Facebook Twitter Google +1     Admin

UNA BATALLA CONTRA LA HIERBA Y EL OLVIDO

20160526124656-yaima.jpg

A 60 años de la colocación del Obelisco a las tropas mambisas en el municipio artemiseño de Güira de Melena, los pobladores lo borran de la memoria histórica y subsiste en un caos total.

Texto y fotos:
YAIMA MALAGÒN FRANCHI-ALFARO,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

El municipio artemiseño de Güira de Melena recuerda cada momento histórico acontecido en sus calles o predios con una construcción conmemorativa. Sin embargo, a 60 años (2015) del emplazamiento del obelisco en homenaje al paso de la Invasión a Occidente, comandada por Antonio  Maceo y Máximo Gómez, pocos conocen de su existencia y del pésimo estado en el cual permanece.

Colocado en el año 1955 y con un invaluable significado patriótico, hoy un pequeño monumento sucio, despintado y con aspecto que desdicen del hecho al que intenta recordar, es lo que queda de la construcción situada en el lugar conocido como bodega “Pedro Díaz”, donde el 4 de enero de 1896 la Columna Invasora, bajo el mando del Titán y El Generalísimo, divisaron el poblado güireño.

“En esa zona que ahora tiene una tarja prácticamente ilegible se efectuó una entrevista entre ambas personalidades, en la cual Antonio Maceo tomó la responsabilidad del ataque al pueblo, al saber que el jefe del Cuerpo de Voluntarios no estaba dispuesto a rendirse, sino a presentar una fuerte resistencia”, relató Rigoberto Castañeda Díaz, historiador municipal.

Una encuesta aplicada a 150 estudiantes de la Escuela Secundaria Básica Urbana (ESBU) José Manuel Seguí Jiménez, reveló que el ciento por ciento no conoce sobre la huella histórica de la campaña invasora en el municipio.

Por otra parte, Enrique Santiesteban, profesor de Historia en la ESBU, comentó: “En la asignatura solo se abordan los hechos más relevantes del territorio y si tiene algún recordatorio donde ocurrió, pues organizo una visita con los estudiantes sea aniversario o no de la fecha, además del contenido del programa para la enseñanza, aunque el tema de la Invasión del 95 nunca nos ha conducido a la arquitectura conmemorativa por no saber de su emplazamiento”.

Esta incongruencia en el aprendizaje de la historia local hace que estudiantes de noveno grado como Laura Castillo y Alejandro Pérez, ratifiquen el nulo conocimiento del sitio donde estuvieron Gómez y Maceo para trazar la estrategia de ataque al pueblo. “Pensar que pasaron tan cerca de nuestras casas y no sabíamos del monumento erigido en homenaje al paso de dos figuras legendarias y de las tropas mambisas”, opinó Castillo.

La denominación dada fue la de Obelisco a las tropas mambisas, levantado en hormigón y bronce, con dimensiones de cuatro metros de alto y seis de ancho, según datos del Museo Municipal.

Al decir de Rigoberto Castañeda Díaz, el autor del  monumento se desconoce hasta nuestros días y tampoco aparece ningún dato de algún promotor o donante.
Pese a la poca legibilidad de la placa de bronce, aún es posible descifrar, bien de cerca, el texto que tiene inscrito: “En este lugar se efectuó la entrevista entre los Generales Máximo Gómez y Antonio Maceo, que determinó la entrada de las fuerzas invasoras en Güira de Melena el 4 de Enero de 1896”.

Nilma Ravelo Acosta, directora del Museo Municipal, insistió en el poco conocimiento sobre el obelisco, incluso resaltó que no fue registrada la fecha de la colocación. En la institución solo existen dos fotos y unos escasos documentos sobre controles realizados al mismo.

“Una centuria después de los acontecimientos históricos, allí se colocó una tarja y se celebró una ceremonia, pero luego quedó sumido en el olvido y la desatención”, agregó José Luis Perdomo García, vecino de la zona desde hace 70 años.

Un control realizado al terreno, el 12 de febrero de 1987 por la Delegación de Patrimonio Cultural y el Departamento de Monumentos, recoge en el aspecto denominado Uso Actual, que el obelisco “se utiliza para actos políticos-revolucionarios”, mientras Perdomo García alega que solo recuerda como ceremonia el día de la inauguración.

A su vez, Yenise Valdés González, miembro del buró municipal de Partido Comunista de Cuba, comentó que actualmente no cuentan con Conservador de Bienes Patrimoniales e Históricos, respuesta que hace pensar que el deplorable estado de tarjas y monumentos continuará durante un prolongado tiempo.

Es por esta situación que los vecinos del Barrio Pedro Díaz  se preguntan, ante tanta destrucción del monumento, que quiénes son los encargados del cuidado sistemático de los lugares históricos del municipio.

A la interrogante respondió el arquitecto Ramón Echazabal Díaz, director municipal de la Oficina de Monumentos y Asuntos Históricos: “Puede ser una granja o escuela, en fin, el propietario del terreno es el responsable de la conservación y el mantenimiento”, por lo cual el obelisco parece destinado a desaparecer, tanto en lo físico como en el imaginario de los güireños.

No obstante, pese al desapadrinamiento de la construcción, Echazabal Díaz anunció,“para combatir la hierba y el olvido”, que se realizará el engalanamiento del monumento y actividades para el próximo 4 de enero, cuando se cumple el aniversario 120 (2016) del paso de la Invasión a Occidente por el municipio.

Pie de fotos: 1-En este lugar se efectuó la entrevista entre Gómez y Maceo para definir el destino de la Invasión a su paso por el territorio güireño; 2-El obelisco subsiste en un caos total, agudizado por la pérdida de sus cercas perimetrales.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Especial de Contraste.
Tipo de nota: Interpretativa-Explicativa-Retrospectiva.

Tema: El aniversario 60 de la colocación del Obelisco a las tropas mambisas en el municipio de Güira de Melena, su desconocimiento y deplorable estado constructivo.

Situación problémica: Desconocimiento del Obelisco a las tropas mambisas en el municipio de Güira de Melena y el pésimo estado constructivo y estético en el cual se halla.

Objetivos colaterales: Demostrar cómo influyó en nuestra historia local y nacional, a pesar de encontrarse en una zona rural. Dotar de sentido de pertenencia al municipio de Güira de Melena por este obelisco y que se realice alguna acción que permita su reconstrucción.

Estrategia de fuentes:

Documentales:

Inventario Nacional de Construcciones y Sitios Históricos de Güira de Melena, 1987.

Datos del Museo Municipal.

Directas:

Rigoberto Castañeda Díaz, historiador municipal. Especializada y oficial. Juicio de valor.

Enrique Santiesteban, profesor de Historia en la Secundaria Básica. Implicada. Juicio  de valor.

Laura Castillo y Alejandro Pérez, estudiantes de noveno grado. No implicadas. Juicio de valor.

Nilma Ravelo Acosta, directora del Museo Municipal. Especializada y oficial. Juicio analítico.

José Luis Perdomo García, vecino del barrio Pedro Díaz. Testigo. Juicio de valor y analítico.

Yenise Valdés González, miembro del buró municipal de Partido Comunista de Cuba. Implicada y oficial. Juicio analítico.

Ramón Echazabal Díaz, director municipal de la Oficina de Monumentos y Asuntos Históricos. Especializada, implicada y oficial. Juicio de valor y analítico.

Soportes:

Hecho: Desconocimiento y pésimo estado constructivo y estético del Obelisco a las tropas mambisas en el municipio de Güira de Melena.

Contexto: La celebración del aniversario 60 del emplazamiento del Obelisco las tropas mambisas.

Antecedentes: El lugar que ocupa fue un importante escenario de lucha y lo que allí sucedió, logró contribuir al desarrollo exitoso de la Invasión a Occidente en 1895 al mando de Máximo Gómez y Antonio Maceo.

Situaciones colaterales que pudieran influir: La escasa divulgación de temas relacionados con la historia local, además del lugar donde se encuentra ubicado el obelisco.

Tipos de juicios: De valor y analíticos.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris