Facebook Twitter Google +1     Admin

CHAMPIÑONES CHINOS A LA MESA CUBANA

20160104131031-liz.jpg

El INIFAT lleva adelante un plan de desarrollo de nuevos métodos de cultivo de hongos comestibles con la finalidad de incrementar la producción y el consumo de este nutriente en los hogares cubanos.

LIZ CARIDAD CONDE SÁNCHEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de la Habana.
Foto: Cortesía de LIUBA PLANA PÉREZ.

Un proyecto de introducción de dos nuevas modalidades de cultivo de hongos comestibles con alto valor proteico, destinado a fomentar la alimentación natural en las familias cubanas, inició este año el Instituto de Investigaciones Fundamentales para la Agricultura Tropical “Alejandro de Humboldt” (INIFAT) y deberá finalizar en 2017.

La jefa del Laboratorio de Hongos de la institución, Máster Liuba Plana Pérez, quien se encuentra al frente de la investigación, señaló que como parte del objetivo principal del plan se introducirán dos variantes para la producción de hongos nutritivos: las de suelo y pared, en comunidades suburbanas de Cuba, para las cuales serán utilizadas tres tipos de champiñones de nueva incursión.

El manual del programa refiere que las técnicas mencionadas con anterioridad consisten en colocar en el suelo o en una pared húmeda unas bolsas contenidas de la cepa del producto y los substratos vegetales fertilizantes, y en un período de diez días brotan los hongos en forma de enredadera.

“El proceso experimental cuenta con la participación de centros científicos de todas las regiones del país como son el Instituto de Investigaciones para la Industria Alimentaria de la Habana, la Estación Ecológica “Sierra del Rosario”, de Pinar del Río, la Empresa Agropecuaria de Remedios, Villa Clara, y el Centro de Estudios de Biotecnología Industrial (CEBI), de la Universidad de Oriente”, refirió el Doctor Rafael Castañeda, jefe del Departamento de Agrobiotecnología.

Con el objetivo de extender la plantación del champiñón  por varias localidades de la Isla, una vez culminado el actual proceso de investigación, se realizará un estudio y selección de los subproductos de las cosechas agrícolas de cada región para que el productor o la entidad capacitados puedan cultivar la especie con la materia orgánica disponible en los campos de su territorio, elemento que representará una ventaja, explicó Plana Pérez.

“Este proyecto será solo para consumo nacional y servirá de apoyo a la producción de alimentos y el desarrollo local de la suburbanidad”, afirmó Plana, quien precisó que el producto será insertado en el mercado mediante tiendas agropecuarias, que se localizarán en los propios centros de la cosecha, con costos en peso cubano.

Las especies utilizadas en la experimentación son de los géneros Auricularia polytricha (montagne), Pleurotus ostreatus (champiñón ostra) y Lentinula edodes (shiitake), provenientes de China y altamente cotizados en países asiáticos, europeos e hispanoamericanos.

Pie de foto: Especie Lentinula edodes cultivada con la técnica de suelo en el Cepario del INIFAT.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de Qué.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.
Tipo de fuentes: Directas: MSc. Liuba Pérez Plana (directora del proyecto y jefa del Laboratorio de Cultivos Puros de Hongos del INIFAT). Dr. Rafael Castañeda (Director del Departamento de Agrobiotecnología del INIFAT). Documentales: Manual del proyecto, elaborado por investigadores del INIFAT y el CITMA. Libro Conservación Artesanal y Natural de Hongos Comestibles en Cuba, de Vilda Figueroa y José Lama. 
Primer valor-noticia: Repercusión.
Otros dos valores-noticia: Interés colectivo. Proximidad.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris