Facebook Twitter Google +1     Admin

“PARA HABLAR ESTÁN MIS FOTOS”

20160629042947-sergio.jpg

Raúl Cañibano es ganador del Gran Premio del I Salón Nacional de Fotografía y su obra posee un estilo surrealista en blanco y negro.

SERGIO FÉLIX GONZÁLEZ MURGUÍA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.
Foto: Cortesía del entrevistado.

Una infancia dotada de amor filial y llena de aventuras con los amigos por los campos del pueblecito tunero de Manatí, marcan profundamente la memoria de este artista de la imagen que es considerado uno de los mejores fotógrafos de Latinoamérica, por el alto grado de simbolismo en su obra.

Raúl Cañibano Ercilla, a sus 54 años, me recibe en su casa de Marianao dispuesto a contar sobre sus incursiones en el mundo de la fotografía: aciertos y desencuentros.

Cañibano rememora aquellos momentos mientras disfruta de un trago de ron Santiago, su preferido, comentando que fue por vía de un amigo que se dedicaba a fotografiar estudiantes de una secundaria básica, que él ve por primera vez un laboratorio fotográfico, los químicos para obtener la imagen y la propia cámara para estos fines. Poco tiempo después, en La Habana, y sin haber hecho una sola foto, se propuso reunir todo el equipamiento necesario para obtener sus propias instantáneas.

“Mi paso por el estudio Caracas me ayudó a comprender las principales técnicas de la fotografía y a dar los primeros pasos en el mundo del lente. Allí realicé trabajos para fiestas, bodas y todo tipo de reuniones familiares donde hiciera falta enmarcar la ocasión”, comenta mientras pasa reiteradamente su mano por la cabeza.

“El Cañi”, como lo conocen sus compañeros del gremio, cuenta que fue a partir del contacto con la obra de Alfredo Sarabia fue que decide expresarse mediante la fotografía de forma artística. Se considera a sí mismo como un autodidacta formado en una época tan convulsa en Cuba como el periodo especial.

Mientras me muestra algunas fotos de su álbum de trabajo, dice: “Grandes de la fotografía como Cartier-Bresson y Sebastián Salgado, así como los maestros del surrealismo Salvador Dalí y René Magritte, constituyen un referente para mí, y creo que mis fotos tienen un toque místico por influencia de esas vertientes culturales”.

Confiesa, entre risas, que al principio no tenía idea alguna de cómo usar la cámara, pero fue educando la mirada en el lente y perfeccionándola. “Además, mi pasión se vio interrumpida durante la década de los ‘90, pues a raíz de la necesidad nadie quería comprar fotos y tuve que dedicarme al oficio de soldador confeccionando rejas con un amigo”.

En 1998, conoce algunos amigos extranjeros, quienes le facilitan materiales necesarios para recomenzar su quehacer fotográfico. Ello posibilita que pueda presentar imágenes a concursar, al año próximo, para optar por el Premio del I Salón Nacional de Fotografía, del cual ganó el primer lugar con cuatro piezas de su serie Tierra Guajira.

La tarde en casa de “El Cañi” transcurre amena, entre fotos, risas y algún que otro tentempié que su hija nos brinda con amabilidad. Le pedí que me hablara de algunas obras destacadas dentro de su portafolio de trabajo: “Tierra Guajira significa para mí un reflejo de mi niñez, pues se ambienta en el poblado tunero de Manatí, donde me crié. Ahora me encuentro trabajando en una nueva serie titulada Ocaso, sobre el adulto mayor en Cuba, porque considero que lo expresado en cada imagen es lo más íntimo para documentar mi época”.

¿Y qué me dice de Alberto “Korda” Díaz Gutiérrez?, pregunto y tras pensarlo en silencio durante un par de minutos, responde: “Tuve el privilegio de intercambiar ideas con él y de exponer junto a sus obras en Inglaterra, pero lamento mucho no haber compartido más tiempo con el maestro…, es un hombre que no se puede describir con palabras”.

La visita llega a su fin y me retiro satisfecho con el resultado de una conversación con este artista que me decía, muy tímido al principio, que no quería decir nada, porque “para hablar están mis fotos”.

Pie de foto: Raúl Cañibano es considerado uno de los mejores fotógrafos de Latinoamérica, según el portal de promoción artística Foto Visura.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris