Facebook Twitter Google +1     Admin

DEL SUEÑO A LA REALIDAD

20150915033926-milene.jpg

Una cifra significativa de profesionales busca hoy refugio en el sector no estatal del país, con el propósito de encontrar mejoras económicas.

Texto y foto:
MILENE MEDINA MARTÍNEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Ricardo Alfonso, matancero, cursó durante seis años la carrera de Cibernética en la Universidad de La Habana. Tuvo que repetir el tercer año de la especialidad para salir victorioso y convertirse en  licenciado en Ciencias de la Computación. Ya graduado, vio que sus expectativas no fueron alcanzadas. Las calificaciones de este profesional hicieron que lo ubicaran en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría (CUJAE) como profesor.

La idea del magisterio no le desagradaba, pero estaba convencido que consagrar dos años de su vida a ese trabajo nunca fue su perspectiva. Esta labor implicaba dedicar horas a la planificación de clases y a su preparación como profesional, pero consideraba que 300 pesos al mes, no le alcanzarían para vivir.

Estuvo en la CUJAE durante un año, mientras buscaba algún empleo por cuenta propia. Tras varias opciones desalentadoras y cumplido su servicio social, su padre le propuso compartir juntos un negocio, se trataba del arrendamiento de habitaciones, un “rent a room”. Le pareció buena idea y, sin pensarlo mucho “agarró” la opción por las manos.

Hoy, lleva a la par su negocio de arrendador y también el de taxista, pues poco a poco, pudo comprar un Chevrolet del 59. Aunque no está completamente complacido con sus oficios, le satisface saber que, con solo 28 años, es un hombre independiente y saca adelante a su familia.

Al igual que Ricardo, en la actualidad muchos jóvenes profesionales van hacia el sector no estatal del país, donde su labor es reconocida y remunerada. Aunque las razones varían, la principal causa es el problema económico, el cual enfrenta la mayoría de los cubanos.

Una nueva forma de empleo

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro Ruz, en la Asamblea Nacional del Poder Popular el 18 de diciembre de 2010 expresó: “Corresponde al Partido y al Gobierno facilitar la gestión de los trabajadores por cuenta propia, no generar estigmas ni prejuicios hacia ellos, lo cual deberá ir acompañado de un cumplimiento estricto de la Ley y los tributos, así como de motivar en este sector el rechazo a las ilegalidades”.

La Gaceta Oficial de la República de Cuba, en sus números extraordinarios 11 y 12, publicó un conjunto de decretos leyes y resoluciones vinculadas con el cuentapropismo  y el arrendamiento de habitaciones y viviendas particulares. Esto forma parte del proceso de cambios o actualización del modelo económico cubano, establecido en octubre de 2010.

Tales legislaciones establecen el Reglamento del trabajo por cuenta propia (Resolución 32/2010 de la Gaceta Oficial de la República de Cuba, número 12), del arrendatario y las normas relativas al pago de impuestos y, además, la contratación de fuerza de trabajo por los poseedores de licencias de trabajadores no estatales.

De esta manera se permite, de hecho, la existencia de microempresas o empresas privadas en general, al no limitarse el número de personas que pueden ser contratadas. La nueva estrategia en el marco legal del trabajo por cuenta propia es consecuente con el espíritu de los Lineamientos de la Política Económico y Social del Partido y la Revolución, aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, en abril de 2011.

Con esta nueva forma de empleo, se da un mayor espacio al sector no estatal de la nación, la cual constituye una vía notable de ingresos para las familias y para la economía cubana. El trabajo por cuenta propia posibilitó la disminución de un cuatro por ciento de los desempleados del país, pero trajo consigo que profesionales se desvincularan del sector estatal para formar parte del privado.

Hora de cambiar

Necesidad de reconocimiento es lo que manifiestan  gran parte de los que buscan lugar en el trabajo por cuenta propia, a esto se suman los problemas económicos y familiares, los que constituyen las causas fundamentales del cambio del sector estatal al privado.

“Esta forma de empleo  para mi es mejor, pues soy dueño del negocio, tengo mis propios horarios y leyes”, manifiesta Reinier Solís, ingeniero eléctrico y reparador de celulares en la Calle Medio, en la provincia de Matanzas. “Me dedico a la reparación de celulares, que está vinculado con la electrónica, pero se acerca más a la informática, pues los teléfonos que atendemos traen software que muchas veces hay que reprogramarlos”, agrega.

El ingeniero considera que “hay un alto número de profesionales vinculados a tal forma de trabajo, en primer lugar por lo que todos sabemos, el tema económico. Y pienso que la otra parte de estos, estudiaron solo por tener un título que los avale como universitarios, pero es en el cuentapropismo donde se sienten, en verdad, realizados”.

Otra opinión sostiene Alejandro Perdomo, egresado de la carrera de Comunicación Social en el Curso por Trabajadores (CPT), quien hoy es dependiente en el Bar-Cafetería “Nirvana”, del barrio matancero Los Mangos. “El principal motivo por el que recurrí a este empleo fue porque al vivir solo con mi mamá y abuela, tengo ciertas responsabilidades. Necesitaba trabajar en un sitio donde fuese remunerado y tuviera más tiempo para ayudar a mi madre”.

Mayara Espinosa, psicóloga y profesora en la casa de altos estudios de Matanzas Camilo Cienfuegos, plantea que la mayoría de los jóvenes desde que están en la universidad, ya piensan en no ejercer su profesión o en abandonar el país, lo cual depende en gran medida de las pocas opciones laborales que tienen los muchachos una vez graduados, por eso un gran porciento ven la luz en el cuentapropismo y cualquier propuesta capta su atención.

“Es necesario destacar que la tendencia de abandonar la profesión no es actual. Tengo amigas licenciadas del Pedagógico de Matanzas Juan Marinello, que están en Varadero trabajando para el Turismo, porque aunque no tienen casi descanso ni vida social, es la forma que encontraron para vivir mejor ellas y sus familias”, concluye la psicóloga.

Gustavo Alfonso, abogado desde hace solo un año, graduado de Derecho en la UMCC, nunca ha representado a ningún culpable o inocente. “Me encanta discutir, defender a la gente, pero enfrentarse a un juicio implica una preparación profesional y psicológica fuerte; para cuando salgas de allí victorioso o no, te paguen 32 pesos, ¿crees que valga la pena?”, reflexiona el florero de la Calle Milanés, como todos lo conocen, oficio en el cual se desarrolla desde que le entregaron el título.

Otro ejemplo de jóvenes profesionales que laboran para el sector privado son los hermanos Alex y Amanda Acosta, ambos caricaturistas. Actualmente son trabajadores de la Paladar “La Mallorca”, ubicada en el Kilómetro 101, en el municipio yumurino.

Los hermanos comentan que están bien en este empleo, pero no lo disfrutan como gozan la creación. Fue un cambio muy brusco en la vida de ellos y en la de la familia, pero había que hacerlo y al presentarse la oportunidad de laborar allí, no pudieron negarse.

La lista de profesionales que laboran para el sector no estatal es extensa, teniendo en cuenta que, al cuestionar a varios propietarios, la mayoría buscan personal joven, con buena imagen, universitario y con dominio mínimo de algún idioma. Tales cualidades la poseen un número de jóvenes que tienen la fe de hallar empleos interesantes y confortables.

Lo establecido, ¿una disyuntiva?

“Más del 19 por ciento de los egresados de diversas carreras de la universidad yumurina, abandonan el Servicio Social”, afirma Dayamí Morejón, directora del Ministerio del Trabajo (MINTRAB), en la provincia de Matanzas. “Este porciento que incumple con sus dos o tres años de servicio social, no podrá laborar en ningún centro de trabajo estatal. En caso de volver a tal sector, tendrá que culminar con el tiempo violado”, aclara.

“La Organización Nacional de Administración Tributaria de la provincia (ONAT), cuenta con un registro de 527 profesionales vinculados al cuentapropismo, lo que representa el 16 por ciento del total de trabajadores asociados al sector privado”, confirma Irene Borges, jefa del Departamento de Estadísticas de la ONAT .

Aunque la cifra puede parecer insignificante, no lo es cuando se tiene en cuenta que la población matancera es de 667 300 y de sus habitantes solo 2 576 son poseedores de licencias para el trabajo privado. Por ende, hay un número importante de universitarios que recurren al cuentapropismo, sobre todo aquellos que pueden permanecer en actividades vinculadas con su formación.

Sin embargo, el Artículo 12 del Capítulo 11 del Reglamento sobre el ejercicio del trabajo por cuenta propia recoge que el profesional universitario no puede ejercer el trabajo por cuenta propia en la profesión o especialidad en la  que se graduó, con excepción de los traductores de documentos e intérpretes, graduados en dichas especialidades, quienes deben contar con el aval de la Asociación Nacional de Traductores e Intérpretes.

El Reglamento, entonces, constituye una disyuntiva para aquellos profesionales que pretenden realizar el cuentapropismo en cualquiera de los perfiles de la carrera estudiada. De ahí que gran parte de los universitarios estén asociados a empleos no afín con su especialidad.

Según la Oficina Nacional de Estadística (ONE), en Cuba desde la flexibilización en octubre del año 2010, se produjo un aumento sostenido de los trabajadores que se acogen a esta modalidad de empleo, aumentando seis veces más de la cifra inicial (22 312), hasta llegar a alcanzar al cierre del mes de noviembre de 2014  la de 137 476. Como promedio, se inscriben mensualmente más de 560 profesionales al sector no estatal del país.

A pesar de constituir un problema, al provocar en no pocos profesionales el incumplimiento con el Servicio Social, no puede negarse que este sector satisface en gran medida, la demanda de productos y servicios de la población, pero sobre todas las cosas, es un factor importante en el incremento del desarrollo local de la economía.

Pie de fotos: No es desestimable la cifra de jóvenes universitarios vinculados al trabajo por cuenta propia

Ficha técnica:  

Tipo de título: Genérico.
Tipo entrada: Anecdótica.
Tipo de cuerpo: Bloque-temático.
Tipo de transiciones: Subtítulos.
Tipo de cierre: De conclusión.
Tipo de reportaje: Estándar.

Tema: Los egresados de diversas carreras universitarias que se vinculan a sector no estatal de país.

Situación problémica: Razones por las que una cifra significativa de universitarios buscan empleo en el cuentapropismo.

Objetivos colaterales: Conocer por qué una alta cifra de estudiantes universitarios se asocian hoy al trabajo por cuenta propia. Demostrar la cifra de graduados de carreras universitarias que ejercen el cuentapropismo.

Estrategia de fuentes:

Documentales:

Gaceta oficial de la República de Cuba, números 11 y 12, con fecha de octubre de 2010.

Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), página web www.one.cu, donde aparecen los Lineamientos de la Política Económico y Social del Partido y la Revolución, aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, en abril de 2011.

Discurso pronunciado por el presidente cubano Raúl Castro, en la Asamblea Nacional del Poder Popular el 18 de diciembre de 2010.

Reglamento sobre el ejercicio del trabajo por cuenta propia, Artículo 12 del Capítulo 11, publicado en la página de la ONE.

Directas:

Reinier Solís, ingeniero eléctrico y reparador de celulares en la Calle Medio en Matanzas. Fuente implicada. Emite un juicio de valor.

Alejandro Perdomo, licenciado en Comunicación Social, por el Curso de Trabajadores. Fuente implicada. Emite un juicio de valor.

Mayra Espinosa, psicóloga. Fuente especializada. Emite un juicio analítico.

Gustavo Alfonso, abogado y actualmente vendedor de flores. Fuente implicada. Emite un juicio de valor.

Alex y Amanda Acosta, ambos caricaturistas. Actualmente son trabajadores de la Paladar “La Mallorca”. Fuentes implicadas. Emiten un juicio de valor.

Dayamí Morejón, directora del Ministerio del Trabajo (MINTRAB), en la Provincia de Matanzas. Fuente autorizada. Emite un juicio analítico.

Irene Borges jefa del Departamento de Estadísticas de la ONAT. Fuente autorizada. Emite un juicio analítico.

Soportes:

Hecho: Renuncia de los universitarios del sector estatal para incorporarse al privado.

Antecedentes: La falta de estimulación y el bajo salario que reciben los jóvenes profesionales en el sector estatal.

Contexto: Gracias a la vinculación de jóvenes profesionales al sector privado, la población cuenta con más lugares a los que acudir, y con trabajadores preparados. De la misma forma, estos universitarios ayudan a la economía del país.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris