Facebook Twitter Google +1     Admin

LO QUE TRAJO EL AGUA

20160629043249-sealys.jpg

La rehabilitación de las redes hidráulicas en la Isla de la Juventud se traduce en palpables beneficios para la población, pero la demora en la terminación del proceso aumenta el número de enfermedades respiratorias.

SEALYS GARDÓN PANTOJA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.
Fotos: VÍCTOR PIÑERO FERRAT.

El proceso de renovación del acueducto en el municipio especial Isla de la Juventud comenzó en junio de 2012, como parte del Plan de Desarrollo Integral implementado por el órgano local del Gobierno. Urgía, en tiempos de ahorro necesario, luego de 37 años de explotación ininterrumpida.

Consiste en sustituir todo lo viejo. Comenzó con las conductoras que abastecen desde los pozos y posteriormente las redes dentro de la población. Se emplean elementos plásticos (PEAD) reforzados, de mejor conducción y durabilidad.

Vladimir Matos Moya, vicepresidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), comentó en enero de 2016 a la emisora Radio Caribe: “La Isla en el 2015 cumplió un importante plan de inversiones en la restitución de las redes hidráulicas. Se han discutido problemas asociados con la calidad, pero hay un beneficio palpable para la población en cuanto a la estabilidad de la llegada del agua a los hogares.”

El inversionista principal de la delegación municipal del INRH, Marcos Moreno, destaca algunas ventajas del proceso: mejor presión (llegará a los pisos cinco de la edificaciones), los trabajos de mantenimiento no serán tan continuos y se hará uso racional del agua, pues será metrada para que los derrochadores tengan que pagar su indisciplina.

Angélica María Santiesteban Padrón vive en el poblado de Nazareno, lugar donde hace 30 años, la edad de esta pinera, no llegaba agua por vía diferente a los carros pipa. Hoy la situación es diametralmente opuesta. “Puedo llenar el tanque elevado con la manguera de la calle, todo gracias a la rehabilitación de las redes hidráulicas”, dice.

Yuliet Almaguer Pérez no habla con la misma gratitud en calle 59. Si bien no tiene grandes problemas con el abastecimiento del líquido, se ve afectada por el mal estado de la calle tras el arreglo. “Abren los huecos y reparan, pero no sellan, solo echan un poco de tierra encima. Así estamos hace más de un año. La transportación es casi imposible. ¡Y qué hablar del polvo que entra para las casas!”, protesta.

Poco a poco, a cada rincón de Nueva Gerona llega la novedad. El dilema, ahora, radica en lo que dejan atrás las maquinarias encargadas de picar las calles. El polvo se corona como rey de la ciudad. Solo tierra cubre los huecos y mucha gente olvidó ya la apariencia del asfalto.

Desde 2012 hasta el pasado año 2015, aumentaron en 2 345 los casos de infección respiratoria aguda, según reporta el Departamento de Estadística del Sectorial Municipal de Salud Pública. El período más crítico corresponde a 2014, cuando se registraron 51 920 afecciones.

¿Cuánta relación pueden guardar estas cifras con el estado de las calles tras las reparaciones acometidas? El doctor Ismael Dranguet Bouly, clínico, explica que la inhalación de polvo lleva a la acumulación de productos orgánicos en las vías respiratorias.

Esto afecta directamente a sus células fundamentales de defensa. Entonces, aparece la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), que puede desencadenar una insuficiencia cardíaca derecha y la disminución de la capacidad física.

Daniel Betancourt Mesías, alergista, reafirma que el entorno ambiental influye en el desarrollo de enfermedades alérgicas. “En la Isla de la Juventud hay una alta morbilidad de pacientes asmáticos y con problemas alérgicos de manera general. Soy testigo a diario en mi consulta de la agudización de los problemas alérgicos en los últimos tiempos. Cuando los pacientes están sometidos a gran exposición de polvo, aparecen los síntomas con mayor severidad y frecuencia”, agrega.

Ante esta situación, Manuel Aguiar Lamas, delegado del sector hidráulico, plantea que la terminación de los viales depende de la reparación de la planta de asfalto del territorio, que data de los años ´60, cuya tecnología es muy antigua.

La respuesta la puede tener Santiago Álvarez Dacal, director de Operaciones del Ministerio de la Construcción (MICON) en el terruño. Él afirma que la planta entrará en funcionamiento en abril, después de estar en renovación tecnológica desde octubre.

“Pese a esto, no dejó de brindar servicios hasta diciembre y en enero se hicieron algunos trabajos para asfaltar arterias principales como 41. Nosotros entregamos todo el hormigón asfáltico que nos solicitaron”, acota.

La mala situación  de las vías afecta a los conductores de cualquier tipo de vehículos. Yermay Rivero Peña maneja un bicitaxi, popular medio de transporte entre los pineros. “Esta cantidad de baches en todas las calles me maltrata mucho el bici y a la gente se le hace incómodo el viaje. ¡Así no se puede!”

Después de todo, ¿quién es el culpable? ¿Cuándo se dará solución al problema? El Plan de Desarrollo Integral, donde, como se dijo anteriormente, están incluidas estas reparaciones, concluye en 2020. Parece que habrá que esperar cuatro años más y dejar enfermar a otros miles de personas.  

Pie de fotos: 1-La rehabilitación de las redes hidráulicas en la Isla de la Juventud implica grandes roturas en las vías; 2-Así se ve la mayoría las calles de Nueva Gerona después de los arreglos pertinentes.




Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris