos de juicios:

Analíticos: Están presentes en todas las fuentes.

Disyuntivos: Presentes cuando las estudiantes de Historia, Adianéz Bernazar Santisesteban y Leidy Domínguez aceptan que la figura es poco abordada en clases.

De valor: Están presentes cuando el profesor Antonio Álvarez Pitaluga declaró los factores que influyen en que esta figura sea poco conocida; además, cuando la profesora Francisca López Civeira aseveró que no se puede estudiar la Guerra de los Diez Años sin mencionar a Donato Mármol. 

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris