Facebook Twitter Google +1     Admin

FRAY CANDIL EN EL OLVIDO

20160119021120-milene.jpg

A 95 años de la muerte de Emilio Bobadilla, su obra podría ser rescatada por quienes se forman en la carrera de Periodismo.

MILENE MEDINA MARTÍNEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Emilio Bobadilla Lunar, se cambió el nombre por el de Fray Candil. Sus trabajos periodísticos dejaron huellas en las letras hispánicas por ser tan irreverente polemista. A 95 años de su muerte en Francia, el primero de enero de 1921, la figura y obra de esta personalidad, no irradian luz en los estudiantes de Periodismo de la Facultad de Comunicación habanera.

Mario Cremata, periodista y profesor de Historia de la Prensa, afirmó que “es un personaje apasionante, tanto por su pluma afilada como por su legendaria y azarosa vida. A los efectos del programa vigente, me limito a explicarlo como colaborador de La Habana Elegante y El Fígaro, entre otras publicaciones de valía finiseculares”.

Agregó que la paradoja que siempre ha imperado en la Facultad es la de pretender concentrar tanto contenido en un solo semestre, y esto hace que se vea obligado a jerarquizar información y figuras. Por tanto, pretende que al menos lo estudiantes conozcan someramente a personalidades como esta, a  las cuales, por razones de tiempo, no se les presenta con detalles.

El Premio Nacional de Periodismo y profesor de la Facultad de Comunicación (FCOM), Luis Sexto, señaló: “Por lo que he leído sobre Bobadilla, pienso que puede distinguirse del resto de los periodistas y escritores de la época por su lenguaje claro, temperamento desenfadado y estilo muy personal, patente en cada creación suya”.

Añadió que aunque fue polémico, pues varias veces se batió a duelo literario con el también novelista Leopoldo Alas (Clarín) y en otras ocasiones criticó la obra de personalidades como Aniceto Valdivia, Enrique José Varona y Julio Sanguily, es necesario trasmitirle a los que ejercerán la profesión del Periodismo, un mínimo de la labor periodística de Bobadilla.

Los primeros trabajos de este periodista, hijo del municipio matancero de Cárdenas, vieron la luz en la revista Habana Cómica, en 1882. Luego, viajó a Europa donde publicó sus artículos en varios diarios españoles e hispanoamericanos, lo que dio paso a que se convirtiera en uno de los periodistas más influyentes de finales del siglo XIX y principios del XX.

Rosa Encina Hurtado, estudiante de quinto año de Periodismo, manifestó que los saberes que posee sobre Fray Candil se los debe a su preparación para las pruebas de aptitud de la carrera. A partir de ahí, pudo conocer que dirigió los semanarios, El Epigrama y El Carnaval, y colaboró en Revista Habanera, La Lucha, entre otros: “ Su labor periodística se recoge en algunos libros de viajes, crónicas y artículos publicados en disímiles periódicos”.

La ausencia de este y otros ejemplos de excelentes periodistas preocupa a los estudiantes, en tanto quedan huérfanos de asiento histórico que dan continuidad a la profesión. Darianna Reinoso Rodríguez, alumna de cuarto año, consideró que “la obra de Bobadilla debería incluirse en el plan de estudio de la carrera, porque siempre resulta necesario salvar la historia de quienes contribuyeron a enriquecer el panorama cultural de la nación cubana”.

En torno a este problema, José Luis Marrero, profesor de Historia de Arte Cubano de FCOM, destacó, por vía electrónica que “bbibliografías sobre Fray Candil existen, pero los estudiantes no se acercan a ellas, porque no se les habla de su obra. Muy pocos por sus medios van a investigarlo, solo si se le asigna por la propia Facultad. Sin embargo, su labor es abarcadora y prestigiosa, algo  compleja y enriquecedora. Bobadilla debería aparecer en mi asignatura y en todas las relacionadas con personalidades de la cultura de la nación”.

Un muestreo entre estudiantes de Periodismo de la Facultad demostró el desconocimiento que existe en torno a esta personalidad, al vincularlo más a labores literarias y no periodísticas. Osmery Ramos Méndez, estudiante de cuarto año de la carrera, reconoció su ignorancia sobre el tema y agregó la importancia de incorporar al programa tal figura, pues ni siquiera en Historia de la Prensa se aborda a Fray Candil.

En el prólogo de la novela de su autoría “A fuego lento” -su obra maestra en narrativa-, Salvador Bueno en 1982 plantea que “Fray Candil no sólo comentaba de la vida literaria, sino también de los acontecimientos más importantes de carácter cultural o político y los hechos curiosos o pintorescos ocurridos en Europa y otras partes del mundo”.

Más adelante, manifiesta que la obra de Emilio Bobadilla, a pesar de haber desatado famosas polémicas literarias debido a sus artículos y críticas, es poco conocida, y aún los textos de historia literaria estiman méritos en muy escasa medida a su creación.

“Rescatar a Fray Candil es una obligación, como en su momento hicieron Aureliano Sánchez Arango, ministro de Educación del presidente Prío, y su director de Cultura, Raúl Roa, con una colección titulada "Grandes Periodistas Cubanos", donde compilaron trabajos suyos y de otros imprescindibles como Justo de Lara. Estudiarlo aportaría a los periodistas la lengua afilada, que tanto nos falta, elegancia discursiva, ironía y prosa reflexiva”, recalcó Mario Cremata.

Pie de foto: Emilio Bobadilla, periodista y crítico literario de  finales del siglo XIX y principios del XX.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Especial de Contraste.
Tipo de nota: Interpretativa Explicativa.
Tipo de fuentes: Documentales y directas.

Tema: La figura de Emilio Bobadilla, más conocido por Fray Candil.

Situación problémica: El desconocimiento de esta personalidad entre los estudiantes de la carrera de Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Objetivos colaterales: Rescatar la figura de Emilio Bobadilla Lunar. Acercar a los estudiantes a la obra de esta personalidad. Colaborar para la inclusión de Fray Candil en el programa de la carrera de Periodismo.

Estrategia de fuentes:

Documentales:

Página web Biografías (www.mcnbiografias.com)

Prólogo de “A fuego lento”, realizado por Salvador Bueno. Editorial Letras Cubanas, La Habana, Cuba, 1982.

Directas:

Luis Sexto, Premio Nacional de Periodismo y profesor de la Facultad de Comunicación, de la Universidad de La Habana. Fuente especializada. Emite un juicio analítico.

Jorge Luis Marrero Bobadilla, profesor de la Facultad de Comunicación y de la de Artes y Letras, de la asignatura de Historia de Arte Moderno.Fuente especializada. Emite un juicio de valor.

Mario Cremata, periodista y profesor de Historia  de la Prensa en Cuba, de la Facultad de Comunicación.Fuente implicada y especializada. Emite un juicio analítico.

Rosa Encina Hurtado, estudiante de quinto año de Periodismo. Fuente implicada. Emite un juicio de valor.

Darianna Reinoso Rodríguez, estudiante de cuarto año de la carrera. Fuente implicada. Emite un juicio de valor.

Osmerys Ramos Méndez, estudiante de cuarto año de Periodismo. Fuente implicada. Emite un juicio de valor.

Soportes:

Hecho: La ausencia de esta personalidad en el plan de la carrera de Periodismo.

Contexto: El aniversario 95 de la muerte de Emilio Bobadilla en 2016.

Antecedentes: Al ser diseñado el programa de la carrera, no se tuvo en cuenta a la figura de Emilio Bobadilla Lunar.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris