Facebook Twitter Google +1     Admin

FÉLIX VARELA, MÁS QUE SACERDOTE

20151107144949-iris.jpg

Quien nos enseñó primero en pensar no solo se destacó por su labor pedagógica en el Seminario de San Carlos y San Ambrosio, en La Habana, y su lucha por la causa independentista, sino también por hacer un periodismo dedicado a la causa de su nación.

IRIS DE LA CRUZ SABORIT,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

El aniversario 191 de la publicación en Filadelfia del periódico El Habanero se cumplirá este diciembre (2015); sin embargo, poco conocen los estudiantes de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (UH) acerca de la labor periodística de Félix Varela, su fundador, quien fuera sacerdote, maestro, filósofo y escritor, forjador de la conciencia nacional.

Mario Cremata, profesor de Historia de la Prensa en la Facultad, aclaró mediante correo electrónico, que “un solo semestre es poco tiempo para que los estudiantes conozcan a todas las grandes personalidades y sus publicaciones, por lo que está obligado a jerarquizar información y figuras”.

Sobre el Padre Varela, argumentó que se ofrecen las coordenadas clave para entender su vida eclesial y el tránsito reformismo-independentismo, con especial hincapié en el periódico El Habanero, como discurso en favor de la independencia.

Claudia Alemañy, estudiante de cuarto año de Periodismo, coincidió en que la mayor influencia de Varela que recibe desde la asignatura radica en su ética y no en el estilo periodístico. Manifestó que los textos varelianos estructuralmente no dejan marcas en los alumnos, pero sí lo que en ellos planteaba por su valor de denuncia contra la Metrópoli.

De El Habanero, fundado en Filadelfia en 1824, sólo salieron a la luz siete números, de los cuales tres tienen pie de imprenta en Nueva York. Todo el trabajo desarrollado por Varela en esta publicación es de carácter político y social, expresó en su libro Clásicos del Periodismo Cubano, la investigadora Ana Núñez Machín.

En 1823, el Padre Félix Varela fue elegido Diputado a Cortes españolas, allí defendió los derechos comunes de las provincias de ultramar, Cuba, Puerto Rico y Filipinas, y redactó un proyecto de ley para abolir la esclavitud.

“Debido a la invasión francesa en España, Varela vota en contra del Rey Fernando VII por entregar el poder a las fuerzas extranjeras. Como consecuencia, fue condenado a muerte, por lo que vivió exiliado en Estados Unidos y allí desplegó toda su labor periodística”, comentó Fabio Fernández, profesor de Historia de Cuba en la Facultad de Filosofía, Historia y Sociología de la UH.

En El Habanero es donde mejor se palpa su proyección revolucionaria. Desde esas páginas, el Padre condenó las posiciones conformistas y anexionistas de los ricos terratenientes, señaló que la patria es obligación de todos y que “desearía ver a Cuba tan isla en lo político como lo es en la naturaleza, (…) Cuba no debe esperar ya nada de España (…) ni de nadie, debe liberarse por sí sola (…)”.

René García, alumno de cuarto año de Periodismo, planteó que la figura de Varela la estudian en asignaturas como Ética periodística e Historia de la Prensa, y en ambos casos lo principal es el contenido de sus escritos y no la manera en que hacía periodismo.

“Podemos decir que Varela inició la tradición de que en cada una de nuestras gestas libertarias haya existido el periódico como vehículo para transmitir la ética de la nación cubana”, argumentó Armando Franco, también de cuarto año.

Con José Antonio Saco, fundó en 1828 El Mensajero Semanal, que junto a El Habanero fueron prohibidos en Cuba, en las colonias e islas adyacentes. Publicó en New York, además, el periódico The Protestant Abridger and Annotator (1830) –donde defendía la fe católica frente a los ataques de los protestantes- y The Catholic Exporter and Literary Magazine (1841-1843); colaboró con la Revista de La Habana, Diario del Gobierno y El Universal, de Madrid. Fue también redactor de El Observador Habanero (1820-1822) y de la Revista Bimestre Cubana.

A su vez, Eduardo Torres-Cuevas escribió en Historia de Cuba (1492-1898): formación y liberación de la nación, que Félix Varela cambió radicalmente las concepciones e interpretaciones de la sociedad, del pensamiento y de las ciencias: “Su filosofía fue la del deber ser de la sociedad cubana en negación con lo que era, colonial y esclavista. Varela le inoculaba al sentimiento indefinido del criollo la racionalidad que explicase, desde la ciencia y la política, con una base ética, nuestra verdadera naturaleza”.

Evidente es entonces que las labores política y periodística de Varela estaban imbricadas en un solo cuerpo, pero el profesor Fabio Fernández expone que a Varela se estudia más como referente moral y no por su proyección política.

Luis Sexto, periodista y profesor del Instituto Internacional de Periodismo José Martí, se refirió al presbítero como uno de nuestros primeros grandes periodistas y dijo que “haber leído parte de los textos periodísticos de El Habanero me trasmitió una idea central: un artículo de periódico tiene que estar colmado de ideas. Ninguna palabra debe sonar vacía. Así practicó el periodismo Varela, en una forma que despierta la necesidad de continuar leyéndolo”.

Pie de foto: José de la Luz y Caballero definió a Varela como “nuestro verdadero civilizador”, y quien “nos enseñó primero en pensar”. José Martí lo llamó “patriota entero”.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Especial de Contraste.
Tipo de nota interpretativa: Retrospectiva-Explicativa.

Tema: Aniversario 191 de la fundación del periódico El Habanero.

Situación problémica: Se estudia con poca profundidad la labor periodística de Varela, pues solo se menciona al periódico El Habanero en su referente moral.

Objetivos colaterales: Contribuir al conocimiento de quien nos enseñó primero en pensar más allá de su estudio como figura del independentismo cubano en la primera mitad del siglo XIX y dar a conocer otros periódicos con los que él colaboró desde el exilio, así como la causa del mismo.

Fuentes documentales:

Historia de Cuba (1492-1898): formación y liberación de la nación, de Torre-Cuevas, Eduardo y Loyola Vega, Oscar. La Habana. Editorial Pueblo y Educación, 2002, pp. 135-137.

Clásicos del Periodismo Cubano, Núñez Machín, Ana. La Habana. Editorial de Ciencias Sociales, 1978, pp. 5-13.

No hay Patria sin virtud, Gallego, Emilia. La Habana, Ediciones Unión 1997.

Fuentes directas:

Fabio Fernández. Profesor Asistente de la Facultad de Filosofía, Historia y Sociología de la Universidad de La Habana. Es fuente especialista y emite juicio analítico.

Mario Cremata, Profesor de Historia de la Prensa de la Facultad de Comunicación (FCOM) de la Universidad de La Habana. Emite juicio de valor y es fuente especialista.

Luis Sexto, Periodista y profesor del Instituto Internacional de Periodismo José Martí. Emite juicio de valor y es fuente técnica.

René Camilo García, Armando Franco y Claudia Alemañy, estudiantes de cuarto año de Periodismo de FCOM. Fuentes implicadas, emiten juicio de valor.

Soportes:

Hecho: Aniversario 191 de la fundación del periódico El Habanero y rescate e la figura de Varela como periodista.

Antecedentes: Reconocido por su trabajo como pedagogo y presbítero en Cuba y en el exilio, exactamente en Estados Unidos.

Contexto: A pesar de que la figura de Varela es estudiada como líder del independentismo de la primera mitad del siglo XIX, en ocasiones se olvida su trabajo como periodista vinculado estrechamente a la política. Los programas de estudio, tanto del preuniversitario como de la Universidad, por falta de tiempo para abordarlo en profundidad, no incluyen la labor periodística del Padre, y solo se habla de El Habanero.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris