Facebook Twitter Google +1     Admin

LA DESCONOCIDA PRIMERA LEY DE RETIRO PERIODÍSTICO

20151011114953-ariel.jpg

En 1935, los profesionales de la prensa obtuvieron por primera vez una garantía legal para su jubilación.

ARIEL PAZOS ORTIZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

En agosto de este año (2015) se cumplirán 80 años de ser aprobada la primera Ley de Retiro Periodístico en Cuba, sin embargo, esta medida no conformó del todo a quienes desempeñaban el oficio y, a pesar de la trascendencia del hecho hasta nuestros días, en la actualidad es un tema desconocido en el gremio.

Desde hacía  años  los periodistas, por medio de la Asociación de Prensa de Cuba (APC) y la Asociación de Reporters de La Habana (ARH), aspiraban a que se estableciera una caja de retiro para amparar su ancianidad o inutilización para el trabajo, así como, en caso de muerte, el futuro de sus familiares.

En 1957 el periodista Enrique Moreno refirió en el anuario “El Periodismo en Cuba” que Pastor del Río propuso a la Cámara de Representantes un proyecto. Este fue aprobado más de un año después, en junio de 1927, y se acordó enviarlo al Senado para su ratificación, lo cual no ocurrió. Rafael Angulo, subdirector del Diario de la Marina, hizo otra propuesta en 1934 que, aprobada por el Consejo de Estado, no llegó al de Secretarios. Después del extravío del original, se trató el asunto con una copia mimemográfica.

Según Eduardo Labrada, periodista de Adelante, en Camagüey,  Mendieta fue el presidente que más hizo por reivindicar al sector durante la seudorrepública, pues firmó un decreto sobre salarios mínimos a periodistas y suscribió el Decreto-Ley 172, el cual establecía el retiro de estos profesionales.

“Es extraño que Mendieta, con tantas cosas por hacer, tuviera tiempo de preocuparse por los periodistas”, expresó Enrique Román, profesor de Historia de la Prensa Cubana, de la Universidad de La Habana. Sin embargo, Moreno reseñó que el 23 de agosto del 1935, cuando los miembros del Consejo sancionaron el proyecto, dijeron a los periodistas que su retiro se aprobó sin leerse, por el empeño que Mendieta tenía en otorgarles esa ley.

El Decreto-Ley, publicado en la Gaceta Oficial del 27 de agosto de ese año, contenía las disposiciones del Consejo de Secretarios de establecer una institución pública, bajo la denominación de “Retiro de Periodistas”, que amparara a quienes trabajaban como directores, redactores, reporteros, colaboradores, correctores y corresponsales.

Por otra parte, Moreno señaló que “al leerlo en la Gaceta se advirtió, por quienes conocían el primitivo proyecto enviado por el Consejo de Estado, que se había cercenado a su estipulado el precepto que cedía los frutos de un sorteo anual de la Lotería”. Ante la situación, la APC y la ARH plantearon en sendas asambleas dirigirse al poder ejecutivo para rechazarlo. Finalmente, ambas acordaron aceptarlo y actuar para que se dictara una nueva ley con medios de carácter económico más seguros para la institución.

El citado número de “El Periodismo en Cuba” recoge que en la mañana del 9 de septiembre del 1935 en uno de los salones del Capitolio, quedó constituido el primer Directorio de Retiro de Periodistas, con  Rafael Angulo como presidente. También formaban parte del ejecutivo Mariano de Acevedo, Amado Díaz y el ya citado Enrique  Moreno.

No obstante, el primer Congreso Nacional de Periodistas, celebrado en La Habana entre los días 3 y 6 de diciembre de 1941, acordó, según recoge en el acta final, pronunciarse por la reforma de esa legislación  por estimar que para mayor eficacia de los derechos era indispensable su modificación, especialmente respecto a la consolidación económica de la caja, el derecho de los periodistas de medios en localidades pequeñas y la reorganización del Directorio para dar representación a jubilados y pensionados.

Años después, el 27 de octubre de 1953, fue promulgado el Decreto-Ley 1151. Entre otros aspectos declaraba que el de 1935 resultaba “anacrónico y deficiente como medida legislativa de previsión social” y que la profesión de periodista “es reconocida oficialmente por el estado”.

“Después de 1959, los trabajadores tuvieron el derecho universal del seguro de retiro, por eso no es una preocupación específica para los periodistas de hoy, lo cual puede causar que el tema no sea tratado”, expresó Frank González, periodista y profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

“El pasado interesa en la medida que pueda influir en el presente. Me parece útil traer ese momento decisivo del periodismo en Cuba: quizás el conocimiento del primer retiro nos impulse a defender y mejorar el de hoy, ya que nos retiramos a la misma edad que cualquier trabajador, con las mismas reglas, pero nadie se percata del desgaste con que llegamos a edad de retiro y no se consideran  los riesgos que afrontamos en el trabajo, pero  terminamos nuestra carrera con un magro retiro: ¿qué tuvieron en cuenta ayer que no se ha tenido en cuenta hoy?, precisó Luis Sexto, también periodista y profesor en la Universidad de La Habana.

Pie  de foto: Expediente del proceso de solicitud de seguridad social de la viuda de un periodista fallecido.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Sumario de Cuándo.
Tipo de nota interpretativa: Explicativa.

Tema: Primera Ley de Retiro Periodístico.

Situación problémica: El desconocimiento en el gremio de la primera Ley de Retiro Periodístico en Cuba. 

Propósito: Demostrar la necesidad de difundir este hito en el Periodismo cubano.

Objetivos colaterales: Consultar opiniones especializadas que aborden el impacto que tuvo esta ley dentro del gremio. Explicar, a través de las fuentes. Valorar la vigencia que pudiera tener esta ley en la actualidad para provocar acciones al respecto. 


Fuentes:

Directas:


Frank González, periodista y profesor de la Facultad de Comunicación.

Eduardo Labrada, periodista de Adelante, en Camagüey. 

Luis Sexto, periodista y profesor de FCOM.

Documentales:


Periodismo en Cuba, Revista anual de Directorio de retiro periodístico.

Gaceta Oficial de Cuba.

Soportes:
 
Hecho: El desconocimiento de la primera ley de retiro periodístico.

Antecedentes: Existencia de una ley que ampara el retiro de todos los trabajadores. Anterior a 1935 la Asociación de Prensa de Cuba (APC) y la Asociación de Reporters de La Habana (ARH), aspiraban a que se estableciera una caja de retiro para amparar su ancianidad o inutilización para el trabajo, así como, en caso de muerte, el futuro de sus familiares.


Contexto: El desconocimiento del primer retiro, según Luis Sexto,  nos impulsará  a defender y mejorar el de hoy.

Situaciones colaterales que también pudieran incidir: El no estudio de este aspecto desde la Academia.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris