Facebook Twitter Google +1     Admin

EN LA DESMEMORIA DEL PUEBLO

20151108150539-laura.jpg

La figura del revolucionario Celestino Pacheco Medina, destacado protagonista de las acciones del 13 de Marzo, no trasciende en el devenir de los jóvenes vueltabajeros a 80 años de su natalicio.

LAURA MERCEDES GIRALDEZ COLLERA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.
Foto: Cortesía del Museo 13 de Marzo.

El aniversario 80 del natalicio de Celestino Pacheco Medina pasó en Pinar del Río sin penas ni glorias. El joven de 21 años que muriera en las acciones del 13 de marzo de 1957, es apenas recordado por los nuevas generaciones que debieran rendirle tributo. 

Ronald Hidalgo Rivera, secretario general de la Unión de Jóvenes Comunistas en la provincia, reconoció el descuido a la figura de este mártir y aseguró que es “hora de rescatar su legado para concientizar a la juventud de asumir responsabilidades desde temprana edad”.

Una breve síntesis biográfica del joven revolucionario la ofreció  Yarián Corvea Collazo, especialista del Museo Provincial de Historia, quien resaltó que el luchador clandestino, nació el 19 de mayo de 1935, en el municipio de San Juan, Pinar del Río. Allí impartió a sus compañeros clases de defensa personal y cómo desarmar a un guardia, basado en conocimientos de judo y boxeo.

Además, precisó que fue un gran crítico de Prío, combatiente contra Batista y comenzó su trabajo organizativo con otros revolucionarios como Pedro Zaidén, Gerardo Medina y Pedro Téllez.

En torno al olvido en el que permanece esta figura de la historia nacional y local, Alfredo Collera Pacheco, primo del mártir, señaló: “Al inicio de la Revolución se llevaron a cabo numerosas acciones para mantener en la memoria del pueblo a aquellos que se enfrentaron a la tiranía, sin embargo, este héroe no corrió con tal suerte”.

Entre los pocos libros en los que aparece el accionar de Pachequito, como cariñosamente le llamaban, está Golpear Arriba, donde Luis Alberto Figueroa y Reynaldo López Medina resaltan la noche en la que revolucionarios de la cuidad intentaron dar fuego a los carros de transporte del tren en el patio del ferrocarril, pero tuvieron que dejarlo por la delación de un sereno, mientras trataban de entrar.

Respecto a su actividad,el historiador de la cuidad vueltabajera, Juan Carlos Rodríguez, destacó que Celestino fue miembro del Movimiento 26 de Julio, “un gran dirigente y compañero. Sus palabras y hechos dan fe del patriotismo y de la enseñanza martiana ya que él planteaba la necesidad de derrocar a la tiranía para llevar a la práctica el pensamiento de Martí de que todo gobierno tiene el deber de educar al pueblo”.

A través de Gerardo Median, miembro del Directorio Revolucionario, al cual pertenecía, Pachequito estableció vínculos con el grupo de pinareños que participó en la acción del Asalto al Palacio Presidencial, junto a Ormani Arenado, Menelao Mora y Pedro Zaidén.

En primera plana del periódico provincial Heraldo Pinareño, del 21 del propio mes, se informaron “los pinareños muertos en los sucesos ocurridos el miércoles día 13 en el Palacio Presidencial”, entre ellos, el joven Celestino Pacheco.

Actualmente, la calle del consejo popular donde vivió, el primer círculo infantil pinareño, una cooperativa pesquera y otras estructuras de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) llevan su nombre;  sin embargo, en la provincia no existen tarjas ni monumentos que recuerden a este mártir, solo en el Museo 13 de Marzo se encuentran algunas de las pertenencias que usó en el asalto, además, la juventud desconoce que fue uno de los 16 vueltabajeros que participó en la acción dirigida por José Antonio Echeverría contra Batista.

Ejemplo de cómo nuestros mártires locales van desapareciendo en la memoria, es el estudiante de décimo grado del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Federico Engels, Daniel Jiménez, quien manifestó que la asignatura Encuentro con la Historia de mi Patria no profundiza en los acontecimientos y las figuras del territorio, lo cual deja al interés personal el conocer sobre hechos particulares de la provincia, como es el caso de la vida de Pacheco.

Al respecto, Pelayo Joel Pita, profesor de esa asignatura en la Vocacional, aclaró que la materia va dirigida a hacer un recorrido por los sucesos más relevantes de la historia nacional, por lo que depende del educador ahondar en temas provinciales.

A la pregunta de quién fue Celestino Pacheco, Yordanys Acosta, estudiante de Medicina y miembro del CDR que lleva el nombre del mártir, afirmó conocerlo porque desde pequeño participó en las actividades  de la zona y “allí le rendían siempre homenaje”, en tanto, Amada Álvarez, joven trabajadora de la cafetería no estatal El Garaje, y Antonio Aguilar, carpintero de 22 años, admitieron no tener referencias de este hombre.

Ante tal situación que puede considerarse como “botón de muestra”, pero que no es en absoluto referente mínimo, Wiliam Enríquez, presidente de la organización de masas en la zona, explicó que es necesario rescatar la figura de Pachequito desde todos los escenarios posibles, no solo en la escuela sino también en actividades de contenido patriótico.

José María Sánchez, miembro de la Comisión de Asuntos Históricos del Partido, en Pinar del Río, subrayó: “A través del proyecto Por la identidad de mi barrio, los combatientes de la Revolución trabajan en las escuelas para vincular los hechos nacionales y locales y así rescatar a figuras que se han perdido con el transcurso de los años, pues solo son recordadas las más relevantes a nivel nacional”.

Pie de foto: Celestino Pacheco Medina, joven pinareño caído en las acciones del 13 de marzo de 1957.

Ficha Técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Sumario de Qué.
Tipo de nota interpretativa: Retrospectiva-Explicativa.

Tema: El joven participante en las acciones del 13 de marzo de 1957, Celestino Pacheco, pasa inadvertido entre los jóvenes de su provincia natal.

Situación problémica: Poco conocimiento por parte de los jóvenes pinareños acerca de las actividades revolucionarias de Celestino Pacheco.

Objetivos colaterales: Demostrar el desconocimiento de la vida revolucionaria de Celestino Pacheco y profundizar en las principales actividades en las que participó.

Estrategia de fuentes.

Documentales:

Luis Alberto Figueroa y Reynaldo López Medina: Golpear arriba. Pinar del Río, 2004.

Heraldo Pinareño. Pinar del Río, 21 de marzo de1957.

Directas:

Juan Carlos Rodríguez, historiador de la cuidad de Pinar del Río. Fuente especializada, juicio de valor.

Ronald Hidalgo Rivera, secretario general de la Unión de Jóvenes Comunistas en la provincia. Fuente implicada, juicio analítico.

José María Sánchez, miembro del Comité de Asuntos Históricos del Partido en la provincia. Fuente implicada, juicio disyuntivo.

Alfredo Collera Pacheco, primo del mártir. Fuente implicada, juicio analítico.

Daniel Jiménez Rodríguez, estudiante de décimo grado del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Federico Engels. Fuente secundaria, juicio analítico.

Pelayo Joel Pita, profesor de la asignatura Encuentro con la historia de mi Patria, del Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Ernesto Guevara. Fuente implicada, juicio de valor.

Yordanys Acosta, estudiante de Medicina y miembro del CDR número 2 que lleva el nombre de Celestino Pacheco. Fuente secundaria, juicio analítico.

Amanda Álvarez, joven trabajadora de la cafetería no estatal El Garaje. Fuente secundaria, juicio analítico.

Antonio Aguilar, joven carpintero.  Fuente secundaria, juicio analítico.

Soportes:

Hecho: Desconocimiento por parte de los jóvenes de la actividad revolucionaria de Celestino Pacheco Medina.

Contexto: No existe la biografía necesaria para que los estudiantes conozcan acerca de este luchador clandestino, ni se realizan actividades en su homenaje.

Situaciones colaterales que también pudieran incidir: En la asignatura Historia de mi Patria, algunos profesores consideran que abordar aspectos de la historia local y provincial es ir más allá del programa previsto.


 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris