Facebook Twitter Google +1     Admin

UN NUEVO PASEO PARA LA CIUDAD

20160605144614-ailen.jpg

La reparación y ampliación de la Alameda de Paula dará renovados aires a la Bahía habanera con vista al turismo y el beneficio social.

AILÉN RIVERO HERNÁNDEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,     
Universidad de La Habana.

La Alameda de Paula, como parte de las obras de restauración y remodelación que lleva a cabo la Oficina del Historiador de la Ciudad (OHC), ampliará sus espacios para ofrecer una atracción distinta a la Avenida del Puerto de la capital cubana.

Orlando Inclán, arquitecto de la dirección de proyectos de la OHC, afirma que la obra, en forma de “T”, tendrá más de 150 metros de largo y alrededor de 70 de ancho y comunicará la salida al mar con el Emboque de Luz y la cervecería en el antiguo Almacén del Tabaco y la Madera.

El Paseo Marítimo de Paula tendrá una baranda perimetral y en los extremos se ubicarán las zonas de estar, conformadas por mobiliario urbano y elementos verticales de protección solar. Su finalidad es generar un espacio público donde se creen zonas de descanso y se logre el contacto con el mar.

En la faja de las pasarelas, la acera llevará un pavimento diferenciado con el fin de distinguir el área. Las conexiones se producirán por rampas y la superficie será antirresbalable y texturizada, cumpliendo con las normas contemporáneas de accesibilidad

El objetivo de este proyecto es proporcionarle una nueva imagen a la ciudad, transformando lo que fuera su salida, en su próxima entrada y devolverle la utilidad a los espacios que abarca la Alameda, facilitando remozamientos a las antiguas edificaciones y construyendo otros espacios.

“Será esta obra totalmente nueva, pero con toda una historia que permanecerá para que sea contada por muchas generaciones”, asegura Yordano Sánchez, arquitecto restaurador.

Tras el proceso de salida del puerto hacia el Mariel en el 2009, se comenzó una tarea para transformar los escenarios del patrimonio industrial en lugares de encuentro, servicios y culturales, con una proyección urbana.

Antecedido por un trabajo de limpieza de la Bahía, que continúa, la obra pretende “abrir la ciudad al mar”. Para ello se apoya, además de la Oficina, en el Instituto de Planificación Física y el Gobierno de la capital.

La Alameda es considerada el primer paseo de la capital y su terminación se sitúa en 1776, cuando se convirtió en un verdadero espacio social y cultural de La Habana, construido por Antonio Fernández Trebejo bajo las instrucciones del Capitán General Marqués de La Torre, corrobora el Archivo de la OHC.

Pie de foto: El proyecto pretende “abrir la ciudad al mar”.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Clásico de Qué.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.
Tipo de información: Simple.
Tipo de fuentes: Directa, documental.
Primer valor-noticia: Interés colectivo.
Otros dos valores-noticia: Novedad, Proximidad.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris