Facebook Twitter Google +1     Admin

EL ARTE DE COMPONER CON LAS MANOS

20160321180727-x-corina.jpg

Aunque las preferencias sonoras de nuestros tiempos cambien, Corina Campos Morales, fundadora y líder de la agrupación Vocal Leo, preserva la tradición artística de nuestra nación.

YANDRY FERNÁNDEZ PERDOMO,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Aunque muchas veces haya calificado su trabajo como “anónimo”, Corina Campos Morales sobresale en cada presentación. Es una artista a tener en cuenta a la hora de hablar sobre la historia del movimiento coral cubano. Los frecuentes conciertos y premios, dentro y fuera de la Isla, avalan la calidad interpretativa de esta maestra.

Al borde de los cuarenta años de carrera profesional, dirigiendo importantes coros en nuestro país, lleva el peso de una vida llena de sacrificios y obstáculos, pero, como bien dice ella, “poquito a poco y recibiendo consejos”, ha sabido mantenerse de pie y continuar con sus sueños.

Empezó a estudiar música desde los seis años, motivada por su madre, quien le inculcó un amor constante por el arte: “Ella quiso que estudiara en un conservatorio. A los siete años hice las primeras pruebas para entrar en el Amadeo Roldán. Aunque aprobé, no matriculé porque no había suficientes plazas en aquel momento. Entonces, estudié durante un tiempo con profesores particulares, sin embargo, mi mamá insistió y volví a hacer los exámenes, en 1965 y entré en el sexto grado de esta gran escuela”.

-Por aquella época, en ese conservatorio impartieron clases excelentes músicos cubanos, ¿tenía usted alguna admiración especial?

“Recuerdo mucho a Isaac Nicola, director del centro, un gran guitarrista y toda una autoridad en la escuela. Temblaba cuando pasaba por delante de él. Otro maestro que admiré fue Lenin Rodríguez, violinista de la Orquesta Sinfónica Nacional. Él no usaba el piano en las clases como hacían otros profesores sino el violín. Aprendí qué es la afinación a través de ese instrumento”.

Su estancia en la entonces Alemania Democrática fue una experiencia inolvidable: “Vino un profesor desde Berlín con el propósito de escoger a cinco alumnos para llevarlos a un seminario de dirección en aquella ciudad y me seleccionaron dentro del grupo. Allí tuvimos muchas actividades y una de ellas fue ver una ópera, la primera que vi en mi vida”.

Con el objetivo de cumplir su servicio social en La Habana sin perder vínculos con los estudios, la ubicaron en la dirección del Coro Nacional de la Ópera de Cuba: “Es un medio diferente a todos los demás por el conocimiento y la exigencia en los ensayos, aprendí mucho”.

Ingresó en el primer curso del Instituto Superior de Arte (ISA), motivada por las nuevas instalaciones y el ambiente tan bonito de aquella escuela. “Entré con gran entusiasmo y muchos deseos de aprender. Había personas de todas las edades. Yo disfruté esa etapa aunque trabajaba también”, recuerda.

Luego dirigió el Coro del Gran Teatro de La Habana, donde tuvo la oportunidad de trabajar con diferentes personalidades de la cultura cubana que le posibilitaron descubrir el movimiento teatral de aquella época: “Colaboré con directores como Armando Pérez del Villar, coreógrafos del renombre de Ramiro Guerra, Iván Tenorio, Josefina Méndez, Alicia Alonso y con muchos maestros orquestales”.

Vocal Leo

En sus anteriores responsabilidades, tenía que adecuar el estilo musical según las conveniencias del director artístico. Esto le hizo pensar en hacer algo diferente y novedoso. Entonces, fundó el Coro de Cámara Vocal Leo en 1993: “Hice el grupo inicialmente como un proyecto artístico y luego nos insertamos dentro del panorama musical cubano.

“Mi primer esposo, el maestro Jorge Luis Pacheco, colaboró conmigo. Queríamos que la gente bailara y se moviera en nuestras presentaciones. Para identificar al grupo pensamos en Leo Brouwer, un artista de vanguardia, de ideas brillantes y creativas”.

-¿Qué hace a Vocal Leo diferente de las demás agrupaciones de este tipo en nuestro país?

“En primer lugar, es la proyección vocal. Empleamos una voz amplia porque los miembros han hecho ópera y con la técnica que tienen se pueden adaptar a cantar otro tipo de música como es la polifonía. Todos tienen grandes voces y me permiten hacer muchos tipos de repertorio. En el escenario nos movemos, bailamos y hacemos escenografía.

“Interpretamos música del siglo XX, Romántica y Barroca. Nos gusta entonar las canciones de autores internacionales de la talla de Monteverdi y Mozart. También, asumimos obras cubanas de Leo Brouwer, Guido López-Gavilán, Roberto Varela y Beatriz Corona, con esta última grabamos un disco llamado Aire Nocturno, en 2002”.

Son numerosos los premios y reconocimientos conquistados por la agrupación en eventos de todo el mundo, entre los que se destacan el Concurso Internacional de Cantonigrós, España (1998 y 2008); Cubadisco (2001 y 2015) y primer galardón en el concurso Jalisco Canta, en México (2015). “Estas competiciones son muy emotivas y estresantes, pero cada una de ellas aportó una gran experiencia al grupo”, afirma.

De todos los acontecimientos, recuerda con gran emoción la Olimpiada Coral de Bremen, Alemania, en 2004. “Fue una experiencia extraordinaria, había agrupaciones de todas partes del mundo. Nunca pensé ganar dos medallas de oro en ese certamen. Cantamos en la categoría de música cubana, de concierto popular, a cappella y coro de cámara”, recuerda.

Labor como profesora

Como parte de su actividad docente ha participado en talleres y conferencias en España, México, Colombia, Ecuador, Guatemala, entre otras naciones: “Tenemos fama de que los cubanos nos llevamos muchos premios en los concursos y a los estudiantes extranjeros les gusta recibir nuestra cultura. Yo también aprendo mucho de ellos”.

Participó, además, en la Conferencia Regional del Noroeste de la Asociación de Directores Corales de Los Estados Unidos, realizada en Seattle. “Allí presencié treinta y cuatro conciertos de grupos musicales de muchos países. Después, los artistas norteamericanos vinieron y trabajamos juntos. Resultó ser un intercambio muy bueno”, precisa.

También es profesora de Dirección Coral y Lectura de Partituras del Conservatorio Municipal de Música Amadeo Roldán: “Tengo alumnos buenísimos, talentosos y muy reconocidos. Adoro cuando me invitan a sus ensayos”.

-Desde su perspectiva pedagógica sobre la música, ¿a qué se deben los cambios en los gustos musicales de nuestro tiempo?

“¡Hemos perdido tantas cosas! La crisis de valores de la sociedad cubana de hoy ha condicionado el gusto y la preferencia musical. Recuerdo que cuando Leo Brouwer iba a dar un concierto en la Sinfónica, las colas eran inmensas. ¡Ahora no es así! En días normales el público asiste muy poco a este tipo de eventos debido a la preferencia por géneros actuales como el reguetón, el cual ha influenciado de manera negativa en las personas que lo escuchan.

“Antes, cuando mis compañeros estudiaban violín, el mayor sueño era entrar en la Orquesta Sinfónica Nacional, ahora los estudiantes prefieren tocar en una agrupación popular porque quieren ganar más dinero. Muchas veces sus familiares les obligan a pensar así. No buscan la satisfacción espiritual. La degeneración de los principios ha influido en la mentalidad de los muchachos.

“Pero, ‘¡yo me muero como viví! Mis padres querían que fuese un buen músico y seguiré trabajando cada día por este sueño. Deseo superarme, interpretar repertorios diferentes y más profundos. Siento que puedo hacer mucho más por la cultura cubana”.

Pie de foto: Corina Campos Morales fue condecorada con el Premio Honor en el certamen Cubadisco 2015 por su relevante trayectoria cultural.

 

Ficha técnica:

 

Objetivo central: Destacar la trayectoria artística de Corina Campos Morales y su coro de cámara Vocal Leo.

 

Objetivos colaterales: Mostrar la existencia de un fuerte movimiento coral cubano, muy reconocido a nivel internacional.

 

Tipo de entrevista:

Por los participantes: Individual´.

Por su estructura: Mixta.

Por su contenido: Personalidad.

Por el canal que se obtuvo: Directa.

Tipo de título: Genérico.

Tipo de entrada: Directa o de presentación.

Tipo de cuerpo: Mixto.

Tipo de preguntas declaradas:

1) Por aquella época, en ese conservatorio impartieron clases excelentes músicos cubanos, ¿tenía usted alguna admiración especial? Directa.

2) ¿Qué hace a Vocal Leo diferente de las demás agrupaciones de este tipo en nuestro país? Abierta.

3) Desde su perspectiva pedagógica sobre la música, ¿a qué se deben los cambios en los gustos musicales de nuestros tiempos?  Opinión.

Tipo de conclusión: De opinión o comentario del entrevistado.

Tipo de fuentes: Directas y documentales.

Fuentes documentales consultadas:

http://www.cadenahabana.cu/category/especiales-musica/

http://www.radioenciclopedia.cu/noticias/

obtiene-vocal-leo-maximo-galardon-concurso-mexicano-20150910

http://www.musicaconcierto.cult.cu/index.php/es/

catalogo/coros/105-coro-de-camara-vocal-leo



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris