Facebook Twitter Google +1     Admin

LO AMARGO EN LO DULCE

20151021135518-laura.jpg

El azúcar es una de las causas fundamentales de la diabetes y otras enfermedades, pero también es imprescindible en el tratamiento de la hipoglucemia.

LAURA ALONSO HERNÁNDEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

A nivel macroclínico, en el país el consumo de azúcar está entre el 20 y el 25 por ciento de la energía total (120 a 150 gramos por persona al día) y en energía vacía consumida, se mide en 480 a 600 kilogeal, demuestra la Sociedad Cubana de Nutrición Clínica y Metabolismo en su última encuesta de factores de riesgos poblacionales realizada en el 2013.

El consumo estimado y recomendado por la American Heart Association, en su informe de 2009, no debe exceder un límite superior de 25 gramos, aproximadamente dos cucharadas, para las mujeres y 38 gramos, tres cucharadas, para los hombres, pero siempre y cuando esté añadida a los alimentos.

Tomando como referencia estos niveles, la Sociedad advierte que en Cuba existe un alto consumo del producto, lo que resulta alarmante porque a pesar de ser erróneamente considerado como nutriente es el principal “ladrón” de las vitaminas del complejo B (tiamina o B1, riboflavina o B2 y piridoxina o B6), también de magnesio y cromo.

El profesor Lázaro Alfonso Novo, vicepresidente de esta institución, expresa sobre el daño que causa a la salud que las enzimas digestivas al descomponerla segregan con gran rapidez y su absorción es casi inmediata.

“La rápida asimilación eleva las concentraciones de glucosa en sangre, acidifica el metabolismo y demanda de una mayor cantidad de insulina, este proceso explica la gran cantidad de los efectos nocivos relacionados con su consumo excesivo”, agregó.

Raúl Vilá Dacosta-Calheiros, especialista en nutrición del Instituto de Macrobiótica en La Habana, expone que el consumo de azúcar se ha convertido en un tipo de droga legal, como el cigarrillo, el alcohol y los refrescos de cola. “Al ofrecer energías al cuerpo que se deterioran muy rápido provoca sensación de agotamiento al final, por lo que después buscan más azúcar, de tanto repetirse este círculo vicioso pasa a convertirse en un tipo de droga”, añade.

En las recomendaciones para su consumo, el profesor Alfonso Novo asegura que la mayoría de los alimentos, como cereales y algunas frutas, tienen suficientes carbohidratos para suministrar la poca glucosa que le hace falta al cuerpo humano y establece que sus valores de ingestión diaria deben oscilar entre 0 y 10 por ciento de la energía total consumida, en total 60 gramos.

De acuerdo con la Sociedad, es el alimento predilecto de la célula cancerosa, la cual crece en un medio ácido. También está relacionada con un mayor estrés oxidativo, caries dentales, enfermedades del sistema nervioso central, hígado graso, insuficiencia renal y diabetes.

En esta última, Marlene Rivero González, especialista en Primer Grado en Pediatría y médico del servicio de Endocrinología del Hospital Pediátrico Universitario William Soler, asegura que el azúcar influye directamente como una de las causas que puede provocar los dos tipos de diabetes (mellitus o de tipo 1 y tipo 2).

De ellas, la diabetes mellitus es la más peligrosa. Generalmente debuta en edades tempranas y las personas que la padecen son insulinodependientes. Es recomendado que su dieta no lleve nada de azúcar, incluyendo algunos alimentos que deben comer con precaución por su alto contenido de fructuosa (tipo de carbohidrato simple presente en las frutas como el mango).

Al ver los edulcorantes como sustito del azúcar en la dieta de los diabéticos, en el libro Usted puede… controlar su diabetes, de la doctora Onaida Torres Herrera, no aconseja su uso, pues algunos tipos de esta sustancia realizados por la vía industrial tienen propiedades cancerígenas.

En cambio, una de las complicaciones más agudas de la diabetes, la hipoglucemia, lleva en su tratamiento la ingestión de azúcar. Entre las causas de la misma están el retraso u omisión de alimentos y la ingestión de bebidas alcohólicas en exceso.

A los pacientes que sufren constantemente de desmayos provocados por esta afección,  la Doctora Onaida Torres Herrera, en el libro ya citado, explica que se les debe proporcionar un vaso con tres cucharadas de azúcar o tres caramelos.

Lázaro Hernández Roy, estudiante de preuniversitario, debutó con diabetes mellitus a la edad de 14 años. En su primera etapa padeció de hipoglucemias y sin la indicación previa solamente comía algo azucarado para controlarla.

Comenta que después de recibir el tratamiento adecuado para su enfermedad se le recomienda que en caso de sufrir cualquier afección del padecimiento tomara un vaso de agua con azúcar y después comiera algo sólido que contenga carbohidratos, como el pan, para retener la energía consumida.

El profesor Lázaro Alfonso Novo aclara que a pesar de los daños a la salud causados por el azúcar, cada quien tiene derecho a consumir lo que guste, lo importante es mantener el equilibrio entre los alimentos.

Pie de fotos: 1-El azúcar es el principal “ladrón” de las vitaminas de tipo B, de magnesio y cromo; 2-En las variedades del azúcar se encuentran la blanca o refino y la morena o turbinada, en dependencia de su estado de refinamiento.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de Cómo.
Tipo de nota interpretativa: Explicativa.

Tema: Los daños que causa a la salud el consumo indiscriminado de azúcar.

Situación problémica: El azúcar es mal considerada como nutriente portador de energías, por lo que su tasa alta de consumo presupone un peligro a la población.

Propósito: Demostrar a través de entrevistas a nutricionistas, endocrinos y pacientes que padecen de diabetes, los riesgos que supone la ingestión descuidada de azúcar.

Objetivos colaterales: Consultar opiniones especializadas que den solución a la problemática planteada. Explicar los pros y los contras del azúcar en el tratamiento de algunas afecciones. Ver su alto consumo en la Isla con respecto a los estándares de la American Heart Association.

Fuentes:

No documentales:

Lázaro Alfonso Novo, vicepresidente de la Sociedad Cubana de Nutrición Clínica y Metabolismo. Oficial-juicio analítico.

Raúl Vilá, especialista en nutrición del Instituto de Macrobiótica en La Habana. Oficial-juicio hipotético.

Marlene Rivero González, especialista en Primer Grado en Pediatría y médico del servicio de Endocrinología del Hospital Pediátrico Universitario William Soler. Oficial-juicio analítico.

Lázaro Hernández Roy, estudiante de preuniversitario, paciente que padece de diabetes mellitus. Implicado-juicio analítico. 

Documental:

Torres Herrera, Onaida. Usted puede… controlar su diabetes. La Habana: Editorial Científico-Técnica, 2007.

Soportes:

Hecho: El azúcar es la causante de diversas enfermedades, pero también es fundamental en el tratamiento de la hipoglucemia.

Contexto: En Cuba existe un alto consumo de este producto, lo que constituye un peligro a la salud.

Antecedentes: El azúcar fue mal considerado como nutriente y a su vez portador de energía.
 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris