Facebook Twitter Google +1     Admin

EL PESO DE LAS PROMESAS

20150915032749-ailen.jpg

La peregrinación a San Lázaro, segunda en importancia del país, conlleva para muchos cubanos someter su cuerpo a una prueba extrema. 

Texto y foto:
AILÉN RIVERO HERNÁNDEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Yanier Samón Lacaye, arrastrado en el piso y con un bloque de concreto anudado a su tobillo, recorre cada 17 de diciembre desde hace diez años la calle que conduce al Rincón, en peregrinación a la Iglesia de San Lázaro, ubicada en el municipio capitalino de Boyeros.

Residente en Guanabacoa, camina descalzo desde su localidad hasta Santiago de las Vegas. En su marcha invierte alrededor de un día y sus pies sufren las primeras lesiones físicas que conlleva su ofrenda al “santo de los pobres”.

Al acercarse a la carretera de tres kilómetros que conduce a la Ermita, amarra a su tobillo izquierdo una unidad de cemento que pesa aproximadamente diez kilogramos. El roce constante de la cadena que une su extremidad con el bloque le  provoca llagas permanentes.

El joven, de 33 años, cuenta que luego de quedarse inválido a causa de un accidente, se encomendó a San Lázaro, quien le concedió la gracia de volver a caminar. “Por esa razón juré hacer cumplir mi promesa hasta que muera”, expresa.

Samón Lacaye demora más de catorce horas arrastrándose desde la entrada del camino hasta el Santuario. En su peregrinación, tiene que suspender su tarea a causa del agotamiento físico, incluso suele desfallecer. A pesar de todo el dolor y el cansancio,  cada año cumple con la misión prometida.

Las ambulancias y todas las unidades médicas están movilizadas en la fecha para a brindar socorro. “Sabemos que muchas promesas son extremas, por lo que estamos al tanto de la situación para interceder si es necesario”, afirmó Rafael López Sánchez, enfermero del Policlínico René Bedía Morales, movilizado por la Dirección de Salud Municipal para la fecha.

A pesar del desgaste físico que pone en peligro su salud, Samón Lacaye no ceja en su empeño y promete seguir cumpliendo su promesa a “Lázaro” mientras viva. Este cubano, fiel a sus creencias,  resume su esfuerzo en una frase: “Lo hago con fe”.

“La festividad de San Lázaro, segunda en importancia de Cuba luego de la del Cobre, en Santiago de Cuba, se remonta al siglo XVIII, aunque no es hasta 1870 que se puede hablar de un culto masivo”, afirma Arián Castro, monaguillo del Templo Católico.

“La capilla que rinde culto al santo Lázaro recibe más de mil creyentes en peregrinación cada 16 y 17 de diciembre”, agrega el vocero religioso, quien además oficia misas en la Iglesia Católica de Santiago de las Vegas.

El propio Papa Juan Pablo II, durante su visita a Cuba, en enero de 1998, decidió realizar una peregrinación al Rincón. La ceremonia fue descrita por Su Santidad como “un encuentro con el mundo del dolor”, afirma el texto Rincón: la peregrinación.

Pie de foto: Yanier Samón Lacaye lleva amarrado a su pie un bloque de aproximadamente diez kilogramos.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Especial de Ambiente.

Tipo de cuerpo: Lead+ Pirámide invertida+ Dato adicional.

Tipo de información: Simple.

Tipo de fuentes: Directa, documental.

Primer valor-noticia: Singularidad.

Otros dos valores-noticia: Dramatismo. Interés humano.

 

14/09/2015 20:27 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris