Facebook Twitter Google +1     Admin

EMPLEAN TÉCNICA BIOTECNOLÓGICA PARA RECUPERAR POBLACIONES DE ORQUÍDEAS

20151123033105-yasmani.jpg

Científicos del departamento de investigación del Orquidiario de Soroa, en Artemisa, aplican el Cultivo In-vitro para garantizar la perpetuidad de especies vulnerables o en peligro de extinción.

YASMANI PÉREZ FORTEZA,
estudiante de primer año de Periodismo, 
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana. 
Fotos: OSMAY PÉREZ.

Unas 400 plantas de orquídeas están en proceso de crecimiento mediante la aplicación de la técnica biotecnológica del Cultivo In-vitro, por parte de especialistas del departamento de investigación del Orquidiario de Soroa, en Artemisa, con el objetivo de repoblar la propia entidad, comercializar estas especies y aportar ejemplares al Jardín Botánico Nacional.

El Doctor en Ciencias Ecológicas, Rolando Pérez, subdirector de investigaciones de la institución, precisó que tras reproducirlas en recipientes de vidrio, las vitroplantas crecen en la biofábrica de productos agrícolas de Pinar del Río, y meses después las entregan para adaptarlas al medio natural.

La técnica del Cultivo In-vitro descubierta por el profesor Lewis Knudson, de la casa de altos estudios estadounidense Cornell University, plantea que las semillas de las plantas pueden germinar en un frasco con una gelatina compuesta por nutrientes químicos, lo que posibilita la producción de mil plántulas con la utilización de sola una semilla.

Sobre este método de producción, la Máster Alelí Morales Martínez asegura que a pesar del alto costo de fabricación y el nivel de especialización y tecnología empleado, la aplicación de la técnica está entre las prioridades de la entidad con el fin de garantizar la perpetuidad de especies vulnerables o en peligro de extinción.

El informe semestral de la institución, correspondiente al presente año (2015), detalla que la efectividad de la práctica es de un 78 por ciento; sin embargo, al ser incorporadas al terreno, su supervivencia decrece al 57 por ciento debido a los factores medioambientales como la humedad relativa, la temperatura y la radiación solar.

Las Orchidaceaes, como se llaman científicamente, conforman una de las familias más numerosas del mundo vegetal con unas 25 mil especies y más de 100 mil híbridos registrados, y se agrupan en 750 géneros de gran aceptación por la jardinería popular.

Situado en el corazón de la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario, perteneciente a las provincias de Pinar del Río y Artemisa, el Orquidiario de Soroa data de 1943, y fue una iniciativa del abogado español Tomás Felipe Camacho. Este posee más de 500 especies de la llamada Aristócrata de las flores, entre cubanas y exóticas, patrimonio resguardado por programas conservacionistas y de educación ambiental.

Pie de fotos: 1-El empleo de técnicas de biotecnología vegetal constituye una herramienta para el cultivo de las orquídeas; 2-El Orquidiario de Soroa, el más grande de Cuba, cuenta con la mayor muestra de especies en la isla.

Ficha técnica:

Tipo de título: Informativo.
Tipo de lead: Sumario de Quién.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.
Tipo de fuentes: Directas, Documental.
Primer valor-noticia: Singularidad.
Otros dos valores-noticia: Progreso, Repercusión.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris